1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Tensión en el Kurdistán turco en la recta final del proceso electoral

En esta región la campaña para las legislativas turcas ha estado atravesada por la violencia. La formación prokurda HDP, que obtuvo aquí el 78% de los votos en junio, ha suspendido sus mítines por temor a atentados

Hibai Arbide Aza Diyarbakır , 30/10/2015

<p>Un niño hace el símbolo de la victoria en el barrio antiguo de Diyarbakir.</p>

Un niño hace el símbolo de la victoria en el barrio antiguo de Diyarbakir.

Ángel Ballesteros

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Las balas de verdad no suenan como en las películas. Los disparos reales son mucho más agudos y secos. “No te asustes, son tiros al aire de la policía. Lo hacen cada día desde hace semanas. Para dar miedo y tensar en ambiente antes de las elecciones”, cuenta Delal. “Yo vivo cerca de un cuartel, me da miedo salir al balcón. Hace poco un policía mató a una niña y a su madre mientras colgaban la colada”.

Delal creció en Estambul, hija de madre turca y padre kurdo. Reside en Diyarbakir, la ciudad más poblada del Kurdistán turco, para acabar su doctorado en Sociología. Aquí no hay guerra, pero tampoco hay paz. Cualquier conversación deriva hacia los bombardeos en las montañas cercanas, la desmesurada presencia de blindados de la policía por toda la ciudad, la cantidad de muertos desde las elecciones del pasado junio --casi 500 entre víctimas del terrorismo de ISIS, guerrilleros del PKK, militares, policías y civiles a manos de estos--.

En el Kurdistán turco la campaña electoral que concluye hoy, viernes 30 de octubre, está completamente atravesada por la violencia. Aquí, en las anteriores elecciones, las del 7 de junio, la participación alcanzó el 90% y el Partido de la Democracia de los Pueblos (HDP) obtuvo el 78% de los votos. A pesar de este enorme apoyo, el HDP no puede hacer campaña. Se ha visto obligado a suspender los mítines previstos. Tras las bombas del mitin en Diyarbakir --4 muertos--, la concentración de Suruç --30 muertos-- y la manifestación de Ankara --128 muertos-- decidió no hacer actos multitudinarios.

Museyyen Akinci, miembro de la ejecutiva del HDP en Diyarbakir, explica el porqué: “No queremos  darles más ocasiones a los terroristas. Sólo a nosotros nos ponen bombas en los actos políticos, a ningún otro partido. Pero, además, nuestros mítines y manifestaciones son siempre actos alegres, llenos de música y baile y... La verdad, en estos momentos no tenemos ganas de fiesta”.

El HDP, coalición de organizaciones kurdas y formaciones de izquierda fundada en 2012, se presentó por primera vez a unos comicios en las elecciones legislativas de junio. Obtuvo un resultado impresionante: la participación superó el noventa por ciento y recibió más del ochenta por ciento de los votos en las provincias kurdas. El buen resultado en las provincias del oeste --las regiones no kurdas-- le hizo alcanzar el trece por ciento de los votos totales.

Por primera vez, un partido prokurdo lograba superar en todo el país el diez por ciento exigido para tener representación parlamentaria. Ochenta escaños en total con grupo propio. La irrupción del HDP provocó que el AKP, el partido del presidente Tayip Erdogan, no lograra mayoría absoluta.

Erdogan no supo digerir los resultados. Inmediatamente después de las elecciones, detuvo el proceso de paz iniciado con el PKK (Partido de los Trabajadores del Kurdistán) en 2013 después de que el líder de éste, Abdullah Apo Öcalan, decretara un alto el fuego unilateral.

Las encuestas pronostican un resultado muy similar al de las elecciones de junio. El HDP no baja. Es más, algunas encuestas prevén una ligera subida. Tayip Erdogan ha definido el HDP como “el partido de los armenios, los ateos y los homosexuales”

Así lo explica Raci Bilici, presidente de la delegación de Diyarbakir de la Asociación Pro Derechos Humanos de Turquía: “El 24 de julio el Ejército turco comenzó sus operaciones contra el PKK. Al mismo tiempo, las fuerzas de seguridad comenzaron las detenciones políticas. Más de cien periodistas, centenares de activistas y treinta abogados y varios candidatos del HDP han sido detenidos desde entonces. Las acusaciones de colaboración terrorista se usan como excusa para callar cualquier voz discrepante. Para hacer frente a esta situación, varios pueblos se declararon en autogobierno. Es decir, declararon su desobediencia al Estado autoritario. Los militares respondieron con la guerra, causando decenas de civiles muertos en varios pueblos. Los bombardeos de las posiciones de la guerrilla en las montañas cercanas a estos pueblos se han convertido en algo cotidiano.”

Provocar otra guerra en Oriente Próximo puede parecer una locura. Sin embargo, esta estrategia de Erdogan responde a una lógica tan sanguinaria como racional. La intención del mandatario turco, obligado a repetir las elecciones por su incapacidad de formar una coalición de gobierno, es que el PKK rompa el alto el fuego. La maquinaria propagandística del AKP repite constantemente  que el HDP y el PKK son lo mismo. La esperanza de Erdogan es que la guerrilla vuelva a las armas antes de las elecciones para que el HDP pierda votos en las provincias del oeste. Le da lo mismo que su apoyo se mantenga intacto en el Kurdistán, lo que pretende es que la violencia del PKK desmovilice el voto turco que necesita el HDP para superar el diez por ciento.

Las centenares de muertes con los que se jalona la presente campaña son el cálculo electoral de Erdogan.

Un partido feminista, ecologista y hegemónico

No parece estar funcionando. Las encuestas pronostican un resultado muy similar al de las elecciones de junio. El HDP no baja. Es más, algunas encuestas prevén una ligera subida. Erdogan ha definido el HDP como “el partido de los armenios, los ateos y los homosexuales”. Recientemente, en una conferencia de prensa, dijo que “se aprovechan del sentimiento de los kurdos. En Estambul se hacen amigos de los homosexuales, pero a nosotros no nos importan esos votos. En Diyarbakir y en la ciudad vieja [por Estambul], no es nuestro trabajo buscar el voto de los gais.”

Gulsen Olser, co-lider del HDP en la sede de campaña de la formación en Diyarbakir.

Gulsen Olser, co-lider del HDP en la sede de campaña de la formación en Diyarbakir.

Lejos de tomárselo como un insulto, Selma Metin, de la dirección del HDP en Diyarbakir, considera que eso es que ha entendido bien su mensaje. “Desde que empezamos nuestro viaje político, nuestro objetivo no es sólo representar a mujeres, jóvenes o discapacitados sino a todos. Es eso lo que ve en nosotros la gente normal. Nuestro partido no crece “a pesar de” apoyar a los gais sino que crece, precisamente, porque habla de todas las opresiones”

El movimiento kurdo estableció, a mediados de los 90, un sistema de coliderazgo paritario en todos los niveles, siguiendo la máxima de Abdullah Öcalan “Sin la liberación de las mujeres no habrá libertad para el Kurdistán". Cada organización tiene un presidente y una presidenta, o  un delegado y una delegada, un alcalde y una alcaldesa, etcétera.

El Partido de la Democracia de los Pueblos no es una excepción. Concurre a las elecciones con el candidato Selahattin Demirtas y la candidata Figen Yüksekdağ. El cincuenta por ciento de sus cargos internos son varones y la otra mitad mujeres. La comunidad LGBT tiene una cuota interna del diez por ciento. En junio, en sus listas estaba Baris Sulu, el primer candidato abiertamente gay de Turquía. Ha decidido no participar en las elecciones de noviembre. La colíder Figen Yüksekdağ lamentó en un programa de televisión que en esta ocasión no cuentan con ningún candidato abiertamente homosexual. También la dirigente de Diyarbakir Selma Metin es autocrítica en este punto: “No puede volver a repetirse, tenemos que trabajar más en este punto”, dice.

Las elecciones del próximo domingo 1 de noviembre plantean muchos interrogantes. Turquía ya no crece como hace pocos años pero no ha entrado en recesión, ¿podrá eludir la crisis? Si Erdogan no obtiene mayoría absoluta, ¿será capaz de llegar a un acuerdo de gobierno con los socialdemócratas republicanos? Pero aquí, en Diyarbakir, una cuestión preocupa más que ninguna: “¿Nos encaminamos hacia una situación de guerra como la que ya sufren nuestros hermanos kurdos de Irak y Siria, o las elecciones harán posible  que se retome el proceso de paz?”

El lema del HDP de estas elecciones no puede ser más elocuente: “A pesar de todo, PAZ”. Las bases del partido dicen que ese lema tiene dos lecturas. La primera, la evidente: a pesar de que Erdogan sea un autoritario, ellos están dispuestos a construir la paz con él.

La segunda lectura es la que despierta, al mismo tiempo, más inquietud e ilusión: si el Gobierno turco sigue en sus trece, la paz la harán ellos sin reconocer la autoridad de Ankara. Gulsen Olser, colíder del HDP en Diyarbakir, es tajante: “Nuestro pueblo ya ha dicho que no quiere más guerra, que quiere paz y democracia. Si el AKP sigue con estas políticas de guerra, nuestro pueblo responderá y la respuesta será el autogobierno. Nos autogobernaremos y defenderemos nuestra democracia. La solución no vendrá del gobierno sino de la gente”.

Las balas de verdad no suenan como en las películas. Los disparos reales son mucho más agudos y secos. “No te asustes, son tiros al aire de la policía. Lo hacen cada día desde hace semanas. Para dar miedo y tensar en ambiente antes de las elecciones”, cuenta Delal. “Yo vivo cerca de un cuartel, me da...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Hibai Arbide Aza

Hibai Arbide Aza era abogado en Barcelona hasta que se fue a vivir a Grecia. Reside en Atenas, donde trabaja como periodista freelance para diversos medios, trata de acabar la escritura de un libro que se resiste, pincha tropical bass y monta en bici.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí