1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Mirada Sur

Un ‘mani pulite’ a la argentina

Raquel Garzón 23/04/2016

<p>Lárazo Báez en el momento de su detención.</p>

Lárazo Báez en el momento de su detención.

youtube

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La avalancha luce imparable y protagoniza titulares de prensa cada mañana. La Justicia Federal argentina, que hibernó durante los últimos doce años, parece haber entrado en el ritmo febril de una clase de cross-fit. Esta semana se decidió el procesamiento y prisión preventiva del empresario kirchnerista Lázaro Báez --socio de la familia Kirchner en el negocio hotelero y un intocable de otros días-- en la causa conocida como "La ruta del dinero K", en la cual se investiga el lavado de millones de pesos por sobreprecios en la obra pública durante las presidencias de Néstor y Cristina Kirchner.

De ese caso, que determinó el martes la captura internacional de Jorge Chueco, abogado ligado a Báez, apresado en Paraguay tras una fallida fuga, y de otras investigaciones que involucran a políticos tiran quienes han empezado a hablar del "mani pulite argentino". El reciente llamado a indagatoria de la expresidenta Kirchner por la causa de venta de dólar futuro, el de su exministro de Planificación, Julio De Vido, hoy diputado peronista por la tragedia de Once (un accidente ferroviario que costó la vida de 51 personas) o la investigación de las declaraciones juradas del presidente Mauricio Macri en relación con sociedades offshore mencionadas en los Panama Papers son reflujos de la misma marea.

El proceso es revelador del cambio de aire en la política argentina, pero sobre todo, de la metamorfosis de una Justicia hasta ahora cómplice por omisión del estado de cosas anterior, en el cual el poder jamás rendía cuentas (hay incluso politólogos como Sergio Berensztein que hablan de "cleptocracia" al analizar el régimen anterior). "Nuestra primera denuncia fue en 2008", declaró esta semana en relación con el caso Báez el diputado de la Coalición Cívica Fernando Sánchez. "Cuánto nos habríamos ahorrado, en todo sentido, si hubieran investigado entonces".

Hubo quienes sí lo hicieron y su ejemplo cunde en estas horas: con Cristina Kirchner en el poder, el fiscal José María Campagnoli y su equipo se atrevieron a investigar a Lázaro Báez y fueron perseguidos por hacerlo. En diciembre de 2013 el funcionario fue suspendido con reducción de su salario y sometido a un juicio político que jamás llegó a sentencia, en medio de un escándalo público. Mucho de lo que Campagnoli decía entonces está siendo corroborado por las investigaciones actuales. Pero rebobinemos el caso, para entenderlo mejor.

Camiones de dinero negro

La ruta del dinero K, nave insignia de este efecto dominó, es noticia desde abril de 2013 y se inició tras una investigación de Periodismo para todos (PPT), el programa televisivo de Jorge Lanata en el 13, una emisora del Grupo Clarín. La causa, a cargo del juez Sebastián Casanello (a quien el periodista llamaba "tortuga", por su injustificable inercia investigativa durante el kirchnerismo), se reavivó hace poco más de un mes y salpica incluso a Ricardo Echegaray, exadministrador de Ingresos Públicos y actual titular de la Auditoría General de la Nación, citado a indagatoria para el próximo 3 de mayo, a quien se le ha prohibido salir del país.

Casanello cita a Echegaray como posible responsable del delito precedente que se necesita para probar el lavado de dinero. Debe explicar su inacción, pues la operatoria de Austral Construcciones, la empresa madre de Báez, incluyó, además de facturas por gastos inexistentes, repatriaciones sospechosas de millones cuya cifra final está investigándose (33 millones de dólares en bonos argentinos obran ya en la causa). Situaciones ante las cuales la AFIP, a cargo entonces de Echegaray, no hizo reclamo alguno, a pesar de que se encendieron luces rojas en distintos niveles de control del organismo público.

Del escrito del juez Casanello, de 122 páginas, surgen estos datos: la provincia de Santa Cruz, de donde los Kirchner y Báez son oriundos, concentró durante las presidencias K 51 obras que equivalen al 11% del total de la obra pública nacional, por un total de 16.386 millones de pesos (unos 964 millones de euros). Veintitrés de esas obras registran plazos incumplidos de ejecución; a pesar de ello, la demora en percibir los pagos del Estado era sólo de 34 días, mientras que otras empresas constructoras debían esperar 231. Ese dato basta para comprobar que Báez gozaba de una situación de privilegio.

Según surge también del expediente, por cada peso que Báez recibió, gastó $4,33, algo que va en contra de cualquier lógica de sana administración. Son gastos presuntamente falsos (otra de sus empresas, por ejemplo, le vendía combustible a sus transportes a un precio notoriamente mayor al que se comercializaba en las estaciones de servicio) que le habrían permitido hacerse del dinero que fugó al exterior mediante un complejo entramado jurídico. En esa ingeniería financiera, la Justicia investiga ahora el rol de cuatro bancos extranjeros (Lombard Odier, Credit Suisse, Ubs y el Sabadell español) y nueve financieras locales.  

Esta semana, mientras los programas periodísticos hervían al ritmo de las novedades, el juez Casanello decidió el embargo de los bienes de Lázaro Báez por 100 millones de pesos (unos seis millones de euros) y de otros procesados: entre ellos, su hijo mayor, Martín, su contador, Daniel Pérez Gadín, y el titular de la empresa de aviones a bordo de los cuales se transportaban bolsos con fajos de billetes que la sociedad argentina vio contar por televisión, al filtrarse el 14 de marzo vídeos de seguridad de la financiera SGI, apodada La Rosadita (en alusión a la Casa Rosada, sede del gobierno federal), que los Báez usaban como puerta de salida del dinero al exterior.

El jueves, escuchas telefónicas incorporadas a la causa revelaron que también se transportaba dinero en camiones desde Santa Cruz hasta la provincia de Chaco (situada a unos 3.300 kilómetros al norte), donde Báez tiene otra empresa. Imaginar esa montaña de billetes birlados al Estado envenena a cualquiera.

El arrepentido      

Los vídeos de SGI difundidos en marzo aceleraron el proceso. Esas imágenes fueron como ácido en la piel para la opinión pública. Mientras el exjefe de gabinete, Aníbal Fernández, se preguntaba si era ilegal contar dinero en la Argentina, la indignación social --que las redes viralizaron-- obligaba a Casanello a admitir los vídeos como prueba y a concretar las indagatorias.

Una de ellas fue especialmente fructífera y derivó en arrestos, embargos y nuevas citaciones: la del exvalijero de Báez, Leonardo Fariña, un personaje asociado a la farándula por su matrimonio con la modelo Karina Jelinek (de quien hoy se encuentra divorciado), cuyos dichos en una cámara oculta de PPT detonaron la investigación en 2013 (entonces habló, dicen, para protegerse: sus jefes sospechaban que entre tanto trasiego de millones se había quedado con una vuelta millonaria).

Fariña, que tras la publicidad de aquellas declaraciones se encontraba en prisión desde hacía dos años por evasión impositiva, se acogió el 8 de abril pasado a la figura de "arrepentido" --vigente en la legislación argentina para casos de lavado-- y aportó a la causa, a cambio de mejorar su situación, una serie de datos cruciales (nombres, números telefónicos, descripciones y detalles de la estructura financiera usada para lavar el dinero, etcétera), que derivaron en su excarcelación y en las detenciones y procesamiento de Lázaro Báez y su núcleo íntimo. La detención de Chueco, el cerebro jurídico de este armado, era obligada tras su declaración.    

Ver que la justicia hace su trabajo convierte en más llevadero el arduo momento actual. Mientras el Gobierno de Macri atraviesa el que dicen será el trimestre más difícil del año (hay precios nuevos de bienes y servicios contra salarios viejos, pues la mayoría de los gremios no ha terminado sus negociaciones y la inflación no baja del 4% mensual), dos encuestas recientes que midieron el "humor social" afirman que la corrupción está al tope de las preocupaciones, tras desplazar a la inseguridad y al aumento de precios generalizado.

Según la consultora Analogías, que encuestó durante la primera quincena de abril a 2.200 personas de entre 16 y 74 años, el 31 % eligió la corrupción como el tema que más le preocupa (en febrero el 18,3% la había situado como el mayor problema ). Un estudio de Ibarómetro, realizado en el mismo periodo, confirma esta percepción: de 1.200 personas consultadas, el 24,4 % la consideró el tema más preocupante (en febrero la corrupción era elegida como el mayor problema por el 20,7%).

En todos los foros hay ecos de estos aires. El jueves, en su discurso de apertura de la 42ª Feria Internacional del Libro de Buenos Aires, Alberto Manguel, flamante director designado de la Biblioteca Nacional, puso el acento en la honestidad: "Don Quijote insiste en que el principal deber de un lector es actuar en el mundo con honestidad moral e intelectual, sin dejarse convencer por eslóganes tentadores y exabruptos emotivos, ni creer sin examinar noticias aparentemente veraces".

Habrá que tomar nota de la lección de Cervantes y leer ejercitando el sentido crítico los nuevos capítulos de esta historia, que cada día se parece más a Buenos muchachos, la peli de Scorsese.

 

 

Autor >

Raquel Garzón

Raquel Garzón es poeta y periodista. Se especializa en cultura y opinión desde 1995 y ha publicado, entre otros libros de poemas, 'Monstruos privados' y 'Riesgos de la noche'. Actualmente es Editora Jefa de la Revista Ñ de diario Clarín (Buenos Aires) y Subdirectora de De Las Palabras, un centro de formación e investigación en periodismo, escritura creativa y humanidades.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Mariae

    No es una nota propia del nivel de CTXT porque justamente omite todo el contexto. Omite el descrédito de la Justicia Federal (tribunales que funcionan en la avenida Comodoro Py) desde la época de Carlos Menem y sus "jueces de la servilleta". Un ejemplo, lo que decía el diario Clarín en 1997 sobre el juez Bonadío http://edant.clarin.com/diario/1997/09/14/e-05901d.htm Quién es el juez Claudio Bonadío: http://kontrainfo.com/?p=1183 Es cierto, "los programas periodísticos hervían al ritmo de las novedades" al tiempo que tapaban y cotidianamente minimizan datos como 40 % de inflación en últimos cuatro meses, 1000 despidos por día, tarifazos mas otras medidas de brutal ajuste. Pero sobre todo, lo que se oculta en portadas y titulares es la ya incontable cantidad de funcionarios macristas que aparecen cada día con cuentas offshores a la luz de los #PanamaPapers El último es http://www.infonews.com/nota/287976/panama-papers-el-secretario-legal-y-tecnico A la vez que aparecen los nombres de Macri, su familia, sus ministros, funcionarios y allegados en cuantas en paraísos fiscales mas titulares suman la “pesada herencia” y la “corrupción K”. Por eso, no se puede omitir el contexto de las innumerables operaciones de prensa sobre "la ruta del dinero K" en una temible connivencia de empresas periodísticas, servicios de inteligencia y funcionarios judiciales. Un ejemplo: http://www.waltergoobar.com.ar/notices/view/1174/pajaro-de-cuentas.html Y otra de hace pocos días que empezó a volar hasta que la desmentida de Le Monde hizo aterrizar de golpe: http://www.pagina12.com.ar/diario/elpais/1-297115-2016-04-16.html A propósito del fiscal Campagnoli http://www.infonews.com/nota/114286/a-partir-de-las-denuncias-del-diario-tiempo Como queda claro, el “cambio de aire en la política argentina” es cierto: en feroz oposición al gobierno anterior, los intereses del mega grupo empresario periodístico Clarín están bien cuidados con el actual gobierno de Macri que a pocos días de asumir derogó por decreto la Ley 26.522 de Servicios de Comunicación Audiovisual hecho que fue llevado a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA https://youtu.be/19PLdKiUEng Y designó por decreto al abogado del Grupo Clarín, Carlos Rosenkrantz, como miembro de la Corte Suprema de Justicia (hecho que generó tantas críticas que ahora corre por canales mas institucionales) http://www.mercadoytransparencia.org/noticia/clar%C3%ADn-us%C3%B3-el-viejo-truco-de-la-asociaci%C3%B3n-trucha-para-defender-fibertel Sería bienvenido un “mani pulite a la argentina” pero no será tal si excluye a quienes llevaron al país a su más brutal crisis y hoy detentan cargos en el actual gobierno. Lo que describe la periodista en esta nota se parece al “mano pulite a la brasilera” y las causas del “lava jato”. Y quien pudo ver en directo la votación en diputados del pedido de juicio político contra Dilma Rousseff tendrá mas o menos en claro el ‘prestigio’ y/o la ‘imparcialidad’ de funcionarios acusadores que colman portadas y titulares. Son apenas unos apuntes para dar contexto a esta nota. Tenerlo en cuenta para después si preguntarse ¿será justicia?

    Hace 5 años

  2. Raúl Silverio López Ortego

    Desde el inicio de los gobiernos K, dos mafias coparon el país, a la par que lo saqueaban a la vista de todos. Con la impunidad y desvergüenza que caracteriza a quienes disfrutan de un poder tan absoluto, la presidenta Cristina Fernández y en uno de sus clásicos discursos por Cadena Nacional, confesó que los jefes de ambas mafias -NC Kirchner y H Magnetoide del grupo CLARINete NACIONal- se habían reunido al menos ocho veces en la quinta presidencial de Olivos a comer asados, … mientras repartían dineros y poder, of course. En una de las numerosas corrupciones Magnetoide pactó con NCK hacer el monopolio de TV CABLE, a lo que un defensor del Estado, José Sbatella, Presidente de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC), se opuso públicamente a sus jefes y por lo cal fue reprendido, … y trasladado otro organismo del Estado. Y así ambas mafias fueron creciendo en patrimonio a expensas del Estado y de los ciudadanos argentinos expoliados, … hasta que un día, y no sabemos por qué, dicha alianza y caterva se quebró, y de allí en más se volvieron enemigos acérrimos. Entonces el odio cubrió todo, y a todos. Cada grupo creó su ejército de inocentes útiles, los cuales los apoyan hasta hoy. Me pregunto: únicamente Don Vito Corleone era mafioso?, … o todo los que 'trabajaban' con él, la justicia yanqui también los consideró mafiosos? Tú, Raquel Garzón, encumbrada directora de la Revista Ñ, del inefable Grupo Clarín, … qué opinas? Estoy seguro que tu bien guardada êtica la reservas para hablar sobre todo este asunto, algún día, verdad? Algo como lo que hace hoy Farina, … o mañana lo hará el abogado Chueco, … quizá?

    Hace 5 años

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí