1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Evidencias

Carta a un (a) estudiante chileno (a) de la VI Región

Alain-Paul Mallard 6/12/2015

J.P.M

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

[De paso por Chile hará cosa de un año, fui invitado a dialogar con los estudiantes de una escuela rural, el Liceo Municipal de Paredones, VI Región, Libertador General Bernardo O'Higgins. He aquí la misiva que les dirigí para abonar nuestro encuentro.]

 

Barcelona, a 14 de octubre del 2014

 

Hola.

Quien me convida a ir a visitar tu escuela de la VI Región me anima a que te escriba una carta. Para que nos vayamos conociendo. La verdad es que voy a tu encuentro como a una cita a ciegas. Nada sé de ti. Vaya, ¡ni idea tengo de qué cosa sea la VI Región!

¿De qué podremos hablar?

Mi cielo nocturno es más pobre en destellos y figuras que los constelados cielos australes. Barcelona —la ciudad donde vivo sin poder, aún, llamarla mía— mira hacia otro mar, más manso y más tibio que el tuyo. Soy un hombre del milenio pasado (el milenio de Gutenberg, el de la página impresa), y tu milenio es ya otro, vertiginoso, de flujos de información en perpetua e incierta reconfiguración.

Sin embargo, encima de factores circunstanciales nos reúne y ampara una lengua común, una lengua suntuosa, elástica y exacta, vehemente o tierna, capaz de decirlo todo: el Español, el Español latinoamericano. Gracias a ella nos buscaremos a través del diálogo.

Chile es un país que conozco por sus poetas, por su literatura. Sí, también algo he leído y escuchado de su dolida historia contemporánea, de sus años más negros. Hace tiempo que quería visitarlo. Me place paladear los sonoros nombres de sus pueblos y ciudades: Antofagasta, Chiguayante, Biobío, Temuco, Pichilemu. Nombres magníficos aunque, hoy por hoy, para mí vacíos. Espero un día tener ocasión de nutrirlos de imágenes, fragancias, sabores, texturas, sonidos.

Vengo de un vasto país que el poeta Neruda llamó, con gran clarividencia, florido y espinudo: el dulce y desgarrado México.

A mi país, ya de sí lastrado —¡ay!— por añejas injusticias, lo tiene hoy comprado el dinero de la droga, lo doblega la impunidad. No han pasado ni veinte días de que, en una ciudad llamada Iguala, el Mal Encarnado —un hediondo revoltijo de policías y de sicarios— arrojó jóvenes estudiantes de Magisterio a una fosa en la tierra, los roció con diésel y los quemó vivos. Parece que fueron 43. 43 son los que están ausentes. Hay huesos calcinados, pero nada se saca en claro: el Mexicano es un Estado que se solaza en el secreto y la mentira. Y jamás le ha temblado el pulso a la hora de reprimir.

Doloroso, sí. Aunque verdad es que esas punzantes espinas nunca las he sentido sino como una profunda indignación. Nunca me han arañado el rostro, jamás se han clavado en mi costado. Me tocó en suerte venir al mundo en circunstancias privilegiadas: el momento histórico (1970, en primavera), la geografía (el sur arbolado de la urbe inabarcable), la escala socioeconómica (la clase media ilustrada), una familia 'funcional' y amorosa. ¡El más ligero yerro en cualquier coordenada de aterrizaje y me habría venido a suerte una vida harto mas áspera, harto más cruel! Quizá tendría hoy mucho que contar. Quizá nunca hubiera logrado conjurar los medios para contarlo.

Aun así, con todo a mi favor, he llevado una vida algo confusa. Sólo ahora, en mi cuarta década —me ha tomado más que a otros— comienzo a descubrir quién soy.

Pienso sin mayor nostalgia en los vívidos tiempos en que tuve tu edad. Los quince, dieciséis, los diecisiete... Sería vano echar mano de la retórica barata de escribirme una carta a mí mismo, a un yo mismo de dieciséis años: tú eres tú y tus circunstancias.

A tu edad, fui misántropo (resultado de una boba premura en el acto de juzgar). Se me pasó. A pesar de haber ido acumulando desengaños, sigo siendo romántico: creo, sí, todavía, en la lucha de clases.

Una tarde particularmente sombría, de gran desesperanza y patetismo, miré largamente el rojo fluir de los autos desde un puente peatonal. Como si aquello fuera una salida de emergencia. Demasiado fácil, demasiado teatral.

Poco me importa parecerte cursi. Sospecho que de pretender escandalizarte me tildarías de ñoño. Más me acongojaría sonar paternalista. Pero algo quiero compartir contigo sobre mi adolescencia: en esos tiempos de dudas pensaba en la edad adulta como una edad de certidumbres. Te saco de dudas: uno nunca sale de dudas, sólo aprende a vivir con ellas, a interrogarlas mejor. Si uno se llena de certezas es —sospecho— porque se le han calcificado los prejuicios.

Dejé pronto mi patria. A veces pienso que fue un error. ¿Otra salida de emergencia? Y a veces pienso que fue más bien un acierto, aunque no haya sido nada fácil...

Viví en Francia durante casi dos décadas. Hoy vivo, desde no hace mucho, en Barcelona. Miro con azoro cómo la gente cuelga banderas rayadas en sus balcones. Que ya están hartos de España, dicen. Así empezaron muchos otros pleitos. Ellos sabrán.

Me dedico a escribir. Escribo de esto o aquello para tratar de averiguar, en el proceso mismo, lo que pienso sobre un tema. Busco relaciones, contrastes, simetrías, diferencias. O nada más hilvano palabras que se quieran. Las páginas que surgen a veces las doy a leer, y a veces no. El caso es que sólo me siento capaz de pensar armado de lápiz y papel. Y cuando no brotan las palabras, suele salir algún dibujo —y las más de las veces no representa nada: sólo es.

Dicen quienes más me frecuentan que poseo singulares poderes de observación. Yo nada más opino que he sabido aguzar mi curiosidad. Disfruto de fabricar cosas con las manos. Hice algunas películas —y acaso un día de estos me anime con otra.

Junto toda clase de cosas, medianamente exóticas. Me maravilla cómo se manifiesta el mundo, su variedad de formas. Si vienes a visitarme al barrio del Putxet —la puerta, claro, estará abierta—, verás en mis repisas una imponente vértebra de cachalote al lado del delicado cráneo de un colibrí, prácticamente ingrávido.

Ocurre que despierte en el África, todo picoteado, bajo un mosquitero. Me lleva para allá el trabajo. Y de paso, ya estando ahí, trato taimadamente de correr peligro y de vivir aventuras. Pero eso a mi mujer cada vez le gusta menos, y menos aún ahora que estamos por ser padres. Sí, porque voy a ser padre en breve —responsabilidad que había eludido y postergado—, lo cual me colma de dichas y temores. Tener ese hijo nuestro será sin duda una aventura, que espero libre de adrenalinas. Por su edad, ese hijo aún sin nombre estará más cerca de ti que tú de mí: también él y yo tendremos que buscar juntos, dentro del Español, palabras que nos permitan comprendernos.

Pero ya te dije algunas cosas sobre mí. No quiero alargarme demasiado. Que quede algo de misterio, una pequeña dosis de sorpresa...

Podremos, si te apetece, hablar (y a profundidad) del canto de grillos y cigarras, de ciertas salamandras, del Congo, de libros y canciones —iba a escribir 'libros y discos', pero me detuve de un frenazo ante el riesgo de anacronismo—, de la verticalidad, de la ausencia, de lo opaco--poroso, del sacrificio del carnero en un remoto pueblo de pescadores del norte de Senegal, de una vieja colección de escarabajos y mariposas que se disolvió en polvo: cosas todas que me arroban y en las que me he detenido a pensar.

Podemos también hablar del narcotráfico, del ébola, del mercado libre, del neocolonialismo, cosas todas que me hieren y preocupan.

¿También te hieren? ¿También te preocupan? ¿Qué te duele o te ocupa? ¿Qué te arrebata? ¿Qué problemas pueblan tus desvelos?

Voy a tu encuentro con la mano tendida —la palma un poco húmeda—, expectante, ávido de descubrir quién eres y qué le exiges —y le exigirás— al Mundo.

¡Hasta muy pronto!

Alain-Paul Mallard

[De paso por Chile hará cosa de un año, fui invitado a dialogar con los estudiantes de una escuela rural, el Liceo Municipal de Paredones, VI Región, Libertador General Bernardo O'Higgins. He aquí la misiva que les dirigí para abonar nuestro encuentro.]

 

Barcelona, a 14 de octubre del 2014

...
El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Alain-Paul Mallard

Escritor, coleccionista, fotógrafo, viajero, cineasta, dibujante, Alain-Paul Mallard (México, 1970) es autor de 'Evocación de Matthias Stimmberg', 'El don de errar' y 'Nahui versus Atl' y miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte - FONCA, México. En su filmografía destacan las películas 'Evidences' y 'L'adoption'. Enseña la escritura y dirección del cine documental. Tras dieciocho años de vida parisina, radica hoy en Barcelona.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí