1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tribuna

Sí, voto al PSOE, qué pasa

Sanidad universal, educación pública, pensiones, matrimonio igualitario, Ley de Dependencia, bibliotecas, Casas de la Cultura… El PSOE es el partido posibilista que más garantías sociales ofrece

Antonio García Maldonado 18/05/2016

<p>Pedro Sánchez.</p>

Pedro Sánchez.

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Como tengo la suerte de vivir en una democracia liberal, no sólo puedo votar, sino además decir sin temor a quién he votado. Siempre lo he hecho en mi círculo íntimo. No he heredado el miedo de mis abuelos, ni la precaución de que “el voto es secreto” de mis padres,  o su “no te señales” que les llevó a obligarme a hacer la Comunión pese al agnosticismo de ambos. Por otro lado, tampoco me entusiasma el exhibicionismo ni la publicidad de tantos de mi generación. Muchos, con la nueva política, han traído de vuelta al viejo militante. Votar debería ser más normal. Ya se sacrificaron otros para que pudiéramos hacerlo sin épica. 

Durante las elecciones pasadas tuve la oportunidad de proclamar mi voto y explicarlo con la misma intención de los que sí lo hicieron: persuadir a los demás para que votaran como yo. Pero no lo hice. Me resistía a entrar en una retórica bélica de cielo o infierno en una democracia consolidada, por muy mal dadas que hubieran venido en los últimos años. Mi voto sólo era importante en la medida en que lo emitía, no por proclamarlo. El lechero llama a mi casa temprano todas las mañanas en forma de despertador en un teléfono inteligente. 

Si ahora hablo de mi voto es por varias razones. Antes de explicitarlas, como periodista de profesión –de carrera escogí económicas–, confieso que jamás creí en ninguna mirada pura y sin contaminar, en la inexistencia de la perspectiva. No me genera ningún debate deontológico confesar mi voto. La periodista Janet Malcolm ya dijo que lo desleal no era tener una posición moral, sino esconderla. Soy progresista, liberal, socialdemócrata, europeísta. Si bien mi voto natural –y habitual– ha sido al PSOE, voté en blanco en 2011 buscando un relevo generacional –y no tanto un castigo por la gestión económica–, y a Ciudadanos en las autonómicas andaluzas. Voté al PSOE en las últimas generales, y voy a volver a hacerlo ahora.   

Hace unos días, el experto en comunicación política Luis Arroyo publicaba en infoLibre una columna donde dedicaba el párrafo final a hacer algunas aclaraciones sobre A) que trabaja para el PSOE, B) que los editores de infoLibre nunca le dirigen sus análisis y C) que no veía incompatibilidad en asesorar en comunicación y opinar. Su tono de cierto fastidio, acostumbrado como está a los comentarios de taberna y en manada en su contra cada vez que muestra su disconformidad hacia Podemos, dejaban ver una realidad que subyace en el debate público español y que me parece entre preocupante e intolerable, la misma por la que escribo ahora: la existencia de vergüenza y pudor en aquellos que no votan “lo correcto” en la izquierda. 

Un treintañero confiesa haber votado al PSOE, o ingenuamente lo declara con naturalidad, y parece sospechoso. De viejo prematuro, de ser reaccionario, de traidor generacional, de desubicado, de cómplice con la corrupción, de tener el cerebro lavado por el IBEX-35 u otras presencias fantasmales, de ser un apparatchik. Un obediente. Un buen alemán. De ser una víctima del “sistema neoliberal” que ha cooptado al PSOE. De pagar los diez eurillos de gasoil con una ‘tarjeta black’, casi. De ser un cateto de pueblo, incluso. “Claro, es que tú eres andaluz”, me dijeron hace unas semanas cuando dije en Madrid a quién votaría.

De modo que la marca PSOE vaga ahora por España entre alcobas y no tanto en plazas. El espacio público simbólico ya no le pertenece. El físico tampoco. El 15M se lo adueñaron otros, y el PSOE se retiró a sus sedes a lamerse las heridas. El voto al PSOE se radia en la BBC clandestina en radios antiguas a bajo volumen. Se le niega, incluso, la condición de partido progresista. ¡Qué extendido está el juego ese que consiste en ver cuán fiel es el partido a las letras de su marca! Los que lo hemos votado parecemos uno de esos personajes raritos y acomplejados que aguanta estoicamente que los demás se rían de él, hasta que el punto de ebullición le lleva o a matarse o a reivindicarse con una fuerza que ni pensaba que tenía: “¡Sí, qué pasa, he votado al PSOE! ¿Tienes algún problema?”. 

Estoy en ese punto, y por eso escribo. ‘Cuando yunque, yunque’, tituló el periodista Augusto Assía sus crónicas de un Londres resistente –y ‘Cuando martillo, martillo’ a las del Londres ofensivo y ganador–, y si el contexto histórico no sirve –por suerte–, es buena la metáfora sobre la necesidad de rechazar el abatimiento y el desánimo si se está convencido de que la razón nos asiste. Me niego a que mi voto a un partido democrático con un historial digno sea un estigma y una vergüenza. Sí, votaré al PSOE, qué pasa.   

No pertenezco a esa legión de asesores desinteresados del PSOE que insisten en decirle en los medios y las redes lo que debe hacer pero que jamás lo votaría, así le dejaran hacer el programa electoral. Yo sí los voto o dejo de votarles en función de lo que hagan o propongan. Y si lo hago de nuevo es porque entiendo que la complejidad social no cabe en los mítines ni en los programas electorales, que gobernar es un acto de improvisación continua, una negociación con la realidad que casa mal con la pureza doctrinaria. ¡Pregúntenselo a Tsipras! 

El PSOE es el partido posibilista que más garantías sociales me ofrece. Le reconozco, de entrada, haberse fajado con la realidad. Haberla asumido para cambiarla. No haberse refugiado en nostalgias de soberanías y pueblos. Haberlo intentado. Retirarse a la blancura ideológica, como Monedero o Varoufakis, es una cobardía muy rentable en imagen y, por lo visto, también en patrimonio.  Y, segundo, haber conseguido cambiarla en muchos casos. La sanidad universal, la educación pública –por muy mejorable que sea, que lo es–, las pensiones, el matrimonio igualitario, lo que queda de la Ley de Dependencia, las bibliotecas, las Casas de la Cultura. Todo eso no cayó de un espíritu hegeliano que decía que ya nos tocaba por mandato teológico y nos lo fue poniendo en la chimenea en varias navidades en los 80. Eso lo decidió y lo consiguió el PSOE con la inmensa ayuda de una Europa solidaria en la que nos integró y a la que impulsó.   

Lo que señala el último CIS es bien revelador de esta verdad: el PSOE sigue siendo el partido preferido entre las personas con menos recursos, mientras Podemos lo es en los hogares con más ingresos. El PSOE es el partido de los que necesitan un Estado redistribuidor que funcione porque han de cubrir necesidades básicas; Podemos, el de las expectativas frustradas. Hay un matiz político ahí de una significación moral que debería bastar para recuperar el orgullo por lo conseguido, en general como españoles, y sacar el ánimo para espetar ese: “Sí, voto al PSOE, qué pasa”. 

Negar el progreso de España de las últimas décadas es ignorancia, estupidez, estrategia electoral o pura maldad. O esteticismo ideológico, que es un mejunje de todo lo anterior que cotiza bien en Bolsa. Por desgracia, muchas veces ha sido el PSOE el que con su discurso de ruina hiperbólico se ha convertido en el saboteador retórico de su propio legado. El que ha hecho romántico a su electorado cuando él se hizo posibilista. En mi caso,  a lo mejor tenía razón aquel orgulloso votante de Podemos que me dijo eso de que voto al PSOE por ser andaluz y “de familia acomodada” (sic), a la que no conocía ni de oídas. 

Porque uno, aunque joven, tiene los años suficientes para ver qué era y qué es Andalucía –precisamente donde no voto al PSOE para castigar su corrupción y por rechazo a su folclorismo sobreactuado–. Recuerdo la cutrez de tendero de mercadillo y calles viejas que era mi comarca, las carreteras malas y llenas de baches y sin señalizar, el aspecto de los centros de salud, el colegio público del que mis padres acabaron por sacarnos a mi hermano y a mí porque era imposible instruir a tantísimos alumnos por profesor, la falta de limpieza, servicios y seguridad en los barrios de aluvión de los extrarradios. Los carriles del campo donde pasaba los veranos junto a mis primos, en medio de un olivar inolvidable. Los bares de borrachines. Los campesinos con la cara cuarteada a los que me costaba entender cuando hablaban. La falta de gasolineras en los pueblos. No me extraña que Ramón J. Sender escribiera en 1933 durante su vuelo a Cádiz para cubrir la matanza de Casas Viejas: “Avanzamos hacia Andalucía. Vamos al Sur. En los viajes deprime un poco la ruta hacia el Sur. Estimula y alienta, en cambio, el camino del Norte”. Ahora, ese Sur temido es el lugar donde todos viviríamos. Donde media Europa rica pasa sus vacaciones o se gasta la jubilación y los ahorros.

Ahora veo en mi pueblo a muchos de esos jornaleros, ya pensionistas sin haber cotizado –porque no les dieron la oportunidad–, de la mano de algún niño pequeño. Son sus nietos y ellos están relativamente acomodados. Orgullosos de sus hijos, muchos de ellos licenciados, políglotas y viajados gracias a un Estado que a ellos desamparó por completo en los años decisivos para diseñar un proyecto de vida, y que ahora les paga cualquier medicamento o les opera de cualquier dolencia, por costosa que sea. En una generación (¡en una!) se pasó de la miseria y el analfabetismo a la clase media y la modernidad. Eso, con todas sus carencias, abusos y errores, lo hizo en grandísima medida el PSOE. Que otros sientan vergüenza de su voto. Yo no. Y vuelvo a proclamarlo: “Sí, votaré al PSOE, qué pasa”.     

Como tengo la suerte de vivir en una democracia liberal, no sólo puedo votar, sino además decir sin temor a quién he votado. Siempre lo he hecho en mi círculo íntimo. No he heredado el miedo de mis abuelos, ni la precaución de que “el voto es secreto” de mis padres,  o su “no te señales” que les llevó...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Antonio García Maldonado

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

65 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. andres

    un tonto mu tonto sinplemente jejejeje

    Hace 2 años 2 meses

  2. Jose

    Libre eres para votar al PSOE. Libres somos para pensar que tienes la inteligencia limitada. Han cambiado la Constitución EN TU CONTRA, en tu cara, y te da igual. Ok. Sigue siendo "libre".

    Hace 5 años 4 meses

  3. Álvaro V

    Votar al PSOE bajo la consigna de su ilustre pasado me parece cosa de adolescentes. Es como esperar que un club de fútbol gane los partidos por su palmarés. Efectivamente mucho tiene que agradecerle al PSOE y aplaudir los progresos que se han hecho en muchas áreas. Claro que saliendo del aislacionismo franquista era lo que en realidad tocaba hacer por tal de entrar en el contexto del resto del continente. Bien. Pero si se vota a un partido que sea por las posibilidades que tiene en el presente de mejorar al futuro. Y la verdad es que este PSOE las posibilidades que tiene es de conducirnos a una situación parecida a la de Francia: huelgas ignoradas por los mandatarios, sometimiento total y absoluto a las exigencias de la Troika y mucho debate huero de fondo. Es decir, lo que ya tuvimos con la última etapa de Zapatero. No veo a Pedro Sánchez capaz de barrera de protección, no alguien que ya alegremente ha declarado algo del estilo de "así funciona Europa, les cedemos la soberanía y obtenemos la armonía continental". La verdad es que por sus conexiones con grandes empresas (cuántos sillones de esos consejos de administración los ocupan antiguos cargos del partido?) terminan torciendo el lomo y quien pierde son los españoles. Está muy bien la narrativa de la salida de la edad de piedra y el ingreso en la edad moderna. Ese estribillo de nos sacaron de la España de la alpargata también se lo he escuchado a algún que otro franquista. Seamos realistas, examinemos más allá de la nostalgia.

    Hace 5 años 4 meses

  4. Pedro

    Muy bien. Tu diagnóstico del pasado es correcto. Tu diagnóstico del presente no. Si el PSOE no hubiese abandonado las políticas de refuerzo del estado del Bienestar, no hubiese surgido PODEMOS. Busca en las hemerotecas: el 15M surgió el 15 de mayo de 2011, es decir, con el gobierno de Zapatero, a quien muchos jóvenes votaron diciéndole "no nos falles" y nos folló bien follaos, terminando de destruir el estado del Bienestar con la reforma laboral de 2010 y la reforma del art. 135 de la Constitución para dar prioridad al pago con nuestro dinero de la deuda de los bancos sobre el gasto social. Por eso apareció el 15M y por eso surgió Podemos. Cientos de miles de votantes que dijeron a Zapatero "no nos falles" y que se sintieron follados, no sólo no volverán a votar al POSE nunca más, sino que se sienten traicionados, con todo lo que eso conlleva. Mucha gente que votó PSOE en 2008 y pidió a Zapatero "no nos folles, tú no" y se sintieron follados, acabaron en las plazas el 15M y en los círculos de PODEMOS posteriormente. Es ésta gente, y cada vez más, porque esto es un cambio intergeneracional, quienes han percibido la deriva política, ideológica y de proyecto de POSE (¿algún votante del PSOE sabe lo que su partido va a hacer tras el 26J? ¿Con quién va a pactar? ¿Con quién no? ¿Y en Ferraz lo saben? Pues eso). Hace un tiempo el PSOE fue "el partido de España" porque entendió que no había democracia sin derechos. Pero hoy ese PSOE ya no existe, sólo de pose. El PSOE murió y apareció el POSE. Por eso muchos socialistas votan PODEMOS. Y por eso muchos jóvenes que en 2008 votaron PSOE se han ido a PODEMOS, porque los valores de los que tú presumes ya no los encarnan los de las puertas giratorias, los de los ERES y la reforma laboral y la corrupación y el artículo 135, sino una nueva generación de jóvenes que no se resignan a no tener futuro. Y los jerifaltes del POSE no saben reaccionar, porque no tienen proyecto, porque hace tiempo que pasaron de la socialdemocracia al social liberalismo. ¿Qué proyecto tiene el PSOE? ¿Qué están presentando en la precampaña? ¿Qué van a hacer tras el 26J? Nadie lo sabe. Yo sólo veo a Pedro Sánchez agitando el fantasma de "que vienen los rojos", el discurso de la derecha de toda la vida. Y eso lo ha visto hasta mi abuelo. Por eso, tú eres libre de votar lo que quieras, claro que sí, pero cuando tú dices que vas a votar PSOE, no vengas a defender que estás votando unos valores y un proyecto de estado social, porque ese proyecto ya no existe para el POSE. Tú estás votando una nostalgia pasada, un equipo de fútbol, unos colores, estás votando las siglas "Pe", "Ese", "O" y "E", sin nada detrás, vacías de contenido, sin proyecto, desilusionantes y por lo que escucho de los dirigentes del POSE, llenas de rencor. Vuestro tiempo se acaba, pero no por una conspiración judeomasónica, sino porque ya no quedan demócratas en vuestro barco y se está hundiendo. Todos los esquifes de los supervivientes navegan hacia el faro de Pablo Iglesias, fundador del PSOE, y por lo que parece, refundador.

    Hace 5 años 4 meses

  5. Jose C.

    ... pues yo no les voto, precisamente, porque quiero que ese "pasado glorioso" en el que me crié vuelva y no termine desapareciendo. El PSOE no es el partido para ésto.

    Hace 5 años 4 meses

  6. Dyermaker

    No pasa nada, faltaría más. Bastante tiene ya con lo suyo como para encima hacer mofa de ello.

    Hace 5 años 4 meses

  7. gorka

    Y Fraga tambien hizo cosas buenas los 17 años que estuvo en Galicia. Y hasta Aznar hizo cosas buenas los años que estuvo en el gobierno. Eso seguro. El problema es que esas cosas buenas las hay que ponerlas en vaor frente a lo que has hecho mal. Y durante los ultimos años (ya los ultimos de Gonzalez) el PSOE se ha dedicado a corromper todo lo bueno que habia hecho antaño. González dejó todo atado y bien atado para que el socialismo no triunfase en España, nunca lo ha sido y a la gente le ha costado entender eso porque la alternativa que habia era algo que era bastante peor o que era igual que ellos en lo economico y no tanto en lo social. Que gente como Bono, Susana Diaz, Felipe...sean referentes de un partido socialista ya nos dice por donde van las cosas. Pero eso tú ya lo sabes. Tú mismo dices que votas C's (derecha liberal) cuando no votas PSOE por temas de corrupcion. Corrupcion fomentada por gente como tu que ha votado durante años tapandose la nariz y mirando hacia otro lado y sin pedir ni un poco de autocrítica a sus dirigentes. Que votas PSOE? Bien, pero no me digas que hace politicas sociales. Lo unico social que ha hecho en la ultima década es lo del matrimonio igualitario (ole, muy bien, toma un pin, y ahora que?), el resto han sido politcias liberales (si el Sr. Sevilla no es un liberal como Garicano o de Guindos...). Pero gente como tú se retrata cuando se echa las manos a la cabeza por un partido que trata de recuperar cosas que trajo el PSOE en los 80 y que funcionaban. Podemos no viene a revolucionar nada, viene a recuperar cosas que como bien dices el PSOE trajo en su momento. Y como las trajo...se las llevó. Cual es el problema? Que la gente sin recursos vota a los del miedo? Tambien pasa en Galicia, que los mayores,ganen lo que ganen, votan PP, se llama clientelismo o mala formación o simplemente miedo. Miedo basado en mentiras, ya que con argumentos reales no pasarian estas cosas. Hay muchos intereses creados alrededor de los dos partidos dominantes durante los ultimos años y hay mucha gente que no quiere perder sus privilegios. Los perderan. Ya empiezan y no quieren reconocer donde está el problema porque tendrian que reconocer que no tienen razon. Pero tiempo al tiempo.

    Hace 5 años 4 meses

  8. Sara

    Si tan orgulloso te sientes de votar al PSOE, no entiendo que te moleste que otros lo reprueben. Si tan clara tienes tu ideología, tus principios y tu moral debería resbalarte lo que otros opinen al respecto o la etiqueta que te cuelguen. Básicamente, lo que quiero decir es que "quien se pica, ajos come"

    Hace 5 años 4 meses

  9. Big17man

    Matrimonio PP+PSOE con primera comunión de su hijo Falangito o puedes votar cambio Unidos-Podemos +Confluencias yo recomiendo Si se puede!!!

    Hace 5 años 4 meses

  10. Alberto

    Gracias por los desahucios del PSOE, con vosotros empezo todo esto...tambien por el art. 135, la corrupccion con los ERES de Andalucia, El señor X de los GAL, los recortes de Zapatero que no vio venir la crisis, Otan de entrada no, solo la puntita...que hostia os vais a pegar el 26J

    Hace 5 años 4 meses

  11. Miguel PL

    A mí me parece un buen artículo, y no entiendo (o mejor, me molestan mucho) algunos comentarios hirientes que ha suscitado. Sí es cierto que hoy día, en España, el votante de cualquiera de los partidos que lo hace público en un ambiente no "confesional" (es decir, no entre los suyos), recibe, al menos, tantos reproches como los que el autor dice recibir por su voto socialista. Díganselo en particular al votante del PP y al de Podemos... Sería importante que en España se percibiera con mucha más naturalidad la preferencia política. Todos conocemos a gente horrible que vota lo mismo que nosotros, y a gente extraordinaria que vota distinto. Artículos como éste contribuyen a esa naturalidad. Muchos de los comentarios que ha recibido, no.

    Hace 5 años 4 meses

  12. El Barruso

    Con respeto a tu voto pero no a tus argumentos. Solo constatas los logros del PSOE en su historia pero no sus traiciones al pueblo, ni sus rendiciones a los poderes económicos, ni sus campañas electorales repartiendo miedos, haciendo de pitonisas que visualiza lo que pasaría si saliera la verdadera izquierda... No se puede seguir alimentando esta traicion y menos con la gran oportunidad que han tenido ahora de negociar con los más cercanos al pueblo y no con nuestros verdugos camuflados...

    Hace 5 años 4 meses

  13. Vicent

    Libérate y no votes PSOE; no ves que se han vuelto rancios. Vota a quien de verdad te ilusione.

    Hace 5 años 4 meses

  14. Enrique

    Oh, qué castizo es eso de "Sí, ¿qué pasa". Es tan chulesco que parece salido de la boca de Pablo Iglesias o de Esperanza Aguirre.

    Hace 5 años 4 meses

  15. Hermenegildo

    Sí, querido Antonio, vota, tú que puedes, porque a los que vivimos en el extranjero tu partido nos lo ha prohibido de facto. Es por ello que no necesitas de sacrificios que otros hicieron por ti, de la misma manera que no necesitarás sacrificarte en los próximos 30 años si el resto se sacrifica en tu lugar. Sigue viviendo de las rentas de otros, majo.

    Hace 5 años 4 meses

  16. Marcos

    Para mi, en otros momentos de la historia reciente votar al PSOE ha sido una posibilidad, pero no en este CONTEXTO. Lo pillas?

    Hace 5 años 4 meses

  17. PPSOECS

    Los votantes del PSOE sois todos unos barrigas agradecidas, unos hipócritas de medias tintas que solo os representáis a vosotros mismos.

    Hace 5 años 5 meses

  18. Blonck

    Pues muy bien, sigue votándolos. Y a mi qué? Por mi como si votas a la falange. Vaya estupidez de artículo.

    Hace 5 años 5 meses

  19. Nora

    Ya, ya, los votantes del PP tampoco son muy de decirlo públicamente. Mucha historia pero algo (mucho, demasiado ) debe haber en la reciente.....

    Hace 5 años 5 meses

  20. cyberlykos

    ¿Vaya chulería no? '¿Y qué?' Parece que el autor se siente intimidado por votar a esa opción política. La pregunta es ¿donde se ha dejado el sentido crítico? Porque a mi de nada me sirve que me realcen el pasado brillante (que no deja de tener sus sombras OJO!) de una organización política sin argumentar algo más que vagas promesas de futuro. Me da la impresión de que el autor no es realmente libre, sino que es presa de su partidismo. Por otro lado dice que es liberal sin ambagues, cosa que me parece bien pero que resulta INCONCEBIBLE para un votante que se pueda autodefinir 'socialista'. Mi recomendación: creen un Partido Liberal-Progresista y entren ahí todos aquellos que se definan socioliberales. Pero no nos engañen con autocalificaciones retóricas como 'socialdemócrata' 'gobierno de progreso y cambio' 'izquierdas' y dejen de levantar el puño y agitar la rosa, por favor. Es un insulto a la inteligencia para aquellos que como mínimo, sabemos algo de historia. Para los que en definitiva, no estamos atados a nada ni a nadie y que aún conservamos nuestra libertad para cambiar la orientación de nuestro voto. Así que le contesto: "Soy libre-pensador ¿y qué?"

    Hace 5 años 5 meses

  21. Alberto

    Queridos amigos, no sé qué qué hace su página web, pero tras escribir un largo comentario argumentando por que no estoy de acuerdo con lo que el autor sostiene, se ha borrado completamente. Les rogaría que comprobaran este fallo del sistema, ya que no es la primera vez que me ocurre. Amigo autor, resumiré mi comentario en una breve palabra: piense usted que yo, votante de podemos, he tenido que defender hoy tres veces que no apoyo a ETA, que no he estado en mi vida en Venezuela, y que no quiero que España "se rompa". Y esto es así todos los días. Piense usted que a mi dejaron de saludarme unos vecinos porque llevaba una chapa de Podemos. Piense usted en todo eso cada vez que crea que existe una presión social, o lo que usted considere que pasa, cuando expresa usted su voto al PSOE. Un cordial saludo.

    Hace 5 años 5 meses

  22. Enriqie

    Yo tambien voto al PSOE y me siento orgulloso de ser votante, porque es el único de partido que ha cambiado y cambiara este país. El resto por la derecha dan marcha atrás los pasos dados enanos por el PSOE, y la alianza Podemos e IU ya la vivimos en Andalucia con la famosa pinza, lo mas lamentable que utilizan los.mismos argumentos aunque digan que están ideologicnete separados. Están unidos en un único frente común ir contra el PSOE. Que sigan malgastando fuerzas Unidos Podemos en hacer caer al PSOE, y dar el sorpaso, los que votamos al PSOE estamos.orgullosos que gasten fuerzas en hacer caer al PP y su inmovilismo.

    Hace 5 años 5 meses

  23. Maribel

    Como puedo saber si soy socialdemócrata??? Me confunden muchos actos sociales.

    Hace 5 años 5 meses

  24. Turbo Lover

    No pasa nada porque votes al PSOE, algunos tardan más en darse cuenta de que los cambios han llegado, y otros tardan menos. Los votantes del PSOE siguen la misma estela que los votantes del PP, el miedo a un supuesto comunismo fantasma que se han inventado los mismos medios que protegen a la SER y a El País. Votar PSOE es seguir con las mismas infamias, con la misma estructura bipartidista, con la misma corrupción y la misma protesta social en la calle. Votar PSOE es votar con la nostalgia del recuerdo y no pensando en el futuro. Votar PSOE es votar la conservación de la cultura franquista arraigada en España. Votar PSOE es no cambiar la ley electoral, es querer que un presidente de derechas lidere un partido que ha vendido la moto durante 30 años. Votar PSOE es no votar socialista ni obrero. Votar PSOE es TRAICIÓN a trabajadores, estudiantes, parados y pensionistas.

    Hace 5 años 5 meses

  25. No voto al psoe si me pegaran un tiro

    Gracias por permitir con tu voto que me congelen mi salario mínimo, que siga amordazado y sin derechos. Gracias de corazón

    Hace 5 años 5 meses

  26. Horuntes

    ¿Votas a un partido por lo que hizo en lugar de por lo que propone hacer? Entonces es legítimo no votarlo por lo que no hizo, sobre todo cuando propuso hacerlo y no lo cumplió.

    Hace 5 años 5 meses

  27. CFL

    Cuando ves en los comentarios a tantos podemitas y peperos juntos de la mano (again), echando bilis, es porque saben que llevas la razón. Las verdades duelen. Gran artículo, Antonio. Un abrazo.

    Hace 5 años 5 meses

  28. Carlos Rivero

    "Yo también voto al PSOE", eso decía hace 12 años, pero empecé a darme cuenta que nunca nadie se preocupaba de mis cosas y ni siquiera me preguntaban, y si algo solucionaban era de carambola, después, poco a poco fui sacando conclusiones y pude ver como ahí estaban los 140.000 muertos tirados en las cunetas (muchos de ellos socialistas), ahí el comportamiento criminal de los Gal y la cal viva del señor X y toda su corte de lameculos, ahora llega el caso Filesa, ahí estaba el ninguneo a los españoles modificando la Constitución con alevosía y nocturnidad, al mas puro estilo saqueador, ahí nos meten la reforma laboral atacando despiadadamente a los "obreros" sin promover ninguna acción de recortes en el estamento político ni ninguna medida fiscal para que paguen los que mas tienen, ahí salen los 3.200 M€ de los Eres y de los Cursos, ahí tenemos la colaboración encubierta con el otro partido corrupto desde prácticamente el inicio de la mal llamada democracia, haciendo que haces algo, pero poco, para no romper el "ahora tú, luego yo", ahí tenemos la negación criminal de la crisis hasta que ya no se pudo ocultar, y encima dándole mayoría absoluta al PP (hay que ser imbéciles), ahora llega la oportunidad de sacar del gobierno al PP y pacta con un partido de extrema derecha, e impide, blindándolo, que cualquier partido democrático y progresista pueda ayudar a echarlos, pero claro iban a salir los 180 casos de corrupción que aún no están juzgados. En definitiva, el PXXE es un partido corrupto y antidemocrático y de la casta, que solo quiere que las cosas sigan igual aunque tengamos 10 millones de pobres y que ha mantenido un nivel muy alto de españoles con la boina calada, a base de futbol, Sálvame y misa de domingo. Así que ahora BOTO PXXE y que se pudran.

    Hace 5 años 5 meses

  29. Victor Marujo

    JEJE!!!! Pasa que o eres tonto o sabes bien que votas a un partido que nunca ha cumplido una promesa electoral, igual igual que el PP Sabes (si no eres tonto) que no vas a tener en este país, de su mano sanidad universal, ni educación pública (el PSOE fué quien cedió más derechos en lo que teníamos antes). Las pensiones dependen del trabajo, y nunca el PSOE generó trabajo. Matrimonio igualitario???? Te refieres al del PSOE y C's (pudo haber sido y no fue), o al de PSOE y PP (no está claro que pueda ser). Dependencia???? De ustedes, de los del PSOE??? mejor que me cuide el nieto que han echado al PARO Bibliotecas??Casas de cultura?? Para que??? No vaya a ser que el pueblo sepa más que nosotros y nos denuncie por lo que hacemos (como se ha hecho en Andalucía) Por cierto, un partido posibilista es el que baraja las posibilidades...y de tanto barajar...pierde las oportunidades.

    Hace 5 años 5 meses

  30. TheRodco

    Este hombre me fascina. Se autoproclama socialdemócrata, pero los dos únicos partidos a los que dice haber votado, PSOE y C's, son socioliberales.

    Hace 5 años 5 meses

  31. CarmenK

    El autor se olvida de una reforma que nos quitó a muchas y muchos la vergüenza de no estar equiparados a los países occidentales a los que nos gusta asimilarnos: la Ley de plazos de la interrupción voluntaria del embarazo. El primer gobierno de Zapatero fue verdaderamente atrevido y progresista en muchos aspectos y eso después de mas de quince años de haber gobernado el PSOE con F. Gonzalez no nos lo creíamos mucho, la verdad.

    Hace 5 años 5 meses

  32. juan

    Pasar no pasa nada, cada uno vota a quien quiere. No obstante haces aquello que criticas de los que dicen votar a Podemos, la sobre-legitimación de su voto, cuando tú haces lo mismo. Si estamos en este punto es porque ese mérito de remangarse que le atribuyes al PSOE por haber gobernado, tocaba compartirlo, y Podemos estaba dispuesto, y el PSOE con la excusa de Rivera lo vetó. Querían todo el gobierno con el apoyo del 20,6% del voto de Podemos y Confluencias para que el PSOE con el 22% gobernase en solitario eso sí, aplicando un programa más cercano al de Cs. El PSOE llamó querer los sillones a querer la parte, lo suyo de quererlos todo era por España, todo por España ¿no? Por eso se están repitiendo las elecciones, solo por eso.

    Hace 5 años 5 meses

  33. Mario Montero

    Yo también apoyo al PSOE. Lo hice el 20-D y lo haré el 26-J. Toda persona que quiera cambio y un Gobierno progresista y reformista debe votar al PSOE, un partido con un gran proyecto, un gran equipo y un gran candidato.

    Hace 5 años 5 meses

  34. Jordim

    Esto es el voto sentimental, muy dañino. Pero la política no es como el fútbol. Uno puede seguir siendo de un equipo aunque pierda, pero seguir siendo de un partido político pase lo que pase, no tiene sentido. La fidelidad no ha lugar en la política, la política pide reflexión y sentido común.

    Hace 5 años 5 meses

  35. Antonio

    "Soy progresista, liberal, socialdemócrata, europeísta." tiene todos los males el hombre. Antihumanismo por los 4 costados. Progre y liberal y encima pro UE. Decir socialdemócrata y decir progre es lo mismo. Con esto me he reído: " Me niego a que mi voto a un partido democrático con un historial digno sea un estigma y una vergüenza. Sí, votaré al PSOE, qué pasa." ¿Democrático? ¡¡jajajaja!! ¿Historial digno? ¡jajajajaja! ¿Qué pasa? que perpetuarás en el congreso a personas que amparan la corrupción, que amparan políticas que someten a buena parte del pueblo a la escasez y la ruina, que nos hacen cada día más lejanos a nuestra propia naturaleza humana. Mentiras, mentiras mentiras... "La sanidad universal, la educación pública –por muy mejorable que sea, que lo es–, las pensiones, el matrimonio igualitario, lo que queda de la Ley de Dependencia, las bibliotecas, las Casas de la Cultura. Todo eso no cayó de un espíritu hegeliano que decía que ya nos tocaba por mandato teológico y nos lo fue poniendo en la chimenea en varias navidades en los 80. Eso lo decidió y lo consiguió el PSOE con la inmensa ayuda de una Europa solidaria en la que nos integró y a la que impulsó." La sanidad universal no la puso el psoe, ni la educación pública (ni las becas para que los hijos de los trabajadores pudiéramos ir a la universidad) ni las pensiones, ni las bibliotecas, ni las casas de cultura... eso le vino dado al señor X en 1982. Respecto del mal llamado "matrimonio igualitario" en nada iguala, pues a cosas distintas no las puedes tratar igual. Y la ley de dependencia... Un brindis al sol que no dejó de ser el último intento de rescatar alguna política de izquierda, mal planteada, mal ejecutada y que se basa en el supuesto de que los enfermos y los ancianos ya no tienen familia que les cuide, porque para el progre, para vosotros, la familia "es un invento social" que debe ser suprimido. Todos a cargo del estado, o peor, del mercado que ahora es lo que defendéis cual buenos progres.

    Hace 5 años 5 meses

  36. Luis Fernando

    Precioso. Emocionante. Justo. Necesario. Gracias

    Hace 5 años 5 meses

  37. Juan

    Voto PSOE por convicción, por ser progresista de verdad, porque quiero que cambie mi país a mejor, porque creo sinceramente que es lo mejor para España. Soy progresista y tengo ilusión pero no soy un iluso. Y sé que Podemos dejó que Rajoy siga en el poder. No quiero ser uno más de los que permita que Rajoy siga: Pablo Iglesias solo piensa en cargarse a los socialistas y le da igual cómo lo haga. Y yo le digo: sin el PSOE, a saber cómo estaríamos en este país. Todo lo bueno que ha pasado ha sido gracias a un gobierno socialista, pensiones, educación, sanidad, dependencia, matrimonio igualitario... se han hecho cosas mal y muchas no se han hecho. Pero tenemos que estar orgullosos. Yo estoy orgulloso. Orgullo socialista!

    Hace 5 años 5 meses

  38. Sixto VS

    Gracias por este artículo. Me indigna la espiral del silencio a la que los medios de comunicación y la opinión pública someten a todo aquel que no compra la estrategia "Con Podemos o contra el cambio". Yo no voté al PSOE el 20-D (voté a IU), pero el 26-J los votaré, porque mi voto no legitimará la estrategia egocéntrica del candidato a Presidente del gobierno de la confluencia. Me fascina el adanismo podemita, su adoctrinamiento de los hijos de la clase media para verdaderamente pensar que un grupo de personas que solo buscan posicionarse socioprofesionalmente sean la supuesta salvación bajo el discurso del "partido de la gente".

    Hace 5 años 5 meses

  39. VICTORIO Martínez

    Siempre voto PSOE. Me va bien.

    Hace 5 años 5 meses

  40. Juan Antonio Muriel Moreno

    Chicos, chicos. Un poco de tranquilidad. En cuánto alguien MANIFIESTA el sentido de su voto salgáis cómo ayatolá de la opinión a derribar su postura. Se ve que en el tema mediático los nuevos-viejos partidos llevan la delantera. Yo soy de los que se quedan y no por inmovilismo sino porque pienso que si en mi casa deja de funcionar la lavadora pues voy y la arreglo, no me mudo a otra casa donde por saber no sé ni donde está la llave de paso del agua. Somos muy libres de votar a quien queramos pero eso de menospreciar ó incluso sugerir alguna enfermedad psicológica a quien no lo hace como nosotros es puro desequilibrio emocional. Ah! y yo también PSOE sin "que pasa" ni nada, sin ningún remordimiento y con toda la conciencia íntegra.

    Hace 5 años 5 meses

  41. Angelyo

    Con todo el respeto a los que de corazón pensáis que el psoe es la salida no veis la cosa objetivamente.El psoe se ha convertido en un partido gaga.Siempre lo he votado,es verdad que cada vez mas como mal menor,pero ha llegado un punto donde no significa nada que no sea su propio ombligo,palabras manidas,repetidas vacías...Se acabó.

    Hace 5 años 5 meses

  42. Universitario

    Yo también voto al PSC-PSOE. Tengo 20 años y a diferencia de mucha gente de mi generación, no creo en lo que te venden muchos como el procés o asaltar los cielos. En Catalunya, se inició una fuerte campaña de desprestigio al PSC como traidores al procés, también de mofa sobre una postura federalista, por ejemplo. Tan legítimo es ser soberanista como federalista, tan legítimo es votar al PSC-PSOE como a Podemos, ERC o cualquier otro partido. No negaré los errores del PSOE en política económica (primeros recortes, art135 etc). Pero no consiento que se diga que no es un partido progresistas ni que no hace política social, ahí, estoy con todo lo expuesto en el artículo.

    Hace 5 años 5 meses

  43. gerardo de castro

    Nadie te ha pedido que expliques tu voto, ni nadie tiene el derecho de coartar tu libertad. Pero ya que lo has hecho, sólo quiero decirte que puede haber tantos motivos para votar al PSOE como para no hacerlo, y por ahí la discusión no llegaría nunca a ningún lugar. Pero deberíais empezar por reclamar un poco de decencia a "personajes" como Felipe González, por poner sólo un ejemplo, que como Aznar y otros han destruído la confianza de la gente en la política. Y no por bagatelas, precisamente. ¿Acaso te lo tengo que explicar? La dignidad moral o ética, en la política,empieza por denunciar lo que atenta contra la ética y la moral, y expulsar de nuestro partido o nuestro grupo, a toda persona que no tenga unos mínimos (no unos máximos, sólo al alcance de los más puros) escrúpulos morales. Vuelvo a preguntar, ¿te lo tengo que eXplicar?

    Hace 5 años 5 meses

  44. Mollooy

    Félix Lavilla, diputado del PSOE al Congreso de los Diputados por la provincia de Soria: "Nosotros decimos sí al TTIP. Los socialistas tenemos una posición clara porque beneficia a nuestro país, beneficia a la UE … Este tratado tiene un potencial enorme para crear empleo y generar crecimiento en Europa". Exactamente la misma opinión que tienen el PP y Ciudadanos... Tú vótalos, pero no te confundas, lo que votas no tiene nada que ver con la izquierda, ni siquiera con el centro...

    Hace 5 años 5 meses

  45. José Angel

    Yo también voto al PSOE... ¿Pasa algo?

    Hace 5 años 5 meses

  46. Ignacio

    El PSOE se va a quedar en PA (Partido Andaluz) ¿Pica o no pica, nano?

    Hace 5 años 5 meses

  47. Pablo Iglesias fundó el PSOE

    Estás orgulloso del pasado del PSOE. Como muchos españoles. Del PSOE que construyó el estado del Bienestar. El gran partido de la socialdemocracia en España. Pero el PSOE del que hablas es el de los años 80. Es un PSOE que ya no existe. Está muerto. Es encomiable todo lo que consiguió, pero ahora precisamente ese trasvase de votos del PSOE hacia PODEMOS viene del abandono de la socialdemocracia de mano del PSOE durante los últimos lustros. De hecho, si se comprueba la mayor procedencia del voto a PODEMOS proviene del votante desencantado del PSOE, que ve en PODEMOS los valores socialistas que el PSOE cambió por el social-liberalismo. En el fondo hablamos de los mismo. Solo que tú tienes cariño a las siglas "P" "S" "O" "E", una postura identitaria pero inútil. El auge de PODEMOS se debe no a que quiera borrar esas siglas del pasado, sino a que está tomando los valores que aquellas abandonaros. Reflexiona sobre ello. Un saludo.

    Hace 5 años 5 meses

  48. El weysmo

    Pues ya es hora de que dejes de votarles, que desde ya hace mucho que tambien dejamos de respetar la deriva del Chavismo por muy socialistas que fuesen sus inicios...y aun lo estamos pagando

    Hace 5 años 5 meses

  49. Víctor

    Ahora el PSOE no deja de hacer propuestas también modernizadoras, que podéis leer si os apetece. Ahora el PSOE ha hecho posible todos y cada uno de los gobiernos y alcaldías de izquierdas que hay en este país, empezando por el de Manuela Carmena. Sin el PSOE no existirían. Ahora el PSOE ha intentado llegar a un acuerdo sobre la base de un programa y no del reparto al asalto de las carteras del gobierno. Ahora ha presentado y propuesto un equipo con personas como Ángel Gabilondo o Rafael Bengoa, dos personas que podrían llevar la educación y la sanidad a un nivel superior. Pero es más guay y más de izquierdas votar a Rajoy con el puño en alto. Contra el PP se vive mejor. A las pruebas me remito.

    Hace 5 años 5 meses

  50. Scarlata Yo

    Yo también voto PSOE. Y ni lo oculto ni lo he ocultado nunca. Veremos dentro de X tiempo dónde están "algunos". Bravísimo por ti.

    Hace 5 años 5 meses

  51. Aurelio

    http://www.lasexta.com/programas/al-rojo-vivo/te-explicamos/asi-es-la-empresa-de-empleo-basura-de-la-mujer-de-pedro-sanchez_20160519573da7b54beb28646b037b8f.html

    Hace 5 años 5 meses

  52. Yomismo

    Pues usted mismo, aunque creo que convendrá conmigo en que el listón del posibilismo lo tiene usted muy bajo ¿no?

    Hace 5 años 5 meses

  53. Carlos García

    Cuando dice "El 15M se lo adueñaron otros, y el PSOE se retiró a sus sedes a lamerse las heridas." no caes en la cuenta de que el lema, de este, era "No nos representan". Y esto fue justo al final de la era Zapatero. Eso no lo cuentas así como otras cosas en todo el articulo. Te anclas al pasado que por pura lógica habría pasado, ya que la cultura lo exigía. Por supuesto debes votar a quien te apetezca, pero en este artículo creo que pretendes infundir más pena, que razón. P.D. Si salgo dos veces es porque a la primera no salía.

    Hace 5 años 5 meses

  54. Carlos García

    Cuando dices "El 15M se lo adueñaron otros, y el PSOE se retiró a sus sedes a lamerse las heridas." olvidas que el lema era "No nos representan" y fue al final de la era Zapatero. Y así el resto del articulo, por supuesto vota a quien quieras, pero creo que no ves en profundidad y quieres infundir pena.

    Hace 5 años 5 meses

  55. Sergio

    Pues un montón de desahuciados, de estudiantes, de multados, de emigrados, de precarios y de personas en general, maltratadas por un PSOE "socialdemócrata y europeísta" se alegran de que sea usted libre y vote a quien quiera, pero por suerte, parece que todo ese montón de gente va a preferir mirar al futuro y no al pasado. Que del pasado sólo viven los monarcas.

    Hace 5 años 5 meses

  56. Paco

    Solamente un breve comentario: Vivo en Sanlúcar de Barrameda, donde gobierna el PSOE con el apoya de Ciudadanos. Uno de los pueblos con más paro y pobreza de España (creo que el que más), con unos gobernantes que se suben los sueldos de forma impúdica, con una gestión contaminada de enchufismos y con una incompetencia e inoperancia evidentes. Me parece que tu artículo es valiente y de lectura y reflexión casi obligadas. Pero, yo no podré votar al PSOE:

    Hace 5 años 5 meses

  57. PACO

    ¿Que pasa por votar al PSOE? Reforma del artículo 135 de la constitución para que prevalezca el pago de la deuda sobre el estado social, primera reforma neoliberal del mercado laboral, renuncia a un desarrollo progresivo de la constitución territorial española que reconozca la pluralidad de los pueblos de España, Felipe Gonzalez promocionando a millonarios sospechosos de eludir dinero al fisco, etc, etc. Pasa que, para un votante tradicional del PSOE (como es mi caso), da vergüenza votar al partido socialista, eso es sencillamente lo que pasa, vergüenza, mucha vergüenza.

    Hace 5 años 5 meses

  58. PACO

    ¿Que pasa por votar al PSOE? Reforma del artículo 135 de la constitución para que prevalezca el pago de la deuda sobre el estado social, primera reforma neoliberal del mercado laboral, renuncia a un desarrollo progresivo de la constitución territorial española que reconozca la pluralidad de los pueblos de España, Felipe Gonzalez promocionando a millonarios sospechosos de eludir dinero al fisco, etc, etc. Pasa que, para un votante tradicional del PSOE (como es mi caso), da vergüenza votar al partido socialista, eso es sencillamente lo que pasa, vergüenza, mucha vergüenza.

    Hace 5 años 5 meses

  59. PACO

    El PSOE reformó el artículo 135 de la constitución para que el pago de la deuda prevaleciera sobre el estado social (que este partido se afanó en costruir, es cierto), hizo la primera reforma laboral que tajó de veras los derechos de los trabajadores, se acaba de coaligar con un partido que en lo referente al hecho territorial español da lecciones al PP (Ciudadanos,), demostrando una entrega ideológica que traiciona una tradición progresista en este aspecto; su padre ideológico, Felipe Gonzalez, aparece en videos defendiendo a millonarios sospechosos de defraudar al fisco, etc, etc. ¿Qué pasa por votar al PSOE? Pues que da verguenza votarlo, eso es lo que pasa.

    Hace 5 años 5 meses

  60. Juan Antonio

    Típica mentalidad en la que un nostálgico del PSOE trata a su partido político como si fuese su equipo de fútbol, al que se le quiere por los colores y por la vinculación emocional. Los partidos son herramientas de la ciudadanía, y cuando una llave de tuercas "no aprieta" uno busca la que sí ajuste con lo que quiere hacer, no se encariña con la vieja llave con la que hace más de 30 años apretó algunas tuercas. Ningún "fan" del PSOE se plantea la más mínima duda de la gestión realizada por su partido, ni por su escoramiento hacia el centro, incluso centro-derecha. Están encariñados con la vieja herramienta, que ya no ajusta las tuercas en la sociedad actual. Y lo peor es que se dedican a criticar a aquellos que piensan que en nuevos momentos y situaciones hacen falta nuevas herramientas...

    Hace 5 años 5 meses

  61. Jose

    "Negar el progreso de España de las últimas décadas es ignorancia, estupidez, estrategia electoral o pura maldad". A lo mejor el problema no es si España ha mejorado, sino si ha mejorado lo que puede; y más relevante, si el PSOE en el gobierno ha hecho todo lo posible. Creo que el propio autor del texto lo ve cuando habla de "expectativas frustradas".

    Hace 5 años 5 meses

  62. Rosa

    Entrañables en su sectarismo, que no falten los comentarios críticos con el único artículo que habla bien a medias del PSOE en toda la web en semanas; mientras el resto de columnas permanecen invariablemente inmaculadas. Esa pequeña intolerancia cotidiana que termina germinando en fascismo (O. PALME).

    Hace 5 años 5 meses

  63. Johannes R. Becher

    Decir "yo voto al psoe" (y a ¡ciudadanos! ¡ciudadanos nada menos!, que es como querer poner a Patritica Botín de presi y a Florentino Pérez de vice) es como decir "yo voto al pp" o, ya puestos, "soy subnormal y me gusta que me den de palos hasta debajo de las pestañas un día sí y otro también". Hay gente pa tó.

    Hace 5 años 5 meses

  64. Carlos Ávila

    Por parecidas razones le voté varias veces después de abandonar la militancia en 1983. Ahora veo un partido muy cambiado y lko demostró ya en el gobierno. Realmente quien quera que haya cambios sustanjciales y no solo de personas y cosmética tien que votar a Podemos. Evidentemente es un riesgo en muchos sentidos, pero también lo era votar al PSOE en 1982. Seguir votando porque en su día supuso un gran cambio no me parece una buena opcón ni razón en 2016. Pero, obviamente, el voto es libre y secreto aunque ni el autor del escrito ni yo ejercemos esto último.

    Hace 5 años 5 meses

  65. Juan

    En lo referente a la libertad de voto y al hecho de que puedas proclamarlo sin que seas censurado o insultado o ninguneado, no hay mucho que objetar. Ahora bien, la explicación del porqué es la misma que vengo leyendo una y otra vez a la gente que vota (y seguramente votaba y votará PSOE): una constante apelación al pasado, a un papel histórico y unos logros que por otro lado nadie le niega, más bien al revés, es precisamente el propio PSOE el que parece haber olvidado su pasado y su papel. Es sintomático que ante la pérdida de credibilidad y la falta de respuestas ante la situación actual se tenga esa fijación con el pasado. Paradójicamente, el PSOE recriminó también en aquella supuesta era dorada a los partidos comunistas esto mismo, el estar encerrados en un discurso de los logros conseguidos, y no de lo que está por conseguir, que es lo que toca. ¿Qué ofrece ahora el PSOE? ¿Qué medidas socialistas va a poner sobre la mesa para arreglar este país? ¿O es que va a seguir eternamente remitiendo a su propios logros pasados? Y cada vez más y más pasados. ¿Lo único que puede decir el PSOE es que es un partido grande y fuerte y que por eso está más conectado con lo que es posible? Así que poco se puede decir. Sí, el PSOE hizo una gran labor, modernizó un país, fue valiente cuando era difícil serlo. Muy bien, lo celebro. Pero y ahora qué.

    Hace 5 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí