1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

  279. Número 279 · Diciembre 2021

  280. Número 280 · Enero 2022

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

CRÓNICA PARLAMENTARIA

La lentitud como una de las Bellas Artes

La sensación es que todo es una partida de póker en la que sólo se conocen algunas cartas del Parlament. Según el día, parece que va hacia la ruptura. Según la hora, parece que todo esto es una escenografía que no se quiere llevar más lejos

Guillem Martínez Barcelona , 13/11/2015

<p>Antonio Baños.</p>

Antonio Baños.

Luis Grañena.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Jueves. Parlament, que hay segunda votación de investidura. Les saludo desde la fachada del edificio, desde la que contemplo a los frikis que la Federación Interestelar de Frikis ha dispuesto hoy frente al Parlament. Muy pocos. Parecen, más que miembros de movimientos políticos, amantes de Star Treck, afición que también crea perfiles monotemáticos, excesivos y parecidos. Mientras los observo, descubro, zas, que siento algo positivo hacia ellos. Incluso ternura. En Israel hay una ONG que se dedica a ir recogiendo por las calles a personas que les da el siroco y que se creen el Mesías. Puede hacer gracia, hasta que hablas con el médico, un tipo absolutamente agnóstico, que lleva la cosa: "Mi pueblo lleva miles de años esperando el Mesías. Debemos de rendir cuidado y honor a quién no puede esperar más y pierde la razón". Con la Democracia -es decir, con el pack libertad, igualdad y fraternidad- sucede lo mismo. Las esperas centenarias crean víctimas. Heridas interiores y exteriores, más ruidosas. Como es el caso.

Yo, por otra parte, también me estoy volviendo majara. Llevo una hora esperando por mi acreditación. Prensa del Parlament ha pasado olímpicamente. La banalización de los parlamentos peninsulares ha supuesto, como sucede en todos las zonas VIP planetarias, mayor aparatosidad en sus accesos. La metáfora de todo ello son las vallas policiales que  rodean el Congreso desde hace años. Mientras súper Pilar de CTXT chorrea a la de prensa por teléfono, aquí me tienen, fumando, viendo frikis que esperan al Mesías, siendo otro friki con heridas que, en fin, espera. Anyway. Como la cosa va para largo, mientras me fumo otra cajetilla -en el Parlament no se puede fumar; antes de ayer, de puro mono, empecé a fumarme un pie en la sala de prensa-, desconecto y les paso unos minutos musicales, que llevan como título La memoria del Estado, o la Batalla de Montjuïc. En efecto, no es un título muy comercial.

La cosa ha quedado así desde el lunes 9. El Parlament ha emitido una resolución en la que se compromete a emitir leyes rupturistas en el plazo de un mes. O de 18 meses, según me informó un diputado de ERC. Vamos, que la cosa va para largo. El independentismo puede durar lo que el autonomismo y, glups, puede estar gestionado por los mismos. No se ha cometido ningún acto de desobediencia. Se ha anunciado que se hará. En un mes. O 18. O nunca, o siempre, dos palabras no humanas y que suelen consistir en lo mismo. En todo caso, también se ha descubierto que la resolución aprobada el lunes no puede ser aplicada en ausencia de Govern, como es el caso. Esta parece la gran baza de Mas para chulear a las CUP, grupo parlamentario que votó no a Mas el martes, y hoy viernes lo ha vuelto a hacer. La presi del Parlament volverá a establecer conversaciones con los grupos para un nuevo candidato, que será Mas. El Gobierno, a su vez, dispone de la cosa 155, que nadie sabe lo que es. Posiblemente, ellos tampoco. Y de la cosa TC, una idea de la Constitución de 1931 que murió de risa en el siglo XXI, y que, si bien no carece de legalidad, desde su última reforma carece ya de legitimidad.

La sensación es que todo es una partida de póker, en la que sólo se conocen algunas cartas del Parlament. Según el día, parece que el Parlament va hacia la ruptura. Según la hora del día, parece que todo esto es una escenografía que no se quiere llevar más lejos ¿Qué va a pasar? Supongo que este empate escenográfico lo romperá el Gobierno, con algún tipo de brutalidad, en este caso legal o amparada en leyes que, como es tradición, repercutirán en la dirección contraria. Cojo el telefonino y le pregunto eso a Alfons López Tena, indepe, el creyente con menos fe que conozco, conocedor de la psique CDC y de la psique judicial española. "No va a pasar nada". Sí, puede pasar. Pueden pasarse cuatro pueblos, como en Cuba. "No. Han aprendido". Los Estados son como un equipo de fútbol. Puedes cambiar la plantilla, que mantienen el mismo patrón de juego. O de catástrofe --soy cruyffista. "En este caso no. Se acuerdan de lo de Cuba. Son los nietos de lo de Cuba. Lo han oído en casa". ¿El Estado, entonces, tiene memoria?, pregunto. "Sí, recuerda lo que dijo el general facha que entró en Barcelona en el 39". López Tena me lo explica. El ejército de Franco podría haber entrado en Barcelona, una ciudad abierta a esas alturas, antes o después del 26 de Enero. "Al general se le preguntó por qué había elegido esa fecha. Y respondió que porque el Ejército no olvida". En efecto, el Ejército recordaba algo que todo el mundo había olvidado. El 26 de enero de 1641, la República Catalana ganaba, contra las matemáticas y contra toda previsión, a las tropas castellanas en Montjuïc. Esa República que tenía que haber durado cuatro días, duró más de 10 años. A lo largo de esa guerra tan larga, Castilla, al final, conservó Catalunya. Pero perdió Portugal, si bien siempre otorga, desde entonces y como contrapartida, 10 puntos en Eurovisión a TVE. "El Estado tiene memoria. Por eso acabará con esto como solucionó lo de HB en el Parlamento Vasco. Rajoy era entonces ministro de Interior, por lo que debe de acordarse. No harán nada aparatoso. Presionarán a los funcionarios del Parlament. Y ya está. No pasará nada".

No viene a cuento, o sí, pero para la Batalla de Montjuïc, la joven República --anterior a la de Cromwell, es la primera república peninsular, y nadie la estudia; atenta contra los nacionalismos; en España es una catalanada, y en Catalunya una francesada-- construyó a toda leche la fortaleza homónima. Fue determinante en aquel pim-pam-pum. Y, después y hasta el siglo XX, fue determinante, y mucho, en la represión de Barcelona. Mi abuelito, por ejemplo, estuvo preso allí.  Mi profe de literatura del siglo XX, Sergi Beser, decía que "a los catalanes les llaman polacos porque, en efecto, la historia de Catalunya es trágica, como la de Polonia". Vaya, me llama Pilar. Que ya tengo acreditación, pero que me olvide de tener pase para el hemiciclo en la próxima era geológica. He estado tanto tiempo junto a los frikis que, por un momento, estudio fundar el movimiento No Tendrás Pase De Hemiciclo En Tu Puta Vida, formado por mí mismo.

Saludos desde la sala de prensa/plasma. Les resumo lo que me he perdido. A las 10.00, antes de ponerse al tajo, Albiol ha tomado la palabra y ha pedido a la cámara que acate la resolución del TC. La Presidenta le ha dicho que eso, en otra ventanilla. Se ha iniciado la sesión con discurso de Mas. Esta mañana se ha levantado con tres vicepresidencias que, se suponen, limitarían su poder presidencial, y con la propuesta de someterse a confianza dentro de 10 meses. Posteriormente, se ha hecho un receso durante quince minutos. Los grandes ideólogos de JxS han aprovechado para hacer una mini-cumbre en el hemiciclo. Se han dicho lo más importante que hoy se escuchará en esta cámara, si bien nadie lo ha escuchado. Luego ha tomado la palabra Arrimadas. Me la he encontrado de narices cuando he entrado en la sala de prensa. Estaba de mala milk. Parecía la funcionaria que te trae el primer aviso de desahucio y te suelta el rollo de dura lex sed lex, que se aprende en el primer trimestre de derecho. Hoy, en fin, C's, PSC y PP, el Bloque Legalitas -esa empresa que obtiene sus beneficios defendiendo la observancia estricta de la ley-, está como muy solemne, y dentro del tono, y el texto, marcado por las portadas-papel. Le sigue Iceta, más lúgubre. Si hoy bailara algo, le saldría Pina Bausch. Luego interviene Rabell.

Sinopsis Rabell: "El único sitio al que no nos llevará esta hoja de ruta es a una República Catalana", "En Catalunya no hay mayoría para la independencia". Rabell, en progresión dialéctica --está mejorando mucho en breve--, reivindicó el referéndum cuya ausencia está llevando a --creó dos imágenes resultonas-- a) una resolución a la que se le puede decir lo que John Wayne decía a un pollo después de partirle la cara: "Nano, no saques el revólver si no estás dispuesto a utilizarlo". Tras reivindicar la desobediencia como motor de la democracia, calificó b) el aparente radicalismo CDC como de "Senyor Esteve". L'Auca del Senyor Esteve es una obra de Santiago Rusiñol. Bueno, dos obras. Ya les explicaré. Rusiñol era un pintor y escritor modernista. En la cultura catalana, al Modernismo se le llama Modernismo, y no Generación del 98, ese invento franquista para eliminar el Modernismo, cosa excesiva, libertaria, vital. En la cultura catalana, por cierto, el Modernismo simplemente se ha eliminado, zas, dando preponderancia a lo siguiente, el Noucentisme, la cultura de Estado vigente más antigua en la Península, de orden, gubernamental, catalana. Rusiñol tiene todo lo que tenía el Modernismo catalán: sorpresa, libertad, vitalidad, genio, anarquía. Y, por el mismo precio, morfina. Hijo de fabricantes, su hermano le comió la oreja para que se presentara como diputado para la Lliga. Llegó a hacer un mitin. Fue a un pueblo y, a cambio, les prometió un puente. Con un par. El público gritó indignado: "¡En este pueblo no hay río! Rusiñol, esquivando las piedras, contestó: "Pues os haré uno, también". L'Auca del Senyor Esteve es su obra más conocida. A un botiguer, el senyor Esteve, le sale un hijo artista. En el acto final, el hijo practica la ruptura y se pira a vivir su arte. En la segunda versión de la obra, el hijo también se va, pero de buen rollo, y asumiendo que hará carrera gracias a la pasta del padre. El senyor Esteve, una metáfora de la clase media catalana, es algo que engloba muchas cosas en Catalunya. Incluso, como se ve en la segunda versión de la obra, a Rusiñol. Rayos, me han salido unos minutos musicales. Retomo. Rabell finalizó meditando sobre la desobediencia y sus límites, y preguntándose en voz alta sobre cómo se le puede ocurrir a él concurrir a desobedecer con personas como Felip Puig, "que nos pegó en Plaça Catalunya cuando desobedecíamos".

Albiol, la alegría de la huerta, ese temperamento que se forma tras muchas generaciones estando a favor de la legalidad constitucional, incluso cuando no hay legalidad constitucional, volvió a pedir que se abandonara la desobediencia --que, técnicamente, no se ha producido jamás-- y, en plan cenizo, recordó a CDC sus glory days: "El partido catalán del sistema en los últimos 30 años" --utilizó esta palabra, sistema; el Procés, desde que está majara, les ha vuelto locos--, ahora pacta con los antisistema" --antisistema es un concepto importante; fue inventado en el Gobierno Civil de Barcelona a principios del siglo XXI; adquirido por la prensa al instante, lo que debería preocupar a la prensa no instantánea, ha gozado de buena fortuna hasta esta mañana a primera hora--. Rayos. Es el turno de Baños.

Baños, para romper el hielo, coló un "seguimos por el camino de la desobediencia". Y emitió, ante la pregunta retórica de si las CUP votarían o no a Mas, un "no tranquilo". Lo que no aporta mucha información. Salvo que no es un no epiléptico. O un norl chiquitistaní. Abogó por una política de movilización ciudadana y de institución. Defendió el método de la CUP para negociar --asamblea, lentitud, democracia; también, lo amplío, es ausencia de información más allá del militante y simpatizante; esto, que puede parecer antipático, es un método como cualquier otro, no necesariamente el menos transparent-. Valoró el esfuerzo de aproximación de Mas, lo consideró insuficiente, y defendió seguir negociando "atornillados a la mesa de negociación" --eso duele. Unas horas más tarde aparecía por cierto, un texto de la CUP, de 40 páginas. Se trata de las bases sobre las que giran las negociaciones de la CUP con JxS. Un texto poco útil, en tanto no se sabe cual es el marco de las negociaciones --es decir, su razón y su límite--, o qué pretende JxS --se sabe, los chicos de CDC y ERC han aludido en varias ocasiones a ello, que disponen de un pacto por escrito que explica sus reglas del juego, y que nunca nadie ha visto; la cultura política hispana es la pera, sí.

En algunas ocasiones, a lo largo del discurso de Baños, pareció, incluso, que el objetivo de la CUP era participar en el gobierno, o que la posibilidad de votar a Mas era posible si se seguía negociando. O no. En un parlamento nadie habla directamente. Para decirme que pasaban de acreditarme, a mí, por ejemplo, se me dijo que lamentáblemente mi nombre no figuraba entre las acreditaciones. Mas respondió, más adelante, con resignación humorística, como cuando contestas al mecánico que te acaba de decir que es el delco y que serán 800 pepinos. Dijo que agradecía el "no tranquilo, si bien hubiera preferido un "sí intranquilo". Dejó claro que no quedaba mucho margen más de maniobra en las negociaciones, que ofertas como las realizadas --para mí, poco importantes, si no se conocen las negociaciones o lo que se habla en ellas--, no se podrían repetir más veces, y que quedaban emplazados a seguir negociando. Tienen, por cierto, hasta el 9 de enero. Mas fijó que la juerga debería de finalizar antes.

Marta Roviera, ERC/JxS, fue la última en intervenir. Se posicionó a la izquierda del cuñado más plomizo de Chomski, que es donde se sitúa JxS esta semana. Mencionó, incluso, el IBEX. Si algo ha servido todo esto desde el lunes, es para que en un parlamento --esa cosa que, como vamos viendo, puede soportar infinidad de palabras-- entren las palabras IBEX, o hambre.

Mas respondió a todos los grupos. Cuando contestaba a sus antiguos compañeros de piso --C's, PP, PSC--, la sensación es que estaba haciendo campaña electoral. Igual es lo que está pasando. Igual, esa es la razón de todas sus concesiones a la CUP. Sabe que nada de lo que haga será suficiente, pero que no quiere ser él quién rompa la cosa. Mas, si se confirma eso, sería un titán, el pollo que domina la cultura política catalana, sustentada en el dominio del marco Catalunya. Catalunya, en fin, desde los 80's, es Gibraltar en Catalunya. Mas consiguió hacer una lista unitaria gracias a ese dominio. Es decir, a la capacidad de señalar como traidor a la catalanidad a ERC, en el caso de no aceptar entrar en esa lista. Si no consigue gobierno gracias a la CUP, se está currando mantener ese atributo cultural.

La cultura política española, también vertical, consiste, a su vez, en dominar el marco democracia. Ir definiendo, de arriba a abajo, qué es democracia. Hoy, esa cultura fundada en la Transi, está en franca crisis. Verbigracia: desde el 15M y la reforma exprés, nadie utiliza el palabro democracia. Hoy he leído que el rey ha utilizado, para aludir a la crisis catalana, el concepto ley, como Albiol, a través de la alocución "la Constitución prevalecerá, que nadie lo dude", una ¿amenaza? que confirmaría la teoría de que el Estado no tiene memoria. Por otra parte, la alocución es extraordinariamente muy parecida a la gran frase/amenaza del malo de V for Vendetta --"England Prevails!!". Si el objetivo de CUP era sembrar la contradicción escénica en el Régimen, lo está consiguiendo. En breve sabremos, no obstante, si ese es el objetivo. O si es aproximarse a ese cacharro que por aquí abajo se denomina "tener responsabilidad de Estado",  en el que han ido cayendo todas las izquierdas que hemos ido creando. Es curioso el uso de la frase --tener responsabilidad de etc-- en un Estado en el que el Estado, catalán o español, es, snif, un irresponsable. La noticia del día de hoy, en ese sentido, no alude a Catalunya, sino al hecho de que el IBEX, hasta septiembre, aumentó sus beneficios en un 22%, una cantidad próxima a la rebaja salarial desde la crisis.

Nos vemos la semana que viene. Hay un debate chorras sobre una ley de la anterior legislatura, y he quedado con Baños. O no. Ya veremos. Espero que se acuerde. Llevo tanto tiempo sin una cita que empiezo a creer que una cita es una frase pronunciada por un romano. En el ínterin, la Catalunya que cree que CDC, JxS y Mas son Catalunya le va a dar para el pelo a Baños y a las CUP con el canto del marco Catalunya, para que tenga responsabilidad de EstadoZzzz.

Jueves. Parlament, que hay segunda votación de investidura. Les saludo desde la fachada del edificio, desde la que contemplo a los frikis que la Federación Interestelar de Frikis ha dispuesto hoy frente al Parlament. Muy pocos. Parecen, más que miembros de movimientos políticos, amantes de Star Treck,...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Guillem Martínez

Es autor de 'CT o la cultura de la Transición. Crítica a 35 años de cultura española' (Debolsillo), de '57 días en Piolín' de la colección Contextos (CTXT/Lengua de Trapo) y de 'Caja de brujas', de la misma colección. Su último libro es 'Los Domingos', una selección de sus artículos dominicales (Anagrama).

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. jordi

    Genial, genial, y otra vez genial la crónica de Guillem Martínez. Si solo aplicara su mordacidad también a la CUP sería perfecta (por falta de material no será pero en fin, desde Con faldas y a lo loco sabemos que nadie es perfecto).

    Hace 6 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí