1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Manipulación, intoxicación, mentiras: la campaña mediática contra Corbyn

No hay un solo medio importante en Reino Unido que defienda su liderazgo, a pesar de que esta semana el Partido Laborista se ha convertido en la fuerza socialdemócrata más grande de Occidente, con 600.000 miembros

Ronan Burtenshaw Traducción: Paloma Faré 13/07/2016

<p>Jeremy Corbyn</p>

Jeremy Corbyn

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Los medios de comunicación británicos nunca han tenido demasiado tiempo para Jeremy Corbyn.

Una semana después de que fuera elegido líder del Partido Laborista en septiembre, llevaban a cabo una campaña que la Media Reform Coalition (Coalición por la Reforma Mediática) calificó de intento de “socavar sistemáticamente” la figura de Corbyn. En una avalancha de informaciones negativas, el 60% del global de artículos sobre Corbyn que aparecieron en los principales medios eran negativos y solo el 13% positivos. Este índice es todavía peor cuando se analizan las piezas estrictamente informativas, presumiblemente las más objetivas: un 62% negativas y tan solo un 9% positivas.

La sucesión de ataques se producía después de que esos mismos medios hubieran publicado titulares tremendamente engañosos sobre Corbyn y sus políticas. La preocupación por las agresiones sexuales en el transporte público se interpretaron como una campaña a favor de los vagones solo para mujeres. La defensa de políticas monetarias y fiscales keynesianas se presentó como un plan para “convertir Gran Bretaña en Zimbabue”. Un llamamiento a reconsiderar el enfoque de la política exterior de la última década se interpretó como un pacto con la Rusia de Putin.

Durante los meses siguientes continuaron los ataques. Algunos ejemplos particularmente atroces, como las críticas a Corbyn por no “inclinarse lo suficiente” al presentar sus respetos el Día del Veterano de Guerra, han quedado grabados en la memoria. Sin embargo, es lo insidioso más que lo ridículo lo que caracteriza mejor el enfoque que los medios de comunicación británicos ofrecen de Corbyn.

Un ejemplo de esto sucedió en enero, cuando se reveló que Laura Kuenssberg, la responsable de política de la BBC, se había organizado de tal manera que la dimisión de un miembro del gobierno en la sombra de Corbyn tuviera lugar en directo por televisión. Todo estaba planeado para que se produjera minutos antes de que Corbyn participara en la sesión de control al primer ministro, en un intento obvio de infligir el máximo daño posible a su liderazgo.

La parcialidad en las emisoras públicas de Gran Bretaña se ha hecho tan ostensible que incluso ha recibido las críticas de destacados antiguos trabajadores. El predecesor de Kuenssberg, Nick Robinson, se mostró “escandalizado” por la regularidad de los ataques, y el anterior presidente del BBC Trust, Sir Michael Lyons, realizó una serie de comentarios a comienzos de año condenando los “sorprendentes ataques hacia el líder electo del Partido Laborista”.

Sin embargo, quizá el episodio más sorprendente ha sido las acusaciones de antisemitismo lanzadas contra Corbyn y la dirección laborista en la carrera por las elecciones locales de mayo. Tal y como demostró Jamie Stern-Weiner en su excelente artículo en OpenDemocracy: “La brecha entre las pruebas y las condenas unilaterales que han aparecido en la prensa es verdaderamente inmensa”.

En la polémica, que duró una semana, solo se produjo una acusación de antisemitismo a un diputado. El resto se basaba en comentarios que hicieron ocho jóvenes miembros del partido en las redes sociales de una formación que cuenta con centenares de miles. En algún caso, como el de la polémica de Oxford, incluso se demostró que se había inventado. A pesar de esto, los titulares de los medios describieron al Partido Laborista como un “hogar frío para los judíos”, una “cloaca” y un “partido racista”.

Un golpe maestro en colaboración

La parcialidad de los medios de comunicación británicos contra Corbyn se ha convertido en una herramienta útil en el golpe maestro contra su liderazgo orquestado por diputados laboristas derechistas.

En los días que siguieron a la votación del Brexit, 46 diputados del gobierno en la sombra de Corbyn dimitieron en 48 horas, y espaciaron estratégicamente sus comunicados de manera que se produjeran cada hora hora en directo en televisión. El texto correspondiente a estas dimisiones apareció el 26 de junio en un artículo de la BBC escrito por Kuenssberg, en el que acusaba a Corbyn de haber “saboteado deliberadamente” la campaña por la permanencia en Europa, a pesar de no proporcionar ninguna prueba sobre dicho complot.

Esto fue solo el principio de una serie de inexactitudes que se publicaron sobre Corbyn en la prensa de mayor difusión.

El 29 de junio, The Guardian informaba de que Thomas Piketty había dimitido como consejero de Corbyn citando su “débil” liderazgo en la campaña por la permanencia en Europa. Esto llevó a otra consejera económica, Ann Pettifor, a hacer público un correo electrónico enviado por Piketty, más de dos semanas antes del resultado, en el que explicaba que su dimisión se debía a “compromisos de calendario” y “dejando claro su apoyo a Jeremy y a su intento de llevar al Partido Laborista más a la izquierda”.

Al día siguiente The Guardian causó revuelo con la presentación de un informe sobre el antisemitismo en el Partido Laborista cuando afirmó erróneamente que Corbyn había comparado a Israel con ISIS. De hecho, tal y como tuvo que admitir en una aclaración, Corbyn no había hecho tal declaración.

Esto dio lugar a que la autora del informe sobre el antisemitismo del Partido Laborista, Shami Chakrabarti, condenara la “tergiversación deliberada” del discurso de Corbyn, al tiempo que el periodista del Daily Mirror Kevin Maguire afirmaba que “los hechos, la imparcialidad, la racionalidad y la proporcionalidad” se habían “perdido en el frenesí por destruir a Corbyn”.

Pero fue demasiado tarde, la trifulca ya había sido tendencia en Twitter, “ISIS Israel”, durante la mayor parte del día.

El 1 de julio, The Guardian de nuevo informó mal sobre un detalle crucial relacionado con Corbyn al insinuar que John McDonnell, el portavoz de economía de la oposición, se había declarado contrario a la libertad de circulación tras el Brexit. Esto suscitó las críticas por parte de muchos progresistas antes de que McDonnell tuviera que intervenir para corregir la información.

Al día siguiente los medios de comunicación ya habían ideado otra polémica relacionada con Corbyn; en esta ocasión fue lo que el Telegraph describió como un  “enfrentamiento violento” con una periodista en una concentración antirracista. Los artículos inicialmente informaron de que Corbyn había “embestido” a una “mujer periodista”. Sin embargo, cuando se hizo público el vídeo del incidente, quedó claro que simplemente se había dado la vuelta y había dicho: “Si quiere solicitar una entrevista, hable con mi oficina de prensa. Gracias”. La periodista en cuestión posteriormente salió a decir que de hecho no la habían “embestido”.

El monopolio de los medios

Al examinar la reacción de los medios frente a Jeremy Corbyn, puede resultar tentador dejarse llevar por los absurdos excesos de la prensa de derechas cuando critican sus habilidades para la jardinería o le acusan de comer noodles (tallarines chinos), pero el alcance del problema en la prensa británica es mucho más profundo.

La abierta disponibilidad de la BBC a prestar sus emisiones en directo a los diputados laboristas de la clase dirigente para que estos ejercieran su transparente manipulación mediática es un testimonio oportuno de la imposibilidad de confiar en que la BBC sigue siendo un servicio público.

Incluso los medios tradicionalmente de izquierdas —no solo The Guardian y The Observer, sino también el Daily Mirror— han estado más que predispuestos a unirse al coro de voces que pedían a Corbyn que abandonara su puesto. No se trata de una respuesta a la situación del mercado, sino de una decisión política, ya que sus propias investigaciones demuestran que sus lectores no aprueban esta línea editorial.

En el momento en que escribo estas líneas no hay un solo medio importante en Gran Bretaña cuya línea editorial defienda el liderazgo de Jeremy Corbyn. Y todo ello a pesar de que, con Corbyn, esta semana el Partido Laborista se ha convertido en el partido socialdemócrata más grande de Occidente, con 600.000 militantes.

Cabría esperar que un entorno mediático representativo, incluso uno que respondiera a las presiones del mercado, reflejara esta oleada de apoyos. Pero Gran Bretaña carece de dicho entorno.

Aproximadamente el 70% de los periódicos de Gran Bretaña son propiedad de tan solo tres empresas: News UK de Rupert Murdoch, Daily Mail’s General Trust y Trinity Mirror. En los medios de radiodifusión y teledifusión, más del 80% de la cuota de audiencia nacional recae sobre Murdoch o la BBC. Esta concentración de la propiedad de medios de comunicación permite que una diminuta camarilla controle en Gran Bretaña, de manera efectiva, el flujo de la información a 65 millones de personas. El poder que tienen para hacerlo no rinde cuentas significativas, y su voluntad de aprovechar su posición para subvertir el orden democrático no debería ponerse en duda.

El ascenso de Jeremy Corbyn a la dirección del Partido Laborista fue un terremoto político que reflejó una profunda desilusión ciudadana en el sistema político y económico. Su permanencia en el puesto ha quedado marcada por un entorno mediático que ni siquiera alude a dicho terremoto.

----------------------------------------------------------

Este artículo se publicó originalmente en Jacobinmag.com.

 

 

Autor >

Ronan Burtenshaw

Autor >

Traducción: Paloma Faré

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

5 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Felipe

    Eso...igualito que ha pasado, y seguirá pasando, con Pablo Iglesias y Podemos.

    Hace 4 años 9 meses

  2. JuC

    ¿Y no podría ser, lo sugiero tan sólo como hipótesis atrevida, que lo haya hecho rematadamente mal? Porque recurrir a la conspiranoia es lo más fácil, desde luego, pero cuando no ha sido capaz de obtener ni un 20% de apoyo entre los cargos de su partido, igual tendría que hacérselo mirar...

    Hace 4 años 9 meses

  3. Pablo

    y ahora que queda confirmada la tesis que existe una fuerza mayoritaria en influir de cualquier forma en que nuestros cargos públicos no sean aquellos que los ciudadanos humildemente creemos que se lo merecen, nos ilusionan y les apoyaremos activamente en los dificiles cambios. Puedo sospechar porque interesa tanto Venezuela, Cataluña, unas escuchas en el ministerio de interior un brexit... es todo tan complicado o quieren hacérnoslo pensar para que deleguemos todo a quien nos lo pida.

    Hace 4 años 9 meses

  4. Pepe

    Y esto es así desde que el mundo es mundo.

    Hace 4 años 9 meses

  5. Paz Carretero

    Parecido a lo que ha ocurrido aquí con Pablo Iglesias y Podemos! Nos gobiernan mafías económicas y cuanto antes el pueblo se entere de esto mejor para despertar del sueño profundo en el que te deja la ignorancia!

    Hace 4 años 9 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí