1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El Hacha

El alma del Atleti no está en venta

Rubén Uría 14/10/2015

<p>Diego Simeone</p>

Diego Simeone

Luis Grañena

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Con profusión en el encabalgamiento, la crítica ha pasado meses alimentando una historia para no dormir, la del cambio de estilo del Atlético. Ha bastado un puñado de fichajes de jugadores de buen pie para que un sector de los aficionados atléticos, influenciados por una corriente mediática abrasiva, haya exigido que el Atlético caiga en la tentación de olvidar su modelo competitivo y evolucione hacia un nuevo estilo, de menos percusión y más violín. Se habla de metamorfosis, de cambio de libreto, de evolución. De la necesidad, imperiosa por lo visto, de cambiarlo todo, como si el pasado reciente del Atlético, que ganó una Liga y alcanzó una final de Champions con sus armas de siempre, hubiese sido algo digno de olvidar. A Saúl, en Marca, le preguntaron por la nueva identidad del equipo. Y el canterano fue explícito: si con esa garra, ese corazón y ese espíritu la cosa ha salido bien, lo mínimo que debe hacer el Atlético es seguir con esa fórmula y no cambiar. Después, con el talento y el potencial de esa plantilla, incluso se podrá mejorar. Es decir, en el Atleti, el esfuerzo siempre está por delante del talento, nunca al revés. De primero de cholismo.

A lo largo de su dilatada historia, la divisa del Atlético ha sido reconocible. Los aficionados rojiblancos han metabolizado, durante décadas de pasión inexplicable, que el Atleti no es un equipo, sino una causa. Una misión vital. Y en cuanto a la genética y el estilo, las constantes vitales siempre han estado definidas: defensa, contragolpe, ardor guerrero y pasión. Naturalmente que el Atlético ha tenido jugadores de buen pie, ha gozado de futbolistas de gran clase y talento, pero su leyenda jamás se ha cimentado en un fútbol esteta, ni en un ballet simétrico, de fútbol geométrico, vistoso y ofensivo. No, el Atlético siempre ha sido camiseta y sudor. Así ha ganado. Así ha perdido. Y así ha sobrevivido.

Esfuerzo y talento no están reñidos. Intensidad y creatividad no son incompatibles. A un equipo que sólo tenga corazón sólo le espera el fracaso. Y a uno que sólo tenga clase, le espera una paliza detrás de otra. Es el equilibrio entre ambos factores y por encima de todo, la actitud, lo que coloca a un equipo por encima de otros. Desde que llegó Simeone, no hay atlético que no sepa que el esfuerzo no se negocia. Forma parte del ADN atlético. Y por supuesto, los jugadores de talento, si quieren jugar en este Atlético, deben ser conscientes de que deben correr, implicarse en tareas defensivas y ser solidarios, sin ahorrar energía. Sí, se corre mucho.

Hay quien cree que el Atlético debe mudar de piel, cambiar de estilo. Al Atlético le ha funcionado el suyo como un reloj suizo. Uno se pregunta a santo de qué debería olvidar los valores de esa marca registrada. El Atlético ganó lo que ganó con sudor y camiseta. Quien pretenda comprar la burra del estilo y la evolución, por supuesto, está en su derecho. Eso sí, conviene aclarar conceptos. Imaginen que al Barça, que ha ganado todo lo que se puede ganar siendo un ballet sincronizado de fútbol preciosista, le obligasen a mudar de estilo por fichar cuatro o cinco jugadores físicos y le pidiesen, en un par de meses, que fuese un equipo agresivo e intenso. ¿Se puede programar a un equipo para hacer algo que jamás ha sabido hacer? Sería un pecado. El sello del Barça es un equipo de largas posesiones y que se construye alrededor de la pelota. En cambio, el gen distintivo del Atlético es el de un equipo que tiene una defensa rocosa, que vive de las emboscadas y que sale a la contra, con espacios, en modo relámpago. Está programado para correr y disputar, para fajarse y golpear.

Desde que uno tiene uso de razón, con mejores o peores equipos, con mejores o peores jugadores, con mejores o peores sistemas y esquemas de juego, el Atlético siempre ha sido empuje, corazón y sobre todas las cosas, pasión. Pedirle al Atleti de Simeone que renuncie a lo que mejor sabe, defender y contragolpear, es exigirle al equipo colchonero que maltrate su historia y que se traicione a sí mismo. Pedirle al Cholo que cambie de caballo en mitad del río es un disparate. El Atleti es camiseta y sudor. El resto, es literatura. No ganó una Liga frente a dos multinacionales con presupuesto de mastodonte con el lirio en la mano y un fútbol sedoso. El alma del Atlético es el esfuerzo y el vértigo. Y pedirle que cambie, que altere su discurso, su historia y su estilo, es pedirle que ampute su alma. Y como bien dijo Al Pacino, no hay prótesis para un alma amputada. Y no, el alma del Atlético debe permanecer incorruptible. No está ni puede estar en venta.

Autor >

Rubén Uría

Periodista. Articulista de CTXT y Eurosport, colaborador en BeIN Sports y contertulio en TVE, Teledeporte y Canal 24 Horas. Autor de los libros 'Hombres que pudieron reinar' y 'Atlético: de muerto a campeón'. Su perfil en Twitter alcanza los 100.000 seguidores.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

2 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. Leg

    El propio Cholo ha reconocido que éstamos en un período de indefinición, y eso se está notando en el juego. Hay que adaptar las nuevas piezas al sistema pero el sistema se verá necesariamente afectado. Al final, como siempre, el que no corra y no pelee no jugará, que para eso esto es el Atleti, pero yo este año espero un equipo más de toque y contragolpe que el año pasado.

    Hace 5 años 6 meses

  2. Alejandro Requeijo

    Hola Hacha, vaya por delante que reconforta leer a periodistas como tu, atlético de corazón y no de postureo. Pero discrepo en el diagnóstico. Tiago y Gabi son un año más mayores, llevan tres al máximo nivel de exigencia con el Cholo y eso se nota, no digamos a medida que avance la temporada. Esos dos perros de presa eran innegociables para el Cholo y este año ya he hecho pruebas sacrificando a uno de los dos o usando 4-3-3. El sistema cambia y el estilo irremediablemente también. Tanto contra Barça como contra el Madrid vimos que ya no hay tres rojiblancos acosando al rival en cuanto recibe la pelota. Se han ido jugadores como Raúl, Mario, Cebolla... Que encajaban a la perfección en ese sistema que nos hizo campeones y lo que ha venido han sido Oliver, Carrasco, Vietto, Correa... a priori otro estilo. Irremediablememte se está notando. Ojalá el Cholo consiga adapatarlos al sistema de siempre, pero mientras tanto estamos instalados en una indefinición un poco rara. Que queremos al Atleti de siempre es incuestionable, que con estos jugadores de momento no es posible, también. A ver Kranevittier si equilibra al equipo a partir de enero. Abrazos, te leo.

    Hace 5 años 6 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí