1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Alerta, que viene el CETA

La aprobación del tratado con Canadá enfrenta a las instituciones europeas y condiciona las negociaciones del TTIP

Adoración Guamán 15/06/2016

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La negociación de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre Estados Unidos y la Unión Europea está situando en el centro del debate jurídico y político la cuestión del contenido, alcance y repercusiones de los Tratados de Libre Comercio bilaterales o regionales. Aunque este tipo de tratados llevan ya un largo tiempo ocupando un lugar importante, no sólo como instrumentos de regulación del comercio sino como elementos fundamentales de la política exterior de la UE y de EEUU, los nuevos tratados en vías de negociación y en particular el TTIP y el CETA (Acuerdo Económico y Comercial Global UE-Canadá) tienen una serie de características fundamentales que los diferencian de los acuerdos anteriores. Así, la evidente importancia de los actores implicados, el volumen económico/comercial de las zonas de libre comercio que se pretende crear y la adición de nuevos contenidos de carácter regulatorio son factores que han provocado la revitalización del debate acerca de las implicaciones que la ratificación de estos acuerdos puede conllevar para las partes firmantes y muy en particular para los derechos sociales y laborales de sus poblaciones.

El momento en la negociación de ambos tratados es distinto. El TTIP está en plena discusión y las cosas se complican. Tras la última ronda y con las filtraciones de Greenpeace en la mano ha quedado claro que ambas partes mantienen posiciones enfrentadas en temas tan fundamentales como el grado de apertura de los mercados de contratación pública, el grado de rebaja de los aranceles del sector automovilístico, las denominaciones de origen o el propio sistema de resolución de controversias entre inversores y Estados. Además, el creciente clima de alarma social que se está generando en torno al TTIP hace más complejas las negociaciones y provoca una mayor tensión entre los Estados miembros, que se ven presionados por las diferentes campañas estatales y por la Comisión Europea.

Estamos por tanto en un momento en el que es posible afirmar que el futuro del TTIP pende en estos momentos de distintos hilos y uno de ellos es sin duda cómo se desarrolle el procedimiento de aprobación del CETA. El tratado entre Canadá y la UE se empezó a negociar en 2009 en Ottawa y el 26 de septiembre de 2014 concluyó su procedimiento de negociación. Posteriormente, el tratado ha pasado por una larga fase de revisión jurídica en la que, debido a circunstancias políticas vinculadas fundamentalmente al rechazo que ha levantado el TTIP, se ha vuelto a renegociar la parte de su articulado relativa al sistema de solución de controversias inversor-Estado. El pasado 29 de febrero ambas partes dieron por concluida esta revisión y cerraron definitivamente el texto. Según los negociadores, la prioridad en estos momentos es firmar el CETA este año y que entre en vigor en  2017.

Aunque en la actualidad ambos tratados están siendo objeto de una campaña simultánea de rechazo y crítica por movimientos sociales, sindicales y políticos, durante su elaboración, la negociación del CETA no levantó ni mucho menos el rechazo que está suscitando el TTIP. Las razones son de distinto tipo. Por un lado, la falta de transparencia durante el procedimiento de negociación del CETA fue total, el mandato de negociación (documento base del tratado) data de abril de 2009 pero no se desclasificó hasta la Decisión del Consejo de Asuntos Exteriores de 15 de diciembre de 2015 y durante el procedimiento de negociación no se abrió el acceso a los documentos relativos al tratado, más allá de las filtraciones, por lo que no conocimos el contenido del texto hasta que finalizó su negociación. Con el TTIP la Comisión Europea está funcionando de manera más inteligente, mantiene la reserva total sobre los textos que resultan de la negociación pero publica numerosos materiales que elabora como base de su posición en las rondas donde negocia con los Estados Unidos, lo que le permite una apariencia de pseudotransparencia que está utilizando para legitimar el procedimiento.

La segunda justificación de la distinta reacción de la opinión pública respecto del CETA y del TTIP, al menos durante los años de negociación del primero, ha sido una distinta percepción de la contraparte. Existe una suerte de imagen “buenista” respecto de Canadá que en realidad no se corresponde ni con su grado de integración económica con su vecino estadounidense ni con el amplio contenido del acuerdo al que ha llegado con la UE. Es cierto que Canadá es un mercado pequeño pero no puede olvidarse que el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA) implica que el grado de integración económica entre los Estados Unidos y Canadá es altísimo. De hecho, el 81% de las empresas canadienses están vinculadas como filiales a empresas de los Estados Unidos, y en su mercado operan 42.000 empresas estadounidenses. También como consecuencia de esta integración económica, que entró en vigor en el año 1994, las normas y las prácticas de Canadá y Estados Unidos tienen numerosas similitudes. Pero además hay que tener en cuenta que el contenido del acuerdo, del CETA, es muy cercano al del TTIP. Su estructura y contenido “regulador” así como los mecanismos de protección de los inversores extranjeros son muy parecidos por lo que a través de la puerta del CETA se abriría una vía para la utilización de los mecanismos de desregulación y de protección de los que disfrutaría igualmente un amplio número de empresas norteamericanas. 

La preocupación respecto la CETA ha ido creciendo exponencialmente en los últimos meses, no sólo entre las campañas sino entre los propios Estados miembros, lo que está generando un amplio grado de incertidumbre sobre su aprobación. La política comercial y de inversión es una competencia exclusiva de la UE por lo que la aprobación de acuerdos con este contenido con terceros países se realiza mediante un procedimiento regulado en el art. 218 del TFUE que implica al Consejo y al Parlamento Europeo. No obstante, atendiendo a su contenido, numerosas voces, tanto académicas como políticas, han señalado que el CETA y el TTIP no deberían considerarse como acuerdos comerciales únicamente, puesto que en los mismos se regulan materias que tocan competencias estatales. Dada esta situación, ninguno de los dos tratados debería ser aprobado sin la participación de los 28 Estados miembros, cada uno según sus procedimientos internos (referéndum o aprobación por los parlamentos).

Se trata de un debate complejo que, por primera vez respecto de un tratado de estas características, está enfrentando al Consejo y a la Comisión Europea. El carácter mixto o no del acuerdo debe proponerlo la Comisión, que ya ha avanzado que va proponer que el CETA sea considerado un tratado no-mixto. Sin embargo, existen numerosos Estados que ya se han pronunciado respecto de la naturaleza del CETA, afirmando que o este se considera un acuerdo mixto y se plantea su aprobación en cada uno de los países o no apoyarán la firma del tratado. La cosa se complica más por el procedimiento mediante el cual debe adoptarse el acuerdo respecto de la naturaleza del CETA. Si la Comisión propone un acuerdo de competencia exclusiva de la UE y los Estados miembros quieren aprobar una postura contraria deben actuar por unanimidad, es decir, los 28 deben mantener la misma postura en el Consejo. En principio no parecía difícil dado que numerosos parlamentos o gobiernos estatales ya habían sostenido una postura favorable al carácter mixto. El ministro de Comercio francés afirmaba de manera contundente en su cuenta de Twitter que el CETA es un tratado mixto y que esto es un imperativo democrático porque los parlamentos estatales deben tener la decisión final. Con igual contundencia se han pronunciado los parlamentos de Holanda, Hungría o Luxemburgo y las cámaras de diversas regiones de Bruselas. 

Cuando la primera victoria respecto del carácter mixto del CETA parecía ganada, Italia se ha descolgado de esta posición, rompiendo esa necesaria unanimidad. El ministro italiano de Desarrollo Económico envió una comunicación a la Comisión sosteniendo el carácter no-mixto del acuerdo. Pero la cosa sigue, porque en todo caso se necesitará mayoría cualificada para aprobar la propuesta de la Comisión, es decir, más del 55% de los Estados miembros que representen por lo menos el 65% de la población de la UE, dado que Estados con mucho peso como Alemania ya han manifestado su postura contraria, todo parece indicar que esta decisión tampoco podría aprobarse. 

Por añadidura, esta controversia está haciendo mella en la otra institución implicada, el Parlamento Europeo, que debe pronunciarse por mayoría simple a favor del acuerdo y que cada vez muestra más reticencias derivadas de la voluntad férrea de la Comisión de mantenerlo como tratado no-mixto.

El laberinto procedimental y el grado de complejidad no ocultan la confrontación entre la Comisión Europea y el Consejo y entre los distintos Estados miembros en el Consejo, una situación inédita que refleja el grado de complejidad y de importancia del CETA.

La negociación de la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP) entre Estados Unidos y la Unión Europea está situando en el centro del debate jurídico y político la cuestión del contenido, alcance y repercusiones de los Tratados de Libre Comercio bilaterales o regionales. Aunque este...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Adoración Guamán

Es profesora titular de derecho del trabajo en la Universitat de València y autora del libro TTIP, el asalto de las multinacionales a la democracia.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí