1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Ada Colau / Alcaldesa de Barcelona

“Hay que volver a hacer política en la calle”

Concita de Gregorio (LA REPUBBLICA) 13/07/2016

<p>Ada Colau en el último Pride Parade en Barcelona </p>

Ada Colau en el último Pride Parade en Barcelona 

AYUNTAMIENTO DE BARCELONA / FLICKR

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Ada Colau, alcaldesa de Barcelona desde hace un año, es el personaje político más interesante en el  cuadro de la izquierda española. Según muchos, será la próxima líder nacional que conseguirá disputar el gobierno a los dos partidos que hasta ahora se han alternado como guía del país: el PSOE y el PP.  Su partido no es Podemos, fue elegida como alcaldesa en junio de 2015, en cabeza de una lista cívica, Barcelona en Comú, nacida de una experiencia de movimientos de ciudadanía transversales y ajenos a los partidos.  Colau ha sido líder  de la “plataforma de los desahuciados”, que ha crecido en los años de la burbuja inmobiliaria, cuando las hipotecas de los bancos privaron de casa a miles de personas y empobrecieron de manera radical  a la clase media que, indignada, salió a las calles.

En las elecciones generales del 26 de junio, Barcelona en Comú se presentó aliada con Podemos (En Comú Podem – Unidos Podemos) y ha ganado de nuevo las elecciones en Cataluña. Un éxito que contrasta con la caída de Podemos a nivel nacional, ligera pero muy decepcionante por las altas expectativas creadas y por el hipotético sorpassoal PSOE: no lo han conseguido y el liderazgo de Iglesias, que sostenía la alianza con Izquierda Unida, ha salido tocado.

En perspectiva, la figura de la alcaldesa de Barcelona, una mujer de 42 años, es la que más esperanza genera para un cambio en el panorama de la nueva izquierda.

En esta entrevista, la alcaldesa de Barcelona habla de política, naturalmente, pero también de su vida privada: de su madre, de sus abuelos, de su infancia, de su idea de futuro, de su hijo. Habla un perfecto italiano que aprendió en Milán durante su Erasmus como estudiante de Filosofía.  “La canción secreta, con la que duermo a Luca- -dice-- es la música de Amarcord, de Nino Rota”.

¿A qué cree que se debe la pérdida de más de un millón de votos respecto a las elecciones de hace seis meses?

La política está hecha de personas, no es un algoritmo. El progreso, que nace de la sociedad y con el tiempo se refleja, a veces va para adelante, vuelve atrás, se estanca, genera dudas. No es una línea en la que después de A, viene B y luego C. Podemos salió a escena y enseguida obtuvo un gran resultado en las elecciones europeas, luego ganó las grandes ciudades en las municipales: parecía que la consecuencia lógica era que en las primeras generales superase al PSOE e incluso ganase al PP. Pues no. Es más lógico que eso no pase. Hablamos de estructuras de poder que gobiernan desde hace décadas, que están aliadas con  poderes económicos, con los medios más potentes. Era evidente que no sería fácil. Claro que ha habido un error en la campaña electoral y hay que saber hacer autocrítica. Tampoco hay que pensar que la gente es tonta o vaga. Se había creado una gran expectación y la gente no ha ido a votar. No podemos olvidar lo que siempre hemos dicho: el cambio real tiene que producirse en la sociedad. Si dejamos de trabajar en los barrios, en la vida cotidiana, en los lugares de trabajo y de vida,  por mucho que acierte con el mensaje o con el candidato, la victoria será siempre efímera. Lo que cambia un país no es una persona o un lema. Podemos ha ganado entre los jóvenes, entre quienes no votan y en las clases populares: en este sentido es un voto de “clase”. Tiene que quedarse ahí para crecer. Hay que ser ambicioso y utópico para cambiar pero hay que quedarse en las cosas concretas.

¿Cree que Podemos está perdiendo contacto con esos sectores de la sociedad?

Digo que no debe perderlo. Además, las causas de la abstención son muchas: cansancio por demasiadas convocatorias a las urnas, frustración por no haber conseguido crear gobierno  después de las primeras elecciones, el Brexit, la crisis, el miedo. Hay muchas cosas que influido, no solo una.

¿Cree que después del Brexit, el apoyo de Podemos a la independencia catalana ha asustado a los electores? 

Este es un ejemplo de la impresionante máquina de propaganda de la que disponen el PP y el PSOE. Han hecho campaña con la financiación en Venezuela, con la independencia catalana y por último con el Brexit. Deshacer este miedo es nuestro trabajo pero hace falta tiempo. Las explicaciones simples son un error al cual nos quieren llevar. No se trata de querer o no la independencia catalana: se trata de hacer un referéndum que pide el 80% de la población. Hay que defender con fuerza la soberanía de todas los pueblos, no solo la de los catalanes. Descentralizar el poder, que los ciudadanos tengan la última palabra. Cuanto más se intente impedir a los ciudadanos que se expresen,  peor será. Siempre.

¿Se consigue gobernar dando tan a menudo la palabra a los ciudadanos?

Esto del exceso de democracia es una criatura muy difundida entre los que no quieren que cambien las cosas. Cuando hablo de la soberanía de los ciudadanos, hablo de prácticas democráticas que la gente ha puesto en marcha. No de asamblea permanente: sería estúpido e infantil. El sistema político tiene que acercarse y acompañar a los procesos que se producen solos. Un gobierno de cambio pasa por una profundización de la democracia, que significa participación y transparencia, eliminar los mecanismos que alimentan la corrupción y que someten la política al poder bancario. La sociedad está muy adelantada: trabaja en la red para conseguir objetivos y es mucho más ágil que las instituciones. La gente se organiza. Los movimientos sociales han crecido con los móviles, las redes han hecho política muy ágil y eficaz. La dicotomía entre eficacia de gobierno y horizontalidad de participación es falsa. Nosotros lo demostramos.

Ha puesto en el centro de su política los derechos civiles y ha dicho que trabaja por una feminización de la política no solo en los números sino también en los valores y en las prácticas. Los movimientos, en Barcelona, usan el femenino plural para indicar a todos: un hombre cuando habla dice “ nosotras”. ¿Cree es la manera adecuada?

Es verdad, en los movimientos, desde hace años, es muy común usar el femenino plural para indicar a todos: no sé si es la manera más eficaz pero seguramente alude al tema. Que el masculino plural sea el modo para referirse a hombres y a mujeres es el resultado de una cultura patriarcal. Las diferencias de género son sobre todo culturales, pero son reales. Con las mujeres es mucho más fácil trabajar, colaborar en vez de hacer una competición, una lucha. En política ésta es una experiencia muy clara. Feminizar, para mí, quiere decir esto: hay una forma no masculina pero machista de hacer política --una forma de poder vertical y autoritario--  y hay otra manera donde la autoridad no procede de la imposición sino del reconocimiento y la  apreciación. Cuando los demás reconocen que eres útil. Durante décadas la sociedad machista y capitalista ha puesto en el centro del poder la acumulación, el dinero. Creo que hoy hay muchas más mujeres y hombres preparados para poner en el centro la protección.

Usted, también como alcaldesa, choca con los bancos. ¿Cuál es su relación con el dinero?

Como alcaldesa más que como activista soy consciente del hecho de que nunca es el dinero lo que resuelve las cuestiones principales. Los cambios que necesitamos son sobre todo en la forma de organizar la sociedad. Nunca me he encontrado en una situación que pudiera resolverse solo con dinero. Sin embargo, soy consciente de su valor. Vengo de una familia popular, en casa hemos sufrido la pobreza. Cuando eres pobre, el dinero te falta para vestirte, para coger el metro, porque tus amigos salen y tú no. De joven, cuando tenía dinero me lo gastaba en libros: todavía hoy mi única propiedad es mi biblioteca. No necesito una casa, puedo vivir de alquiler. Pero los libros son míos. De pequeña, los escondía encima del armario.

¿Encima del armario?

Soy la mayor de cuatro hermanas, y me llevo mucho con la segunda. Dormíamos en el mismo cuarto, yo, en la cama de arriba de una litera. Desde ahí, llegaba a la parte de arriba del armario y escondía mis cosas: algo de comida, los cuadernos. Era mi refugio secreto cuando necesitaba estar sola. Era muy tímida entonces. Me daba vergüenza que los otros me vieran. Pero miedo no, nunca me ha dado miedo el “mundo exterior”: al contrario,  de mi madre Tina he aprendido lo que creo que es su y mi mayor virtud: la empatía. No ha estudiado, siempre ha tenido que hacer cosas que no le gustaban pero está abierta al mundo, vive para los demás.

Si pudiera, ¿querría saber algo de su futuro?

No, conocer el futuro te condena a llevarlo a cabo. Prefiero construirlo.

Y del pasado ¿hay algo que querría volver a vivir?

Por una noche, mis abuelos. Murieron antes de que yo fuera madre y alcaldesa. Querría que conocieran a mi hijo, del cual aprendo cada noche a confiar de nuevo en la gente, y querría que vieran el resultado de su enorme esfuerzo: que me vieran aquí en el trabajo, que nunca hubieran imaginado. Serían tan felices…

---------------------

Traducción de Elisa M. Andrade

Autor >

Concita de Gregorio (LA REPUBBLICA)

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

12 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Pau B.

    Otro "palmero" escribidor, JAJAJA...

    Hace 4 años 9 meses

  2. Julio Llop

    COMO DICE ADA: No podemos olvidar lo que siempre hemos dicho: el cambio real tiene que producirse en la sociedad. Si dejamos de trabajar en los barrios, en la vida cotidiana, en los lugares de trabajo y de vida, por mucho que acierte con el mensaje o con el candidato, la victoria será siempre efímera. Lo que cambia un país no es una persona o un lema.

    Hace 4 años 9 meses

  3. jose luis

    ¡GRANDE, A, GRANDE, ADA, ERES MUY GRANDE, GRACIAS POR TODO!

    Hace 4 años 9 meses

  4. Trex

    Para todos los haters y trols que han escupido en los comentarios, pese a vuestra rabia y odio, seguiremos gobernando en las principales ciudades de España. Y para aumentar vuestra frustracion no hay nadie fuera del PP, que quiera apoyar a vuestro mediocre lider. Entiendo que destileis inquina, por que de esta lado estan l@s mejores y vosotros solo teneis peleles balbuceantes que ni siquiera son capaces de hablar otro idioma. No habeis logrado nada insultando a Ada en todos los diarios digitales, antes de que fuera candidata y ahora vuestros comentarios solo demuestra el miedo que teneis.

    Hace 4 años 9 meses

  5. eleusipo

    ¿ Pero esta señora ha pensado y creaído que la democracia moderna, con su ordenado contexto, pùede consistir en continúas algaradas por las calles...? ¿ De dónde vino esta persona, que parece que no se ha dado cuenta de ern qué siglo estamos y en qué área...? Dios de la vida... (CUP + IU + Podemos +...) = El pasado más amargo e incivil. Saudos.

    Hace 4 años 9 meses

  6. Mentalmente

    Que un partido se diga del cambio, democrático y de la gente. Y luego en verdad sea progreizquierdista, porque sus fundadores lo son y no hacen nada para contrarrestarlo. Solo sirve para que las cosas se mantengan tal y como estaban, sin cambios. Un partido que es exactamente lo mismo que el resto. Sin cambios. Partidista, egocéntrico, antisocial, y enajenado en su mundo propio. Ajeno a la voluntad ciudadana. Sin cambios de verdad no hay cambios. Los partidos del cambio tienen que ser notablemente, y funcionalmente diferentes a los otros. Sensiblemente diferentes para la gente. Porque sino, no son del cambio, sino del Mantenimiento del Eterno Retorno de lo Mismo.

    Hace 4 años 9 meses

  7. Liberto

    Por fin,alguien que representa a una mayoría silenciosa , que siempre ha estado sometida a los caprichos de una oligarquía dominante y cástradora ; Continua así y pronto tendremos una república que será ejemplo y modelo de participación popular para la mayoría de los países de la Unión Europea

    Hace 4 años 9 meses

  8. Jose Maria

    Creo que Ada Colau es la mejor dirigente de todo el conglomerado de Unidos Podemos lejos. Es la mas centrada y la que tiene la universidad de la calle mejor aprendida que muchos otros. Me parece que pablo iglesias deberia ser mas un Presidente del Partido y un teorico y dejar a gente como Colau al frente en las elecciones.

    Hace 4 años 9 meses

  9. antonio

    Esta pseudoizquierda trata desesperadamente en buscar una lider(lideresa) para seguir con la verbena de los y las muchachas guays.Esta lideresa siempre busca retorcer las cosas.Se vota declarar persona non grata a don Felipe y se abstiene dando una explicación que mejor es que no la diese. No compañera la toma del poder con palabrería no sirve.sIN PROGRAMA ECONÓMICO NO HAY CAMBIO.lOS RICOSY LOS PODEROSOS NO SON CULPABLES DE NADA.Como habeis conseguido tantos votos sin estructuras ni arraigo(el País vasco es un ejemplo cruel).La tv tiene sus límites,pronto se irán los que realmente se sienten catalanes cuando se haga el refer´ndum que a usted no le conviene que se de.Ya sabemos que estais a favor del derecho a decidir no se que pero que votaría en contra de la independencia,claro de Cataluña no de España

    Hace 4 años 9 meses

  10. Ignacio

    YO SOY EL PRESO POLITICO PEDRO VARELA YO SOY EL PRESO POLITICO PEDRO CHAPARRO ESTA ES VUESTRA "LIBERTAD" Y VUESTRA "DEMOCRACIA". NO NOS CALLAREIS.

    Hace 4 años 9 meses

  11. Cantinflas

    Sería un punto que fuese Presidente del Gobierno. Podría tener ministras meando en medio de la calle y eso. Estaría guay.

    Hace 4 años 9 meses

  12. Mentalmente

    ¿Política de la gente o política de izquierdas? Aclare ese punto por favor.

    Hace 4 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí