1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

El Brexit y la independencia de Escocia y Cataluña

Alfons López Tena 3/08/2016

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Como cualquier otro movimiento sísmico, el voto del Reino Unido en favor de abandonar la Unión Europea comienza a causar crecientes grietas y a generar ondas de aviso de tsunami, lo cual convierte las predicciones actuales en un ejercicio incierto, pues multitud de variables imprevisibles afectarán también a otros países.

Una de estas variables afecta a la existencia misma de alguno de los Estados directamente implicados: ¿Se mantendrá unido el Reino Unido, o conducirá el Brexit a la independencia de Escocia y su permanencia en la UE? ¿Se mantendrá unido el Reino de España, o también Cataluña se alzará por sí misma a la independencia?

En realidad, todo depende de cuáles sean los términos y condiciones del acceso del Reino Unido al mercado único europeo – pues incluso los partidarios más acérrimos del Brexit quieren su continuidad --tras negociaciones que podrían tardar años en concluirse. Los únicos precedentes son Groenlandia, parte de Dinamarca que votó por irse en 1982, haciéndolo efectivo en 1985; y Argelia, que lo dejó al obtener su independencia en 1962, ya que hasta entonces formaba parte de la Comunidad Económica Europea al no ser legalmente una colonia sino parte integrante de Francia de pleno derecho.

De acuerdo con el artículo 50 del Tratado de Lisboa, los términos de la salida del Reino Unido se acordarán entre los otros 27 miembros de la UE durante un tiempo máximo de dos años, sin que el Reino Unido tenga ni voz ni voto y bajo el amenazador espectro de un sortilegio de desintegración a conjurar por la UE convirtiendo la salida en una opción aterradora para otros, y para ello impedir que el Reino Unido goce de los beneficios de pertenecer a la UE después de haberla abandonado, no sea que otros Estados miembros dubitativos piensen en seguir el mismo camino.

La respuesta preferida de la UE a la mayoría de las crisis, apañárselas como sea, ya no será una opción, ni tampoco la fantasía que se les prometió a los británicos de tener simultáneamente el vino en la bota y la mujer borracha, es decir, todos los beneficios de la UE y ninguna de sus obligaciones.

El trato que la UE le ofrecerá al Reino Unido podría ser:

Opción noruega: ser miembro del Espacio Económico Europeo (EEA, por sus siglas en inglés), a cambio de contribuir al presupuesto de la UE (Noruega abona una cantidad similar a la que el Reino Unido paga ahora mismo per cápita), y de permitir la libre circulación de personas. 

Opción suiza: menor sujección a las reglas de la UE, pero también un acceso más limitado al mercado único, y permitir la libre circulación de personas.

Opción canadiense: no pagar casi ningún arancel, no contribuir al presupuesto de la UE, no permitir la libre circulación de personas, pero en este acuerdo no entrarían los servicios bancarios ni los financieros. 

Opción argelina: exclusión absoluta, y relaciones comerciales con la UE bajo las reglas de la Organización Mundial del Comercio, como EE.UU., México o cualquier otro país.

En el fondo, sólo hay dos opciones, y ninguna es buena: aceptar aranceles al comercio con la UE según las reglas de la OMC, lo que perjudicaría cerca de la mitad del comercio británico y vaciaría Londres como centro financiero, o aceptar las reglas de la UE sin tener voz ni voto sobre su contenido. 

Simultáneamente el Reino Unido debe negociar nuevos acuerdos con el resto del mundo sobre comercio, actividades comerciales transfronterizas, regulaciones financieras, etc., que reemplacen los que ahora tiene como miembro de la UE, llenando el vacío dejado por los que abandona. Asimismo, el Parlamento tendrá que reescribir la legislación para eliminar el Derecho comunitario, y copiar o suprimir 60 años de legislación, 12.295 regulaciones europeas insertas en la ley británica, legislando de nuevo —un sueño jeffersoniano devenido en pesadilla.

Sin duda una tarea colosal, desmoralizante, y abrumadora, cuyas secuelas tensarán al máximo el ya desgastado deseo de Escocia de permanecer en el Reino Unido. Algo es seguro: cuanto mayor sea la pérdida de acceso al mercado europeo, mayor será el aumento del 45% de escoceses que votaron  por la independencia en 2014, a efecto de mantener dicho acceso; pero es un difícil acomodo porque Escocia vende cuatro veces más al Reino Unido que a la UE, y el libre acceso al mercado británico del que ahora goza estaría en peligro si Escocia no es aceptada como un Estado miembro de la UE cubierto por los nuevos acuerdos que ésta establezca con el Reino Unido, si es que los hay. 

Las posibilidades de que Cataluña sea independiente se han oscurecido porque el Brexit fortalece a España como socio fiable en la UE, a quien los demás Estados miembros evitarán presionar para forzarla a permitir que los catalanes voten si quieren ser independientes, que es la única carta que los catalanes han escogido jugar en nuestros días. Es un giro irónico, ya que la disuasión de cualquier ruptura más que implementar el Brexit generará, es probable que asuste tanto a los escoceses como a los catalanes y les conduzca a una resignada aceptación del status quo para ahorrarse los riesgos y las incertidumbres que la independencia suscita, sea o no de mutuo acuerdo.

El referéndum sobre el Brexit daba a elegir entre dos opciones claras: permanecer en la UE de acuerdo con las reglas conocidas y existentes, o abandonarla en favor de una alternativa sin especificar y desconocida.

Si la elección por los británicos del haz de imprevistos e incógnitas en que consiste el Brexit acaba tan mal como es de prever, escaso apetito les quedará a los escoceses y a los catalanes de independizarse del Reino Unido y de España, respectivamente, en medio de la creciente turbulencia que el temor de perder el libre acceso a los mercados que ahora disfrutan provocaría.

Consideraciones ideológicas, nacionales, o de deseo de libertad, a veces predominan sobre las económicas. Es lo que ha sucedido en el Reino Unido, pero está por ver que Escocia y Cataluña posean la tenaz fuerza de voluntad que se requiere para superar los temores que desencadenarán los efectos y secuelas del Brexit, dado que la salida tiene un precio.

Las ilusiones ilusas que contemplaban la independencia como un suave paseo llegan a su fin —tampoco Escocia y Cataluña pueden tener el vino en la bota y la mujer borracha, como el Brexit mostrará con una crudeza que a todos los implicados les hará ser plenamente conscientes.

Se requiere tomar una decisión, y sea cual fuere será dolorosa.

----------------------------------------------

Alfons López Tena ha sido Vocal del Consejo General del Poder Judicial y diputado del Parlamento de Cataluña.

Publicamos la traducción de este artículo con su expreso permiso y el de Business Insider, donde apareció originalmente.

Como cualquier otro movimiento sísmico, el voto del Reino Unido en favor de abandonar la Unión Europea comienza a causar crecientes grietas y a generar ondas de aviso de tsunami, lo cual convierte las predicciones actuales en un ejercicio incierto, pues multitud de variables imprevisibles afectarán...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Alfons López Tena

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

3 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Ramón

    La política lingüística en Cataluña la decide Cataluña. Una región llena de prejuicios clasistas donde muchos se creen mejor q su vecino. Para muchos españoles os podéis ir pasado mañana, esto puede sorprenderte pero... nos da igual! Ahora bien, no pienses que los pueblos o las naciones se gobiernan y se otorgan "libertad". Unos pocos te van a gobernar y se van a quedar con lo q es tuyo, se apelliden Pujol o Ramírez o Merkel. Por eso es un lenguaje ridículo, por que es falaz, interesado, sesgado o simplemente ingenuo, ok?

    Hace 5 años 1 mes

  2. Toni

    La libertad en este caso engloba todo: libertad económica, política, nacional, cultural, linguística,... y es sinónimo de sobirania. Qué no entiendes? Acaso la política linguística en España la decide Francia o Portugal? No, la decide España. Pues queremos lo mismo en Cataluña. Ya ha quedado claro que España no quiere ser plurinacional. Y si España no defiende nuestros intereses, los defenderemos nosotros mismos. Y la única manera es ser independiente.

    Hace 5 años 1 mes

  3. Ramón

    "Deseos de libertad"... Que lenguaje más ridiculo, de verdad.

    Hace 5 años 1 mes

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí