1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

JORGE MORUNO / RESPONSABLE DE DISCURSO DE PODEMOS

“Vamos a hacer lo posible por evitar que Rajoy forme gobierno”

Antonio Girón Madrid , 6/01/2016

<p>Jorge Moruno</p>

Jorge Moruno

A.G.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Jorge Moruno (Madrid, 1982) trabaja las intervenciones televisivas con Pablo Iglesias desde antes de que el partido morado fuera una idea barajada por un grupo de científicos sociales de la Complutense. En un discreto segundo plano, este especialista en Sociología del Trabajo, de 33 años, es una de las partículas que componen el mencionadísimo núcleo irradiador convertido en estado mayor de Podemos. Sociólogo de la Complutense y Postgrado por la Universidad Autónoma de Barcelona, Moruno ha publicado el libro “La fábrica del emprendedor. Trabajo y política en la empresa-mundo” (Akal, 2015). El responsable de discurso de Podemos habla con CTXT sobre la hoja de ruta de su partido tras las elecciones generales del 20D.

¿Qué cree que va a pasar con el diálogo entre fuerzas políticas? ¿Gran coalición? ¿PSOE y Podemos podrían pactar una investidura con otras fuerzas del arco?

El PP va a llamar a la “gobernabilidad”, Ciudadanos está para lo que haga falta, y el PSOE de Pedro Sánchez está como el rey ahogado, tal y como lo definió Enric Juliana. Una gran coalición a tres contra el cambio y a favor de nuevos ajustes es lo deseado por quienes no se presentan a las elecciones. Por nuestra parte, lo hemos dejado claro: vamos a hacer lo posible por evitar que Mariano Rajoy forme gobierno. Nos hemos ofrecido a dialogar y discutir con la mano tendida. Entendemos que es fundamental revertir los recortes, frenar la política de austeridad para acabar con la desigualdad y reactivar la economía, tenemos la necesidad de arrancar de raíz la corrupción, y de construir un nuevo marco de convivencia territorial sobre bases sólidas dentro de una España plurinacional. Por ahora el PSOE no tiene posturas definidas en torno a la agenda a seguir en la salida de la crisis social y económica o en materia de regeneración democrática. Antes de marcar líneas rojas habría que marcar posturas claras. 

Desde la misma noche de las elecciones hemos tendido la mano a Sánchez, pero por ahora solo hemos recibido negativas

¿Qué posibilidades reales hay de que Podemos pacte con Sánchez?

Desde la misma noche de las elecciones hemos tendido la mano, pero por ahora solo hemos recibido negativas y líneas rojas para poder sentarse a la mesa a debatir. Hemos lanzado la iniciativa del diálogo y hemos recibido un portazo. El PSOE creo que está un poco desorientado, tanto a la interna del partido como en su ambigua posición hacia afuera. Estos días tendrá que aclararse, no son tiempos de batallas intestinas, sino de plantear propuestas de país. Existe una oportunidad clara para echar al PP y hacer política con mayúsculas por encima de tácticas cortoplacistas.

Si hubiera elecciones anticipadas... ¿Qué ve como riesgos y qué como ventajas?

Creo que nadie desea que se celebren elecciones de nuevo, pero debemos tener claro el orden de las prioridades, es decir, lo prioritario no es lo que la CEOE, el Ibex 35 o la Troika demanden, ni se trata de formar un gobierno estable por el hecho mismo de que sea estable, si por estable entendemos una pista libre para persistir en las políticas de recortes. Lo importante es que haya cambio a favor del bienestar y el futuro de las mayorías sociales, que es lo que ha votado la inmensa mayoría de la ciudadanía. El riesgo y las ventajas hay que calibrarlas poniendo en el centro del debate la necesidad de un cambio social y político.

Lo importante es que haya cambio a favor del bienestar y el futuro de las mayorías sociales, que es lo que ha votado la inmensa mayoría

¿Cual va a ser la agenda parlamentaria de Podemos?

Lo primero que vamos a hacer es poner en trámite la Ley 25, basada en contemplar los derechos humanos, algo muy básico que entronca con el artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Una ley de rescate social que ponga fin a la pobreza energética y a los desahucios sin alternativa habitacional, se trata así de atender cosas muy básicas. Pero además, estamos haciendo una serie de propuestas integrales de país: consensos sociales que ya existen en la sociedad y que hay que convertir en Ley. Se trata de acabar de raíz con la corrupción, reconocer la plurinacional del país, reducir la desigualdad, blindar los derechos sociales, garantizar una justicia independiente y aplicar una reforma electoral.

Uno de los ejes de su discurso es poner punto y final a la política de austeridad diseñada desde Europa. Sin embargo, el menú para España en 2016 son 12.000 millones de euros en recortes. De llegar a formar gobierno, ¿no podría pasar con Podemos lo mismo que con Syriza y veros obligados finalmente a pasar por el aro de la austeridad?

El desafío es que tenemos un problema de arquitectura europea. Es imposible construir un proyecto político común, de fraternidad europea, contando con todas las diferencias existentes entre los distintos pueblos europeos, si nos basamos en reglas estáticas y técnicas como el déficit, la deuda y el 2% de la inflación. Es imposible porque son dispositivos disciplinadores en economías completamente desiguales. Sin tener una hacienda pública compartida, una mutualización de la deuda, programas comunes de lucha contra el desempleo, es decir: sin tener en cuenta una serie de elementos que construyan efectivamente un pueblo europeo. Con todo, creo que, como placas tectónicas, la cosa se va moviendo. Lo que ha pasado en Grecia tras el referéndum y el nuevo programa de austeridad, con el ministro de finanzas alemán a la cabeza y el aplauso del ministro de economía español, ha sido una extorsión en toda regla. En Grecia intentaron destruir al gobierno Tsipras para evitar la posibilidad de un cambio democrático en España. También vemos una serie de cambios políticos en Portugal. Todo esto requiere una cierta sedimentación, pero sobre todo precisa de articulación política y democrática a nivel europeo. Precisa de una fuerza que ponga encima de la mesa un espacio de negociación que no esté basado exclusivamente en los dispositivos de disciplina económica que nos abocan a la destrucción del tejido social y de bienestar en Europa.

En el escenario de negociación entre líderes políticos de fuerzas tradicionales y emergentes… ¿Los nuevos líderes de su formación no corren el riesgo de convertirse en una nueva élite, una nueva casta política?

No lo creo, no por ningún tipo de perfeccionismo moral, sino porque contamos con mecanismos pensados para evitarlo. Pero también importa la realidad material: los sueldos de los representantes de Podemos están ligados al SMI; apostar por subir el salario mínimo es apostar por subir tu propio salario. Eso es estar conectado a la sociedad.

Se habló y se escribió sobre el Podemos 2.0., de manera muy resumida: la apuesta por un partido-empresa con un liderazgo fuerte y cerrado frente al partido-movimiento de los orígenes. La composición de candidaturas y confluencias diferentes en cada territorio y los resultados obtenidos el 20D… ¿Ofrecen una nueva fase? ¿Un Podemos 3.0.?

Creo que, reconociendo de partida los errores cometidos, a veces se ha sido muy injusto con la hoja de ruta de Vistalegre. No traza un modelo per se, sino una tesis aplicable al tiránico ciclo electoral y político que se abría en 2015 y que parece que todavía no ha terminado. Por ahora, creo que seguimos en las mismas tesis, donde la estrategia plurinacional en el 20D ha sido más un enriquecimiento que una revisión del planteamiento de Vistalegre. Lo anterior, obviamente, no implica que no tengamos que analizar los cambios que se suceden a toda velocidad en el escenario político y adaptarnos a las diferentes coyunturas.

No somos marketing, somos gente normal y corriente haciendo política

Podemos está bajo permanente escrutinio público y mediático, además de acumular un enorme capital simbólico y político… ¿Cómo se vive esa situación de acceso al poder? ¿Produce erosión? ¿Síndrome de Estocolmo?

Hay algo que no soportan las élites y por eso nos tratan como intrusos, como si la política fuera un espacio reservado y privado para la gente que está llamada a ocupar puestos de liderazgo viajando en una especie de escaleras mecánicas de la mediocridad. Sigue siendo triste que sea noticia que gente que proviene de la calle o de la sociedad civil entre en las instituciones. Pero es obvio que, en diferentes grados, nuestras vidas se han transformado por completo. Después de las europeas, hasta cierto punto, se asumió estar sometidos al escrutinio permanente de los medios y de la propia sociedad porque era obvio que venía todo en el mismo paquete. No somos marketing, somos gente normal y corriente haciendo política. La gente anónima es también la gente que sale del anonimato.

¿Qué mantiene y que innovaciones plantea Podemos respecto a otros partidos políticos como IU o el PSOE?

Así a bote pronto se me ocurren varios aspectos: el modo de financiación, la regeneración democrática y la transparencia, la austeridad de los cargos, las primarias ciudadanas, las consultas revocatorias. En nuestro caso no acudimos a los bancos a pedir créditos, solo nos financiamos con las aportaciones y los microcréditos de la gente. Nuestras cuentas son públicas y transparentes y están detalladas en la web, factura por factura. El dinero sobrante de los sueldos de nuestros representantes electos sirve entre otras cosas para lanzar el proyecto Impulsa.

La relación de Podemos con Izquierda Unida es tan fraternal como fratricida. En territorios como Galiza o Catalunya se han planteado candidaturas comunes en las escalas municipal o estatal… ¿Por qué en Madrid no hubo acuerdo con la candidatura de Alberto Garzón?

En el caso de Alberto Garzón se intentó pero no salió. Trasladar un caso a otro lugar como si fuera un corta y pega es complicado. La suma simple o la mirada retrospectiva de supuestas cábalas sobre que lo podría haber sucedido sí “la izquierda se uniera”, son a mi juicio incorrectas. Las variables no se mantienen estables durante ese proceso necesariamente, 2+2 no tienen por qué ser cuatro en política. En los territorios como Catalunya, Euskadi, el País Valencià o Galiza, las razones no hay que encontrarlas en la suma de siglas o la “unidad de la izquierda”. Responden, en mi opinión, a las características nacionales en los territorios, responden a una acertada postura en defensa de la plurinacionalidad y la democratización de la economía junto con la relevancia de liderazgos que cuentan con un gran reconocimiento.

El régimen del 78 se parte por la cuestión territorial, además de por la cuestión social

Catalunya está siendo un escenario central en el actual terremoto político. El procés catalán, la CUP, el movimiento de los Comunes… ¿Catalunya abre los candados del régimen del 78?

Está claro que el régimen del 78 se parte por la cuestión territorial, además de por la cuestión social. El ciclo de protestas que se abre con la PDD (Plataforma per el dret a decidir), con las consultas, se presentaron masivamente en las últimas Diadas del 11S, evidenciando una fractura. Es el Partido Popular quien, primero, apela al Tribunal Constitucional y espolea el rechazo a lo catalán, y segundo, a lo largo de todos estos años ha seguido por la senda del inmovilismo, provocando que, según el CEO (Centre d’estudis d’opinió de Catalunya) el 42% de los nuevos independentistas argumenten serlo con motivo de los comentarios y actitudes del gobierno. Esta fractura ha pasado factura a CIU y se abre más cuanto más desoída es la ciudadanía. Parapetarse en la letra de la ley empeora los problemas políticos. Solo un referéndum pactado y legal --por cierto tal y como defendía el PSC en 2012--, donde se le devuelva la palabra a la gente puede desatascar esta situación. Desde la democracia como punto de partida, los consensos sociales y plurinacionales forjados pueden hacerse realidad.

¿Proceso constituyente o solo referéndum catalán?

Creo que la apertura de un debate constituyente incluye también la salida del atolladero en materia territorial. El inmovilismo, la falta de estrategia y el desprecio a un proyecto de una España plurinacional solo ayudan a que crezca el sentimiento independentista. Estoy convencido de que el enfoque más sencillo resultará ser también el más eficaz. 

El inmovilismo, la falta de estrategia y el desprecio a un proyecto de una España plurinacional solo ayudan a que crezca el sentimiento independentista

Muchos científicos sociales hablan de “democracias de audiencias”. Como si el terreno central de la política contemporánea fueran los platós de televisión, los medios de comunicación, las redes sociales…

Creo que fue Raymond Williams quien decía eso de que “el acto de comunicar es un acto de comunidad”. La manera en la que se comunica una sociedad nos dice mucho de la sociedad en la que se vive, cómo se trabaja, de qué forma se entienden y estructuran las relaciones y los cambios. Hoy vivimos en un tiempo donde los sistemas de comunicación y culturales son también sistemas de producción. El espacio público se ha convertido en un espacio de producción de mercado colonizando así el espacio de la política (aunque nunca lo consigue del todo). Vivimos en una sociedad dominada por las reglas del deseo de la competitividad, atrapados en la economía de la atención. Esta es la base material de una sociedad conectada y desbordada por el exceso de comunicación: la política y la sociedad tienen que competir con un mundo y un imaginario donde lo que menos hay es tiempo para intervenir, tiempo para que alguien te preste atención. Los dispositivos audiovisuales son fundamentales en la nutrición de nuestra sociabilidad, y es a través de ellos desde donde se generan los sistemas de ideas. Esto te obliga a convertirte en un buen “pistolero”. No hago una valoración subjetiva, sino una descripción del terreno que precisa de cambios sociales más profundos para proteger al mundo de la vida del asedio de la mercancía. 

Los candidatos moviendo el esqueleto o tocando la guitarra en “prime-time” no son ninguna novedad. En su opinión… ¿Es algo que banaliza la política? ¿O es consustancial a las normas del juego?

Lo importante está en ver si es efectivo, pero ojo, no efectivo en abstracto, no por cinismo, sino verificar si son medios idóneos para un fin en concreto, no cualquiera. Como decía Maquiavelo, siempre es mejor no apartarse del bien, si se puede, pero saber entrar en el mal si uno se ve obligado. Si estás jugando en el terreno electoral, la forma y los tiempos en los que se presenta no los eliges y casi nunca puedes marcarlos. En cualquier caso no me convence la idea de banalizar, es una acusación que suele repetirse siempre que la política se convierte en práctica de muchos y deja de ser tesoro de pocos.

Autor >

Antonio Girón

Es director y productor de contenidos audiovisuales e investigador en sociología política y ecología.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

13 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Beatriz Basenji

    Hay algo que les quiero señalar a los unos y los otros: Chávez era un militar, con mente de militar y discurso idem. Lo que sí tenía un carisma muy especial , cercano al hipnotismo. Pero apenas terminaba el discurso y te dabas la vuelta, se comprendía que era un excelente actor. Se encontró con una Venezuela que recibía entonces sumas enormes de petrodólares. Lo cierto es que el sucesor elegido e impuesto por Chavez (Maduro) es una persona carente de formación para el enorme cargo que lleva sobre sus hombros. No hablemos de términos económicos.Ya sabemos todos de la caída del petróleo. Venezuela posee otras riquezas de las que ahora nunca se habla.

    Hace 5 años 3 meses

  2. Antonio

    El ejemplo de Venezuela nos debe marcar la pauta a seguir. Tomen nota Cuando no se sabe gestionar se hacen gestos inoperantes pero gastosos para la poblacion en general. Aplicate el cuento Carmena. Deseamos trabajo, bienestar social y estabilidad, no chorradas.

    Hace 5 años 3 meses

  3. A Redoutable

    Pero yo insurrectos y matones sólo lo he dicho de los cuadros. De sus votantes digo que, en lo que se refiere al programa economico, han sido manipulados, no sólo por los cuadros (que les han prometido el oro del dorado), sino por el dogma antiliberal que impera en toda la izqda española. Lo q más reprocho a la izqda española de los últimos 20 años es haber propiciado con su discurso u acciones que la derecha se adueñe de ese espacio que legítimamente nos pertenece. En eso Podemos, más aún si cabe que el resto, no tiene perdón, como demuestra su programa bolivariano.

    Hace 5 años 3 meses

  4. Mig

    Quería decir "programa económico" Por cierto, demasiado tranquila anda nuestra gente cuando nos insultan y difaman desde todos los medios y nos trolean todo espacio de debate o reflexión. Por tanto para debatir (si es lo que se quiere y no somplemente molestar) es de agradecer que se deje uno el tono agresivo e insultante. Porque un día alguien se harta y te habla en el mismo tono y no lleva a ninguna parte.

    Hace 5 años 3 meses

  5. Mig

    A. Redoutable: Me pare que llamar insurrectos y matones a cinco millones de ciudadanos es bastante más insultante que llamar mamarracho a una sóla. Un poco sobreactuado. Por lo demás, Podemos es un partido pacífico y democrático. Muy democrático, hasta el punto de que votamos a nuestros cargos en primarias , nuestro programa también lo debatimos y votamos punto por punto, no aceptamos créditos de bancos ni donaciones de nadie salvo de nuestra militancia. Me da la impresión que lo de nuestro programa político te lo imaginas, así que ahí te dejo un enlace por si quieres comprobar tus fuentes: http://podemos.info/wp-content/uploads/2015/05/prog_marco_12.pdf Tienes más aquí: http://podemos.info/propuestas/ Saludos

    Hace 5 años 3 meses

  6. Isabel Molina

    ¡Sí Se Puede! con SEÑORAS PRO-DECENCIA como CARMENA, ADA, .... ¿es que no no están viendo de que forma tan eficaz y rápida YA están cambiando el bienestar del país? ¿Desahucios en Madrid?..., en lugares donde está PODEMOS gobernando se está ahorrando un montón de dinero derrochado por los de antes. Hay que erradicar a las moscas cojoneras que están en contra y sólo se preocupan por el bienestar propio. Hay muchos rincones de España que todavía no saben , o no les ha llegado la verdadera información de PODEMOS, A difundir y los OTROS que se vayan. campaña más amplia en las calles, barrios y pedanías pequeñas que siguen votando , sin saberlo en su contra, cuando no lo hacen a PODEMOS, COMO DICE Carmena, "... Los votantes de Podemos estamos ya HARTOS..." Si hay nuevas elecciones hay que votar a mogollón a PODEMOS, para que sea la primera fuerza, se iban a enterar los ladrones de bienestar de la gente decente ¡Sí Se Puede!

    Hace 5 años 3 meses

  7. A. Redoutable

    "Mamarracho", " ni voy a perder un minuto". Ya veo que además de insurrectos los de podemos son exactamente unos matones, como su ídolo Maduro. Ustedes que les han votado, realmente se han leído su programa económico? Porque no deja duda de que las recetas en materia económica de Podemos son idénticas a las del chavismo. Respondan a las objeciones y dejense de insultos, que los españoles no son unos analfabetos ignorantes.

    Hace 5 años 3 meses

  8. Manuela Carnema

    Con ese nivel de argumentación no voy a perder ni un sólo minuto contigo, mamarracho. Al resto de personas sensatas, vamos a apoyar en masa a Podemos y vamos a acabar con los privilegios de la gentuza que nos ha robado las instituciones. Adelante, compañeros.

    Hace 5 años 3 meses

  9. A Redoutable

    ¿Qué hay que aclarar sobre Venezuela? ¿Dónde empezar? Es la mayor ruina no ya de latinoamérica sino de todo el planeta. Un país con una enorme riqueza totalmente derrochada por unos fanáticos ideológicos. Pero quizás tengan razón y no hay nada que aclarar: lo que quiere Podemos, está claro, es instaurar la "democracia popular insurreccional" que aprendieron sus dirigentes (sin excepción) durante sus extensos periodos formativos en Caracas. Venezuela es su único modelo, no tienen otro. No hay, es verdad, nada que aclarar. Y, es verdad, si España no estuviese en Europa, seríamos Venezuela o Cuba. Cómo si no explicar esos 5 millones de absolutos despistados y manipulados. Y sin embargo, estamos en Europa: la ruta de un gobierno de Podemos será la de sus aliados de Syriza.

    Hace 5 años 3 meses

  10. Manuela Carnema

    CALATUENT, ¿qué se supone que hay que aclarar sobre Venezuela? Los votantes de Podemos estamos ya HARTOS de tanto cinismo con el monotema Venezuela, mientras el Partido Podrido vende armamento y material para los antidisturbios a este mismo país, o hace la vista gorda con las decapitaciones en Arabia Saudí, los asesinatos en Colombia o la violación sistemática de derechos humanos en Marruecos. Así que NO NOS TOMÉIS EL PELO. Como dice Tribes, lo que los medios de comunicación españoles nos cuentan de ciertos países latinoamericanos no es de fiar, básicamente porque tienen intereses empresariales y arriman el ascua a su sardina. Si hay nuevas elecciones, tenemos que votar en masa a Podemos y derogar las leyes infames del PP, empezar a generar un nuevo modelo productivo, reformar la ley electoral y la justicia, y empezar a articular una propuesta en positivo para un nuevo marco territorial en Cataluña y el resto del Estado. Creo que tenemos fuerza de sobra, somos más de 5 millones y si hay nuevos comicios, podemos ser primera fuerza. Adelante que podemos.

    Hace 5 años 3 meses

  11. Tribes

    Para todos los que preguntáis sobre Venezuela, conocéis acaso la historia de América Latina? O simplemente creéis que conocéis la verdad por lo que escucháis de los medios? No todo es blanco o negro, y sobre venezuela hay mucho engaño, a la par que realidades mezcladas. Os invito a buscar la historia de Venezuela, como por ejemplo cuando y cómo Chávez llegó a ser elegido presidente, y qué estaba haciendo el presidente Carlos Andrés Pérez con su gente para que quisieran un cambio tan drástico... Solo preguntaroslo por una vez, no os creáis que los medios os han contado la verdad completa ni absoluta, estudiar o investigar los hechos históricos, la historia y juzgar por vosotros mismos. Así entenderéis como a nivel de ciencia social o política se puede si quiera hablar de este país como algo no tan malo.

    Hace 5 años 3 meses

  12. pablo

    Si no hay acuerdo y gobierno; esta vez votaréal PP.

    Hace 5 años 3 meses

  13. CALATUENT

    Lo de todos contra el PP no es nada nuevo. Pienso que para un politico primero España y después el partido. Lo que ha hecho el PP la pasada legistatura no lo habriais hecho vosotros, antes al contrario. ¿No deberiais dejarles terminar lp que empezaron? Y dos, aclaraos sobre Venezuela.

    Hace 5 años 3 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí