1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

  281. Número 281 · Febrero 2022

  282. Número 282 · Marzo 2022

  283. Número 283 · Abril 2022

  284. Número 284 · Mayo 2022

  285. Número 285 · Junio 2022

  286. Número 286 · Julio 2022

  287. Número 287 · Agosto 2022

  288. Número 288 · Septiembre 2022

  289. Número 289 · Octubre 2022

  290. Número 290 · Noviembre 2022

  291. Número 291 · Diciembre 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Afganistán y las mujeres sin burka

Gervasio Sánchez y Mónica Bernabé muestran con imágenes y textos la violencia y la tradición del único país en el que la población femenina supera a la masculina en el índice de suicidios

Raúl Gay 4/05/2016

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Hubo un tiempo en que Afganistán copaba las portadas de periódicos. Eran los años en los que los talibanes destruían estatuas centenarias y apedreaban a mujeres en estadios de fútbol. Después llegó el 11S, la invasión y la caída de Kabul, la democratización a la fuerza y la vuelta a las relaciones diplomáticas con Occidente. Poco a poco, las noticias procedentes de este país fueron sustituidas por las que llegaban de Irak, de Pakistán, de Líbano… Olvidadas por casi todos, millones de mujeres seguían sufriendo una vida miserable, marcada a puñetazos y ácido por un machismo atávico.

Para recordar a estas mujeres, la periodista Mónica Bernabé y el fotoperiodista Gervasio Sánchez se embarcan en un proyecto fotográfico durante seis años. El reto es grande: fotografiar a mujeres sin burka. Él dispara con su cámara y ella escribe la historia que hay detrás de cada imagen. El proyecto nace de la iniciativa del Ayuntamiento de Barcelona, que aporta financiación. Ahora es una exposición itinerante que puede verse en el Centro de Historias de Zaragoza y, a partir de septiembre en el centro cultural Conde Duque de Madrid. El paseo por la exposición duele. Hay imágenes potentes y hay pies de foto demoledores; cuando se conjugan, descubrimos la capacidad de obrar el mal que alberga un ser humano y una sociedad.

“Fotografiar mujeres con burka es muy fácil. Se pueden hacer fotografías que parecen postales, hay fotógrafos que se dedican a eso. Por eso nosotros quisimos hacer lo contrario: fotografiar a mujeres sin burka”, anota Sánchez. Al buscar en Google “peor país para ser mujer”, Afganistán no aparece en el ranking; pero lo cierto es que es el único lugar del mundo donde hay más suicidios de mujeres que de hombres. “Los suicidios se producen entre los 16 años y los 25, edades en las que son obligadas a casarse y una manera de liberarse de esa brutalidad es preferir la muerte”. El periodista, que ha fotografiado guerras durante 30 años, confiesa que es duro. “Conozco Afganistán desde hace 20 años, pero cuando Mónica Bernabé y yo nos planteamos un proyecto de hablar de mujeres sin burka… no nos imaginamos lo que nos íbamos a encontrar. Sin ella, hubiera sido imposible”.

Las mujeres de las fotografías tienen 15 o 20 años, aunque sus rostros parecen los de ancianas. Recuerdan a las imágenes de nuestros abuelos y abuelas, que siempre parecían mayores de lo que eran. El sufrimiento envejece a las personas. Gervasio Sánchez recuerda que la esperanza de vida allí está en los 39 años y que el país lleva décadas en guerra. “Muchas personas no han conocido su país en paz y se van a morir antes de que llegue”.

Hay hombres que aprovechan para vender a sus hijas y así tener dinero para droga

El periodista explica el sustrato ideológico que hay detrás del encierro de las mujeres, la expulsión de las escuelas, la ignorancia sobre su cuerpo, los matrimonios forzosos y los embarazos continuados. No es una cuestión de sadismo masculino, “aunque hay hombres que aprovechan para vender a sus hijas y así tener dinero para droga”; es una cuestión de tradiciones atávicas y brutales. “El drama de la mujer afgana es consecuencia de tradiciones obsoletas que se perpetúan por hombres y mujeres. La mujer forma parte de la rueda. La madre acepta que su hija se case igual que ellas forzosamente”, anota Sánchez.

Esa misma tradición es la que permite fotografiar a hombres de cincuenta años con sus esposas de veinte: “Son hombres con mucho honor. Creen en la tradición, en casar a su hija con quien creen que será mejor para la familia. Si respetas a su familia y quieres mostrarla, al final aceptan salir”. Recuerda que hasta hace no tantos años, en España las mujeres no podían sacar un pasaporte sin autorización de un hombre, que se mudaban con los suegros después de casarse y que lo normal en una mujer era estar embarazada o recién parida. “Hemos olvidado un poco nuestra historia. En Afganistán la tradición tiene un peso tremendo y la guerra ha impedido los avances. Ahora hay muchas leyes que protegen a la mujer, pero son papel mojado: por encima están la tradición y la impunidad”.

Lejos del espectáculo

Sánchez también ofrece una interpretación de lo talibán diferente a la que estamos acostumbrados a escuchar. Asegura que no era la peor milicia que había en Afganistán. “Consiguieron pacificar el país, cosa que no se cuenta. Su rigorismo islámico era tan brutal que era imposible negociar, pero consiguieron en 1996 acabar con la guerra civil. Los afganos prefieren tener una milicia que ponga orden a cinco que guerreen entre sí”. Es el Leviatán de Hobbes en el siglo XX: a cambio de cierta seguridad, una fuerza superior ofrece cierta seguridad a cambio de las libertades. “Los afganos no aplauden la llegada de los talibán, pero no se quejan porque acaban con las bombas. Cuando llevas 15 años de guerra, solo quieres la paz”.

Lleva treinta años fotografiando a las víctimas de los conflictos y huyendo de la espectacularización de la guerra, ha publicado una docena de libros y ha sido premiado más de treinta veces por su mirada ante el dolor de los demás, como diría Susan Sontag.  Y sigue sin morderse la lengua. Gervasio Sánchez se ha convertido en un referente moral del periodismo en nuestro país. Ese pepito Grillo que nos recuerda cada cierto tiempo que las cosas no están bien, que podemos hacer mucho por mejorar el mundo y nuestro entorno; a veces, basta con cumplir la ley.

Es el caso de la venta de armas. En 2008, en el discurso de recibimiento del Premio Ortega y Gasset, el fotógrafo rompió el protocolo y dijo:  “Me siento escandalizado cada vez que me topo con armas españolas en los olvidados campos de batalla del tercer mundo y que me avergüenzo de mis representantes políticos [...] Yo también tengo un sueño: que, por fin, un presidente de un gobierno español tenga las agallas suficientes para poner fin al silencioso mercadeo de armas que convierte a nuestro país, nos guste o no, en un exportador de la muerte”. Este sueño todavía no se ha cumplido y España vende hoy 10 veces más armas que en 2004.

El mercadeo de armas convierte a nuestro país en un exportador de la muerte

El periodista sigue indignado con el Gobierno de Zapatero, al que llamó traficante de armas. “Mi obligación como periodista no es contemporizar con el poder ni hacer discursos bonitos. Siempre he hecho discursos duros”. El discurso fue vitoreado por algunos y escuchado con cara de circunstancias por otros; pasó de mano en mano y todavía hoy resuena. Pero no sirvió de nada. Hoy España incumple su propia ley y vende armas a países como Israel o Arabia Saudí. Europa es el mayor exportador de armas ligeras del mundo. “Ésas son las que matan en las guerras. Bombas atómicas hay muy pocas, las guerras se hacen con fusiles. Los políticos europeos están hablando de derechos mientras exportan la muerte en forma de armas”

Sánchez señala lo que muchos no quieren ver, la hipocresía de los medios. “Hoy se critica la venta de armas a Arabia, pero entonces se hacía y muchos medios callaban. Es indignante. Cuando mi partido gobierna, callo. Cuando está en la oposición, hablo. Esto pasa en todos los medios, los grandes y los alternativos”.

En su carrera ha publicado en La Vanguardia, El País, ha trabajado para la Cadena SER y en el servicio español de la BBC, y siempre ha sido fiel a Heraldo de Aragón, el medio donde comenzó y, dice, siempre se ha sentido respetado. Lamenta que el periodismo esté cada vez más sometido al poder de la política y las finanzas y califica de impúdicas las relaciones entre el poder mediático, el poder político y el poder financiero. “Cuando empecé, los ciudadanos veían a los periodistas como personas frente al poder. Ahora nos ven como relacionados con el poder. Los negocios están por encima y por delante de todo”. Se muestra pesimista respecto al futuro de los medios. “El endeudamiento de los tradicionales ha llevado a que los bancos sean los verdaderos dueños” y los medios alternativos tienen que luchar contra “la atomización y las limitaciones económicas”.

Cualquier tiempo pasado

Acostumbrado a dar conferencias en universidades, afirma que la precariedad laboral, el descenso continuado de las tarifas y los vetos a la hora de hablar de ciertos temas hacen que sea casi imposible hacer periodismo digno en España. “Hay demasiadas facultades y con este cuello de botella, no todos los licenciados van a encontrar trabajo. Son mano de obra barata. Los medios, los tradicionales y los alternativos, ofrecen trabajar gratis o por cantidades que son basura. Es una vergüenza: trabajas dos años gratis para que tu nombre suene, pero vas camino del desastre”.

Sánchez recuerda que en los 80 y 90 podía vivir haciendo fotos, pero “hoy es imposible. Vivir del periodismo es ganar entre 1.500 y 2.000 euros, si vives en Madrid o Barcelona. ¿Quién gana eso? Los directivos de los medios maltratan y malpagan. De los 30 a los 40 te pagan mal y a los 50 te despiden. ¿Tu vida laboral va a ser de 10 años? Es muy doloroso”.

Pese a todo, sigue creyendo en el periodismo, “la pasión dura hasta la tumba”, y confiesa que la mejor foto es aquella que no se muestra, “hay que apostar por proyectos, no por fotografías. a veces, hay que sacrificar una foto especial por otra que aporta el hilo narrativo”. Tiene cientos guardadas y espera poder mostrarlas un día. En su cabeza bullen los proyectos, entre ellos, uno sobre desaparecidos de la guerra civil y la dictadura franquista que quiere estrenar en una fecha determinada: el 18 de julio de 2036.

Hubo un tiempo en que Afganistán copaba las portadas de periódicos. Eran los años en los que los talibanes destruían estatuas centenarias y apedreaban a mujeres en estadios de fútbol. Después llegó el 11S, la invasión y la caída de Kabul, la democratización a la fuerza y la vuelta a las relaciones...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Raúl Gay

Periodista. Ha trabajado en Aragón TV, ha escrito reseñas en Artes y Letras y ha sido coeditor del blog De retrones y hombres en eldiario.es. Sus amigos le decían que para ser feliz sólo necesitaba un libro, una tostada de Nutella y una cocacola. No se equivocaban. 

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Marisa

    Fabuloso artículo, y al llegar hacia el final, veo que lo has escrito tú. Lo voy a compartir con un amigo pashtun, que tendrá que pasarlo por el Google Translate...ay, sorry!

    Hace 6 años 7 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí