1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

FAUNA IBÉRICA

Paco Marhuenda, un periodista de granja

Esteban Ordóñez 20/04/2016

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Marhuenda es un periodista de granja. Posee cierto aire cansado de rumiante que, en virtud de méritos evidentes pero inconfesables, ha sido ascendido a guarda de la casa. Mantiene esa compostura de pachorra y respiración caliente que se le pone a los mamíferos que siempre encuentran el pienso en el mismo cubo. 

Luce una consistencia poco sólida sobre las mesas de los platós, da la impresión de que siempre se está recuperando de algún catarro. Hay en él una importante falta de vitalidad, un aspecto de hombre desubicado que deriva, seguramente, de haber extraviado el oficio de periodista en un despacho con moqueta ministerial.

Tiene la cabeza empotrada en el pecho. Su cráneo es ancho y compacto como un archivador de oficina burocrática. Parece que bosteza continuamente, aunque no abra la boca para hacerlo. El efecto proviene, quizás, de que su boca depende jerárquicamente de su nariz. El cartílago nasal atrae los labios, los curva desde el centro y le pone cara de asco mal disimulada. Va por ahí con un gesto de agravio preventivo, de víctima de un gulag imaginario, y eso le procura un placer incalculable

Como ocurre con muchos conservadores, ciertos apéndices de rectitud y de pureza protocolaria se han ido fusionando con su cuerpo hasta dejarle una imagen pintoresca: vive ahogado por la camisa, cabalgado por la chaqueta, y la corbata parece nacerle de la garganta. Lógicamente, toda esta parafernalia acaba desoxigenando las neuronas. De ahí, la miopía ideológica de Paco Marhuenda. Su cortedad de miras se deduce fácilmente porque se ha integrado en su fisonomía. Sin mirarlo, fijándonos sólo en el recuerdo, diríamos que siempre lleva las gafas empañadas, aunque realmente no sea así. Cree que la realidad es lo que ocurre entre sus lentes y sus ojos, y en ese par de centímetros cabe lo justo: unos cuantos prejuicios antiizquierdistas y (como se dice por ahí) un par de nalgas predilectas que, bien besadas, han acabado otorgándole una medalla. 

Tal vez por esa seguridad y ese tenerlo todo atado, cuando ejerce de tertuliano, unas veces se divierte y otras se mira las uñas. Merece respeto, eso sí, por su paciencia ante los ataques que recibe. Vive muy convencido de su partidismo y de su corral ideológico y por eso no pierde los papeles habitualmente. De cuando en cuando, se le escapa una risilla juguetona que sugiere un carácter entrañable. Pero de vez en cuando.

Posee dos mejillas fofas como dos barrigas, unidas en el centro por una sombra de bigote. A pesar del afeitado diario, se le intuye una barba tenaz, afectada por una incoherencia moral muy católica y muy española. La molla de su cara es blanda y disgregable, puede suponerse que su textura se asemeja a la del pulpo a la gallega. Alrededor del hueso de la barbilla hay dos principios de michelín. 

Es dueño de sus manos, eso es innegable, pero no así de su lengua. Le ocurre igual que a Rajoy. Padece la misma torpeza expresiva y los mismos tropiezos sintácticos. Comparten un diccionario de palabras infantiles, incapaces y anodinas. Aunque no es excusa, ambos poseen una lengua ancha y moluscosa que les colapsa la boca. Por algún motivo, mientras la lengua de Rajoy tiende a la tribulación, la de Marhuenda cae en el agotamiento. Hay que añadir que el director de La Razón tampoco controla sus cejas,  que dan pequeñas sacudidas cuando lo interpelan: un claro tic de menosprecio antidemocrático. 

Por mucho que le duela a su nacionalismo español y panfletario, su aspecto físico general, si uno se fija bien, resulta un poco como si a Artur Mas lo hubieran metido en la lavadora con agua muy muy caliente y se hubiera destensado. Hay un vínculo extraño entre ambos personajes, una hermandad en el ridículo que incita a pensar en la conspiración.

Marhuenda es un periodista de granja. Posee cierto aire cansado de rumiante que, en virtud de méritos evidentes pero inconfesables, ha sido ascendido a guarda de la casa. Mantiene esa compostura de pachorra y respiración caliente que se le pone a los mamíferos que siempre encuentran el pienso en el...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Esteban Ordóñez

Es periodista. Creador del blog Manjar de hormiga. Colabora en El estado mental y Negratinta, entre otros.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

17 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Stefan

    Muy interesante ejercicio de psicofisiognomia. Marhuenda "posee dos mejillas fofas como dos barrigas", que son un rasgo característico de muchos periodistas, por ejemplo, Jordi Évole, José Oneto, García Ferreras, Juan Cruz o Jiménez Losantos. Siempre he sospechado que esta tendencia a la "papada lateral" se deba a la falta de ejercicio de la mándibula, es decir, incapacidad de apretar los dientes y escasa disposición a morder. Eso sí, sin perder la capacidad de ladrar, acuden enseguida a la llamada de su amo.

    Hace 4 años 5 meses

  2. rafagutterman

    Simplemente genial... aunque considere una perdida de tiempo dedicarle una sola línea a este cerdo de granja.

    Hace 4 años 5 meses

  3. Pedro

    Para los que equivocadamente creen que esto es un artículo de opinión: es una caricatura. Y hecha con gran dominio del lenguaje, con sorna y con habilidad.

    Hace 4 años 5 meses

  4. José Luis

    El género de opinión es osado, faltón y provocador. Pero este artículo se ha quedado en la anodina apariencia. Le ha faltado CONTEXTO...

    Hace 4 años 8 meses

  5. Musta

    Este artículo es una vergüenza, el señor Marhuenda no es de mi agrado pero por encima de todo está el respeto y la verdad es que esta publicación reúne lo peor del periodismo. Centrado en que alguien me cae muy mal y es muy feo, ¿pero de qué estamos hablando, cómo se permite esta fachada en un periódico como Público? De verdad, no sé como se puede ser tan mal periodista, mal profesional y escritor de tan pésimo gusto.

    Hace 4 años 8 meses

  6. Liz

    Un perfil centrado en el aspecto físico del personaje: Maruhenda es feo, gordo, gafotas y tiene la voz de pito. Ni un solo detalle biográfico que obligara al autor a unos minutos de búsquedas en internet. Ni siquiera tiene gracia. Una basura.

    Hace 4 años 8 meses

  7. dona castro

    dedicado al vete a la escuela de ética..... como bien dice el gamberrismo informativo, zafio y barato queda impune, y marhuenda es un magnífico ejemplo de ello, ya le he hecho llegar un código deontológico. Quiere que le haga llegar uno a usted también? Es bochornoso, vergonzoso, inaceptable que ese personaje de muy dudosa valía pretenda dar lecciones de ética a nadie, es un encubridor de malhechores y un manipulador de la información día sí y día también. Es muy necesario que se escriba aun con sorna sobre ello, es fundamental fomentar el instinto crítico frente a la chaladura, vileza y sucia demagogia de algunos supuestos "des"informadores .

    Hace 4 años 11 meses

  8. FuckThisShitMotherFucker

    Me irrita Marhuenda cómo me irritan Rajoy, Pedro, Albert y Pablo. Garzón va de apuntador y no cuenta, para tomar apuntes, llevar los papeles y dejarse rajar el ano ya está Irene Montero. Irene es todo lo que Pablo quiere que sea e Irene consiga dárselo. Desde el ano hasta la mente, piernas fuera y que se las pase al cabezón en silla de ruedas.

    Hace 5 años 5 meses

  9. ¿A qué viene esto, CTXT?

    Hay varias razones por las que leo y contribuyo a CTXT. La principal es una evidente mirada crítica de la realidad, ese esfuerzo por dar con las explicaciones de lo que sucede a nuestro alrededor en lugar fabricarlas para sostener sus propias tesis. La objetividad absoluta es utópica, pero con honradez y coherencia me ha demostrado que la publicación defiende Periodismo e ideas, no personas o intereses, algo realmente excepcional en la prensa española. Percibo en CTXT una invitación a la autocrítica que no hallo en otros sitios. De hecho, busco publicaciones españolas de corte "neocon" o tradicional, las denominadas "de derechas", que, desde sus propias ideas, hagan esto mismo. Lamentablemente, no las encuentro y siempre acabo preguntándome si el debate "progresismo contra tradicionalismo" no será más bien una cuestión de actitud: de "racionalidad contra visceralidad" ... Pues henos aquí que no, que CTXT también baja a la arena. Como si fuese obra de F.J. Losantos o de A. Ussía, encuentro en CTXT no un artículo ¡una sección! dedicada a hacer descripciones ridiculizantes de personajes públicos, haciendo también mofa, sin pudor, de sus características físicas. Viendo la lista de víctimas, supongo que será una cuestión de apuntar a personajes alejados de la "virtud", como cuando Losantos despachaba contra Joaquín Sabina o Ussía contra Javier Bardem. Y al igual que con esos otros periodistas, es imposible no percibir la vanidad de quien firma. Tiene ingenio, buena pluma y sabe que siempre habrá palmeros si hay buenas estocadas. Se está gustando. Pero oigan ¿Para quién escriben y publican Uds., para sí mismos o para sus lectores? En definitiva ¿Creen Uds. que esta clase de artículos contribuyen a hacer de CTXT una revista mejor? Por si no ha quedado claro, yo creo que no; más bien, todo lo contrario. Dicen que el contexto lo es todo. Pues bien ¿qué aporta esto al contexto? Nada. Están embarrando la revista con animadversiones personales. Desviándose de su propósito, restándole credibilidad. No caigan en esto, por favor. Si quieren diferenciarse de otros medios y ser mejores, demuéstrenlo también en estas cuestiones.

    Hace 5 años 5 meses

  10. josemanuel55

    Sr. Etico, ínclito y excelentísimo Paco: Por favor, diga bolivariano, que su discurso con esta carencia es como un guiso sin sal, insatisfactorio. Sin embargo, D. Francisco, tengo que reconocer que su queja de que no le publicaban su ilustre comentario despues de haber sido este publicado me ha llegado al corazón, así se dan lecciones de victimismo sin venir a cuento y contra toda realidad Sr. M: Suyo babeante y afectísimo y deseandole las mas gloriosas empresas, se humilla raudo y obediente su seguro servidor, este que lo es A continuación viene certificado del párroco y del sargento de la guardia civil

    Hace 5 años 5 meses

  11. Vete a la escuela de ética2

    O sea, todo el argumento y la educación del tal "Pedro" en su comentario es enviarme a " Pastar" (???). Al más puro estilo facha. Estos harán buenos a los facciosos.

    Hace 5 años 5 meses

  12. Pedro

    Solo es la realidad "Vete a la escuela de ética". Y si hubiera más artículos como éste habría menos Marhuendas en el PERIODISMO y hoy no sería TT #Iglesiascontralaprensa Vaya usted a pastar.

    Hace 5 años 5 meses

  13. txe

    a 'el mismo de antes' aplíquese el cuento (y deje que la gente se exprese (si creativamente (gran diferencia respecto suyo), mejor))

    Hace 5 años 5 meses

  14. txe

    aplíquese el cuento (y deje que la gente se exprese (si creativamente (gran diferencia respecto la suya), mejor))

    Hace 5 años 5 meses

  15. El mismo de antes

    Espero que publiquéis mi comentario anterior. Mas que nada por honestidad profesional. Vosotros, los respetuosos con la libertad de expresión.

    Hace 5 años 5 meses

  16. Vete a la escuela de ética

    Por mucho que no se esté de acuerdo con el personaje en cuestión, lo de arriba no es un artículo de opinión sino un libelo faltón, injurioso y muy lejos del periodismo serio. En este país hemos llegado a un punto en que cualquier mindundi detrás de un teclado y de una línea editorial, se cree con el derecho a perder el respeto, la decencia deontológica ( míralo en el diccionario) y donde el gamberrismo informativo zafio y barato queda impune.- Una cosa es la libertad de expresión y otra el terrorismo que se practica desde determinadas columnas. A esto le llaman periodismo.

    Hace 5 años 5 meses

  17. Ángel

    Soberbio. Sólo eché en falta, quizá, alguna referencia al alzamiento. Me refiero por supuesto al de ojos, que tanto le caracteriza y profesa cuando le pasan por delante los momentos de realidad que le incomodan.

    Hace 5 años 5 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí