1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Análisis

Portugal pasea hacia el agujero negro

Luciano Alvarez Lisboa , 25/10/2015

<p>Pedro Passos Coelho, primer ministro portugués. </p>

Pedro Passos Coelho, primer ministro portugués. 

Wikipedia

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

*La última semana de la campaña electoral de las elecciones del 4 de octubre, la táctica de la coalición de derechas entre PSD y CDS se basó en la estrategia del miedo. Si el PS ganaba las elecciones, gritaban, Portugal corría el riesgo de ser gobernado por los comunistas y por la versión portuguesa de Syriza, versión Varoufakis: el Bloque de Izquierda (BE).

*El PS de António Costa siempre aseguró que, si ganaba la coalición de derechas, Portugal à Frente (PAF) no aprobaría los Presupuestos del Estado ni podrían contar con ellos para alianzas o apoyos.

*Comunistas y Bloque hicieron toda su campaña no solo contra el gobierno y los partidos de la alianza de derechas, sino también contra los socialistas, al que acusaban de ser igual que el PSD y el CDS.

*Después de cuatro años de gobernar bajo la más dura austeridad, y en contra de las predicciones de la mayoría de los analistas políticos, PSD y CDS ganaron las elecciones, aunque sin una mayoría de escaños en el Parlamento. El primer ministro Passos Coelho se manifestó inmediatamente dispuesto a formar nuevo gobierno.

*António Costa, que hace un año provocó las primarias del partido debido a que el anterior líder socialista había obtenido una victoria pírrica en las elecciones europeas, y que había llamado a la mayoría absoluta en las legislativas, sufre una dura derrota. Pero no renuncia y anuncia que se reunirá con todos los partidos, a izquierda y derecha, para buscar una solución de gobierno.

*PCP y BE, que aumentan el número de votos y diputados, dan a entender la noche de las elecciones que están dispuestos a un acuerdo con el PS para garantizar un apoyo mayoritario en el Parlamento a un gobierno socialista.

*Dos días después de las elecciones, el presidente de la República, el socialdemócrata (conservador) Cavaco Silva, llama a Passos Coelho y le encarga que abra negociaciones para formar un gobierno "estable y duradero". Por la noche, el presidente se dirige al país, y revela la encomienda hecha a Passos, pero dice que ese gobierno estable no puede incluir a comunistas y Bloque porque son partidos que se oponen el euro y a la OTAN. Es decir, el acuerdo sólo se podía hacer con el PS y excluyendo de cualquier gobierno a dos de los partidos elegidos democráticamente.

*Las negociaciones del PS avanzan bien con la izquierda y mal con la derecha. Se hace historia. Por primera vez en los 42 años de democracia portuguesa comienza a nacer una unión de la izquierda.

*Conforme a lo dispuesto por la Constitución, el Presidente oye a las partes, antes de nombrar a un nuevo primer ministro. PS, PCP, BE y "Verdes", un partido "satélite" de los comunistas, dicen al presidente que están listos para apoyar con una mayoría de diputados un gobierno socialista. PSD y CDS le dicen al Presidente que están dispuestos a gobernar incluso sin mayoría parlamentaria.

*Continúan las negociaciones en la izquierda, pero aún no conocen los detalles de lo que se discute. Se sabe, sin embargo, que los comunistas y el Bloque exigen al PS un aumento del salario minino (actualmente es de 505 euros), el fin de los recortes en los salarios y las pensiones, la abolición del impuesto especial creado para hacer frente a la crisis, y la puesta en marcha de nuevas políticas de apoyo social. Medidas que cuestan cientos de millones de euros, en un país que en el segundo semestre del año fue el tercero en deuda pública de la Unión Europea, llegando al 128% del PIB. De momento, el PS sólo dice que el acuerdo con la izquierda no pone en riesgo los compromisos internacionales del país (el euro, la OTAN).

*Entre los dirigentes del PS hay algunas voces críticas con la alianza de izquierda, pero Costa obtiene el apoyo del comité político del partido para seguir negociando.

*El 22 de octubre, Cavaco Silva vuelve a hablar con el país. Nombra primer ministro a Passos Coelho, alegando la tradición de que, en la historia de la democracia, siempre han sido nombrados para el cargo el líder del partido más votado en las elecciones. Hace duras críticas al PS por no haber llegado a un acuerdo con el PSD y el CDS (PAF) y dice que sería trágico para el país un gobierno con partidos antieuropeístas y en contra de la OTAN. Es decir, vuelve a excluir a dos de los partidos elegidos democráticamente de la gobernabilidad. La derecha reacciona eufórica, la izquierda con furia.

*Al día siguiente, los estados de ánimo cambian dramáticamente. En la primera sesión de la 13ª legislatura, la izquierda unida elige al socialista Ferro Rodrigues como presidente del Parlamento, la segunda figura del Estado, derrotando al candidato del PSD y CDS y rompiendo la tradición de que el partido más votado elija pacíficamente el Presidente del Parlamento. Los líderes de la derecha aún se manifiestan asombrados por la alianza entre el PS con los comunistas y el Bloque, olvidando que ellos mismos llevaban semanas diciendo que esto podría suceder.

¿Y ahora?

*Passos Coelho y su gobierno asumirán sus funciones en breve y tienen diez días para presentar el programa de Gobierno al Parlamento.

*PS, PCP y BE siguen diciendo que debe gobernar quien tiene la mayoría de los diputados y garantizan, de nuevo, que presentarán una moción para rechazar el programa del Gobierno. Si es aprobado, el gobierno caerá y la "patata caliente" estará de nuevo en las manos del presidente.

*De acuerdo con la Constitución, el presidente no puede convocar elecciones a menos de tres meses del final de su mandato (las presidenciales son en enero del próximo año), y las legislativas sólo pueden tener lugar seis meses después de las últimas elecciones. Incluyendo otros plazos que se requiere cumplir antes de una nueva elección, esto significa que no se puede celebrar elecciones legislativas antes de finales de mayo o principios de junio del próximo año.

*Si, como parece, el programa de gobierno es rechazado por la mayoría de los diputados de izquierda y el gobierno cae, le quedan dos posibilidades a Cavaco Silva. 1. Acepta nombrar a António Costa primer ministro de un gobierno con el apoyo parlamentario del PCP y BE. La solución no garantiza una gran estabilidad política, porque las tres partes tienen versiones contradictorias sobre muchas cuestiones cruciales. 2. La otra opción en manos de Cavaco es mantener un gobierno interino PSD / CDS hasta la celebración de nuevas elecciones, hacia el final de la primavera de 2016. En otras palabras, el país sería gestionado a duodécimos, siguiendo los Presupuestos del Estado de 2015. La solución supone apostar por un Gobierno con las manos atadas, lo que puede llevar al país a un caos económico / financiero aun mayor, y a incumplir los objetivos exigidos por la Unión Europea.

*La crispación entre los actores políticos están en niveles no vistos desde hace muchos años, ya raya en el insulto y la tendencia es que siga empeorando.

*Mientras tanto, el sábado 24 de octubre, el ex primer ministro José Sócrates, que fue encarcelado hace casi un año, acusado, entre otros delitos, de corrupción, y que hoy está en libertad en espera de juicio, dio una conferencia pública. Sócrates eligió Vila Velha Rodão, en el centro profundo del país, donde comenzó su vida política, para hablar ante un auditorio abarrotado sobre política y justicia. Y criticó con dureza a los funcionarios judiciales, a los periodistas, a los poderes ocultos y al presidente, asegurando que todos sus derechos políticos están intactos y que pretende utilizarlos.

*El domingo 25 de octubre se juega un partido de fútbol entre los dos grandes rivales de Lisboa, Benfica y Sporting, y eso es de lo habla ahora todo el país.

*Solo queda recordar que, en las elecciones del 4 de octubre, el Partido de las Personas, los Animales y la Naturaleza (PAN) consiguió por primera vez un diputado. El nuevo parlamentario todavía no ha decidido su posición sobre la crisis política. 

*¿Confundido? Bienvenido al paseo hacia el agujero negro donde todo lo que va mal puede ponerse mucho peor.

Luciano Alvarez es periodista, editor de la edición digital del diario portugués Público.

Traducción: M. M. 


 

VERSIÓN ORIGINAL, EN PORTUGUÉS


*Na última semana de campanha eleitoral das eleições legislativas de 4 de Outubro, a estratégia da coligação PSD e CDS foi assente na estratégia do medo. Se o PS ganhasse as eleições, gritavam, Portugal corria o risco de ser Governado com comunistas e com o Syriza português versão Varoufakis, o Bloco de Esquerda (BE).

*O PS de António Costa garantiu sempre que, se a coligação de direita ganhasse, não aprovaria o Orçamento do Estado, nem contavam com ele para qualquer aliança ou apoio. 

*Comunistas e bloquistas fizeram toda a sua campanha contra o Governo e os partidos da coligação de direita, mas também contra os socialistas, que acusavam de ser igual a PSD e CDS.

*Depois de quatro anos a governar com a mais dura das austeridades e contra os prognósticos da maioria dos analistas políticos, PSD E CDS ganharam as eleições, embora sem maioria de deputados no Parlamento.  O primeiro-ministro, Passos Coelho, manifesta-se logo disposto para formar novo Governo.

*António Costa, que há um ano provocou eleições no partido porque o anterior líder socialista teve uma vitória pequena nas eleições europeias, e que que pedia maioria absoluta nas legislativas, sofre uma pesada derrota. Não se demite e anuncia que vai reunir com todos os partidos, à esquerda e à direita, para tentar encontrar uma solução de Governo 

*PCP e BE, que aumentaram o número de votos e de deputados, dão a entender logo na noite eleitoral que estão dispostos a um acordo com o PS que garanta apoio maioritário no Parlamento a um Governo socialista.

*Dois dias depois das eleições, o Presidente da República, o social-democrata Cavaco Silva, chama Passos Coelho e “encomenda-lhe” negociações com vista a um Governo estável e duradouro. À noite, o Presidente fala ao país, revela a “encomenda” feita a Passos, mas diz que o tal Governo estável não pode incluir comunistas e bloquistas, porque estes são contra o euro e contra a Nato. Ou seja, o acordo só podia ser feito com o PS e excluía de qualquer governação os dois partidos democraticamente eleitos.     

*As negociações do PS correm bem com a esquerda e mal com a direita. Faz-se história. Pela primeira vez nos 42 anos da história da democracia portuguesa começa a nascer uma união da esquerda.

*Como manda a Constituição, o Presidente da República ouve os partidos, antes de indigitar um novo primeiro-ministro. PS, PCP, BE e “Os Verdes”, um partido “satélite” dos comunistas, dizem ao presidente que estão em condições de apoiar com uma maioria de deputados um governo socialista. PSD e CDS dizem ao Presidente que estão dispostos a governar mesmo sem maioria parlamentar.

*As negociações à esquerda continuam mas ainda não se conhecem detalhes do que está a ser discutido. Sabe-se, porém, que comunistas e bloquistas exigem ao PS o aumento do salário minino (actualmente é de 505 euros), o fim dos cortes nos salários e pensões, o fim do imposto especial criado para fazer frente à crise e a criação de novas políticas de apoio social. Medidas que custam centenas de milhões de euros, para um país que, no segundo semestre do ano, tinha a terceira dívida pública da União Europeia, atingindo os 128,% do Produto Interno Bruto. Por enquanto, o PS diz apenas que os compromissos internacionais do país (euro, Nato) não estão em causa com o acordo de esquerda.

*Entre os dirigentes do PS existem algumas vozes críticas do acordo à esquerda, mas Costa consegue apoio na comissão política do partido para a continuação das negociações.

*No dia 22 de Outubro, Cavaco Silva volta a falar ao país. Indigita Passos Coelho primeiro-ministro, alegando a tradição de, na história da democracia, sempre ter sido nomeado para cargo o líder do partido mais votado nas eleições. Faz duras críticas ao PS, por não ter chegado a acordo com o PSD e o CDS e diz que seria trágico para o país um governo com partidos antieuropeístas e contra a Nato. Ou seja, volta a excluir dois partidos democraticamente eleitos do arco da governação. A direita fica eufórica, a esquerda furiosa.

*No dia seguinte, os estados de espírito mudam radicalmente. Na primeira sessão da 13ª legislatura, a esquerda unida elege o socialista Ferro Rodrigues para presidente do Parlamento, segunda figura do Estado, derrotando o candidato do PSD e CDS e quebrando a tradição de ser o partido mais votado a eleger pacificamente o presidente do Parlamento. Os dirigentes da direita manifestam-se ainda estupefactos por o PS se aliar a comunistas e bloquistas, esquecendo que eles próprios andaram dias a dizer que isso podia acontecer.

E agora?

*Passos Coelho e o seu Governo deverão tomar posse brevemente e a partir daí têm dez dias para apresentar o programa de Governo ao Parlamento.

*PS, PCP e BE continuam a dizer que deve governar quem tem a maioria dos deputados e garantem, mais uma vez, que vão apresentar uma moção de rejeição ao programa do Governo. Se for aprovada, o Governo cai e a “batata quente” volta para as mãos do presidente.

*De acordo com a Constituição, o presidente não pode convocar eleições legislativas a menos de três meses do final do seu mandato (as presidenciais são em Janeiro do próximo ano) e estas também só se podem realizar seis meses depois das últimas eleições legislativas. Incluindo outros prazos que são necessários cumprir antes de um novo acto eleitoral. Isto significa que não se podem realizar eleições legislativas antes de final de Maio ou início de Junho do próximo ano. 

*Se, como tudo indica, o programa do Governo for rejeitado pela maioria de deputados da esquerda e o Governo cair, restam duas hipóteses a Cavaco Silva. Aceita nomear António Costa primeiro-ministro de um Governo com apoio parlamentar do PCP e BE. Uma solução que não garante grande estabilidade política, porque os três partidos têm versões antagónicas sobre muitas e decisivas matérias. A outra hipótese nas mãos de Cavaco é manter o Governo PSD/CDS, entretanto empossado, em gestão até à realização de novas eleições legislativas, lá para o final da Primavera de 2016. Ou seja, o país ficar a ser gerido em duodécimos com base no Orçamento do Estado de 2015. Uma solução que é uma espécie de governação de mãos atadas e que pode levar o país a um ainda maior caos económico/financeiro e incapaz de cumprir os objectivos exigidos pela União Europeia.

*A crispação entre actores políticos está a níveis que não se viam há muitos anos, já roça o insulto e a tendência é para piorar.

*Entretanto, no sábado, 24 de Outubro, o antigo primeiro-ministro José Sócrates que esteve preso quase um ano, suspeito, entre outros crimes, de corrupção e entretanto libertado para aguardar julgamento, deu uma conferência pública. Foi a Vila Velha de Rodão, no interior do centro do país e onde começou a sua vida política, falar para uma sala cheia sobre Política e Justiça. Criticou duramente os agentes da justiça, os jornalistas, os poderes ocultos, o Presidente da República e garantiu que todos os seus direitos políticos estão intactos e que pretende fazer uso deles.   

*Neste domingo há um jogo de futebol para o campeonato entre os dois grandes rivais de Lisboa, Benfica e Sporting, e é disso que o país está todo a falar.

*Resta-me lembrar que nas eleições de 4 de Outubro o Partido das Pessoas, Animais e Natureza (PAN) elegeu pela primeira vez um deputado. O novo parlamentar ainda não assumiu qualquer posição no meio desta crise política.

Confuso? Bem-vindo à caminhada para o buraco negro, onde tudo o que já é mau pode ainda ficar muito pior.

 

Luciano Alvarez, jornalista, editor da edição online do jornal português Público

*La última semana de la campaña electoral de las elecciones del 4 de octubre, la táctica de la coalición de derechas entre PSD y CDS se basó en la estrategia del miedo. Si el PS ganaba las elecciones, gritaban, Portugal corría el riesgo de ser gobernado por los comunistas y por la versión portuguesa de Syriza,...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Luciano Alvarez

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí