1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

El negocio de la inmigración: la UE prefiere los muros al asilo

Hasta 2020 se destinan 6.900 millones. De momento se han distribuido 2.400. De ellos, el 57% es para reforzar fronteras y policía

Ekaitz Cancela Bruselas , 23/09/2015

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Las instituciones de la Unión Europea establecieron en 2007 el primer plan para la gestión de las fronteras exteriores y la implementación de las políticas de asilo y de inmigración comunes. La Comisión afirmó: “Recursos financieros suficientes, flexibles y coherentes son esenciales para consolidar el espacio de libertad, seguridad y justicia y para el desarrollo de la política común de la Unión en materia de asilo e inmigración basada en la solidaridad entre los Estados de la UE y con los países no comunitarios”. No obstante, se calcula que, desde 2000, han perdido la vida tratando de llegar a Europa al menos 30.969 personas, según la última actualización de Migrant Files.

¿Es suficiente el dinero destinado a políticas migratorias? ¿Cuántas partidas existen? ¿Qué fin tienen? ¿Queda garantizado el cumplimiento de derechos humanos en las fronteras europeas?

¿Cuánto dinero se destinó en los anteriores programas?

Entre 2007 y 2013, la Comisión Europea destinó casi 4.000 millones de euros a través del Programa Solidaridad y Gestión de los Flujos Migratorios (SOLID, por sus siglas en inglés), el cual se asentó sobre cuatro instrumentos: el Fondo para las Fronteras Exteriores (LME), el Fondo Europeo para el Retorno (RF), el Fondo Europeo para los Refugiados (FER) y el Fondo Europeo para la Integración de nacionales de terceros países (FEI). De ellos, 2.000 millones, el 50% del total,fueron destinados exclusivamente a partidas para proteger las fronteras de la UE, mientras que solo 700 millones, el 17,5% del total, fueron empleados para mejorar los procedimientos de asilo, los servicios de acogida y el reasentamiento y la integración de refugiados.

Por tanto, los Estados de la Unión Europa destinaron casi el triple a proteger sus fronteras que al refugio. En España, la diferencia fue si cabe más radical. “El Gobierno español ha destinado en el último lustro casi 290 millones de euros a sellar las fronteras españolas y menos de 10 millones a la acogida de refugiados”, según denunció Amnistía Internacional en uno de sus informes.

Nuevos programas migratorios

Para el periodo 2014-2020, la Unión Europea cambió de criterio dotando con un fondo de casi 7.000 millones --casi el doble comparado con la partida anterior-- a los Estados miembros en el marco del Fondo de Asilo, Migración e Integración (AMIF, por sus siglas anglosajonas) y el Fondo de Seguridad Interior (ISF), mediante 58 programas de implementación nacional. Esta cantidad se repartirá a los Estados Miembros en base a 58 programas de implementación nacional.

El Gobierno español ha destinado en el último lustro casi 290 millones de euros a sellar las fronteras españolas y menos de 10 millones a la acogida de refugiados

De los 7.000 millones de euros totales, 2.400 han sido ya asignados. De ellos, 1400 millones euro, es decir, el 57 %  se dedican a la protección de fronteras y al reforzamiento policial. 

El fondo AMIF está diseñado para mejorar las capacidades de recepción de refugiados, asegurar que el sistema de asilo vaya en línea con los estándares de la Unión y aumentar la efectividad de los programas de retorno a los países de origen. Este programa recibirá 3.130 millones de euros y se desarrolla mediante 27 programas nacionales propuestos por los Estados de la Unión Europea. Como ejemplo, Grecia ha recibido hasta el momento 260 millones con el fin de incrementar su capacidad de acogida de refugiados en 2.500 personas en 2015 y financiar políticas de integración para los migrantes.

Los Estados gestionan el 88% de los fondos AMIF mediante la preparación e implementación de programas nacionales, los cuales deben ser aprobados por la Comisión Europea. Es responsabilidad de las autoridades nacionales distribuir el dinero que llega de Europa según la situación de cada país.

El 12% restante, es decir, 380 millones de euros de los 3.130 millones totales, son gestionados directamente por la Comisión Europea y se destinan a distintos fondos, como el de emergencia. Los Estados miembros realizan distintas propuestas que son valoradas previamente a recibir financiación. En 2014, cuatro fueron los países que recibieron casi 8,5 millones de euros: Francia para contener la emergencia en Calais. Italia para mejorar sus capacidades de recepción de migrantes. Hungría y Chipre por motivos similares. Según la Comisión Europea, el fondo de emergencia se ha aumentado hasta los 50 millones para 2014-2015, al no ser suficientes los 9,8 millones que se fijaban como tope hasta el pasado año.

¿Cuánto recibe cada país?

El Programa de Recolección de la Unión prevé que cada Estado reciba 6.000 euros por cada persona reasentada; con el programa que duró hasta 2007, la cifra era de 4.000. La cifra actual puede verse incrementada hasta los 10.000 euros si se dan algunas circunstancias especiales previstas en la regulación.

Tras aceptarse la cuota de 120.000 refugiados propuesta por la Comisión Europea, España recibiría 89 millones y medio de euros por los casi 15.000 que le corresponden

De acuerdo con esta cifra, tras aceptarse la cuota de 120.000 refugiados propuesta por la Comisión Europea, España recibiría 89,5 millones de euros por los casi 15.000 refugiados que le corresponden. Mientras Alemania recibirá 190 millones por los 31.400 refugiados que acogerá. La Unión Europea desembolsaría en total 720 millones de euros, el 10,2% de la partida que destinará al AMIF y al ISF hasta 2020, solo con el plan de cuotas propuesto en septiembre. Según ACNUR, 120.000 refugiados han llegado a las fronteras europeas en las últimas tres semanas.

¿Cuánto cuesta acoger a un refugiado?

Como los programas de asilo son nacionales, en cada Estado los refugiados adquieren una paga que varía mucho.

En Alemania se ha calculado que el coste anual por refugiados se mantiene entre 12.000 y 13.000 euros. Esto incluye la vivienda, la comida, dinero en efectivo, costes sanitarios y facturas administrativas. En muchos casos los refugiados no se quedan todo un año, pero las estadísticas de la federación alemana avisan de que la media es adecuada ya que se deben tener en cuenta otros aspectos como los costes jurídicos y de enseñanza. Según datos publicados por el Frankfurter Allgemeine Zeitung, el coste de acogida de los 800.000 refugiados a los que país se comprometió a ofrecer asilo podría ascender a 10.000 millones solo en 2015. 

El fondo para la protección de fronteras

En lo que respecta al ISF, su labor es llevar a cabo un control de las fronteras exteriores y apoyar políticas de visado común cuyo objetivo sea facilitar y legalizar los viajes a la UE. Los fondos disponibles, para todos menos Dinamarca y Reino Unido, por no formar parte de Schengen, son en este caso de 3.800 millones a repartir en 31 programas. Un ejemplo de las acciones que entran dentro del ISF son los 61,5 millones que recibió Hungría para, entre otras cosas, “fortalecer el control fronterizo y la vigilancia”. La semana pasada, el país húngaro terminó las obras de una alambrada a lo largo de su frontera con Serbia. Con 175 kilómetros de longitud y cuatro metros de altura, tratará de impedir que los inmigrantes lleguen a territorio húngaro desde el país vecino.

Europa y España tienen cuentas pendientes

Según Amnistía Internacional (AI), uno de los asuntos pendientes de la Unión Europea es garantizar que los fondos que destina a programas de control de migración no fomenten ni faciliten la violación de derechos humanos. “Los Estados están obligados ofrecer a las personas que se encuentren en su territorio o bajo su jurisdicción la oportunidad de solicitar asilo”, señala la organización. En este sentido, esta organización no gubernamental también subraya que las expulsiones sumarias, como las llevadas a cabo en Ceuta, “constituyen una violación del derecho internacional”.

Por otro lado, dice AI, “la UE debe incluir en su asignación de fondos una partida adecuada para garantizar el respeto de los derechos humanos en la gestión de las fronteras”. De nuevo, es en la frontera española donde esta máxima no se cumple. En febrero, ocho guardias civiles fueron imputados por golpear a un inmigrante en la valla de Melilla. Aunque fueron absueltos hace pocas semanas, Andalucía Acoge, SOS Racismo, Prodein y APDH-A ya han recurrido la decisión. “Una persona, en estado de inconsciencia, fue esposada, arrastrada, y trasladada en volandas hasta el vallado sin recibir asistencia sanitaria antes de ser devuelta a suelo marroquí", exponen en el recurso.

Otro ejemplo que evidencia cómo el fondo destinado para los refugiados en las fronteras no garantiza el cumplimiento de una condiciones humantarias mínimas sucedió el 22 de septiembre: la policía francesa usó gas lacrimógeno en el desalojo de unos 400 refugiados y migrantes en Calais. También, el día 18, un joven sirio murió electrocutado en esta frontera entre Francia y Gran Bretaña. El país galo recibió casi cuatro millones de euros del fondo emergencias que tiene reservado la partida de asilo e integración.

Las instituciones de la Unión Europea establecieron en 2007 el primer plan para la gestión de las fronteras exteriores y la implementación de las políticas de asilo y de inmigración comunes. La Comisión afirmó: “Recursos financieros suficientes, flexibles y coherentes son esenciales para consolidar el...

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ekaitz Cancela

Escribo sobre política europea desde Bruselas. Especial interés en la influencia de los 'lobbies' corporativos en la toma de decisiones, los Derechos Humanos, la desigualdad y el TTIP.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

1 comentario(s)

¿Quieres decir algo? + Déjanos un comentario

  1. ignacio martínez

    Las organizaciones gubernamentales siempre juegan con ventaja. Su ideal es irrebatible. ¿Quién no quiere hacer el bien y más con una persona indefensa? Pero para ser creíbles, deberían hacer las cuentas de cuánta gente puede integrar un país como España y cuánto se deberían incrementar los impuestos para conseguirlo. La diferencia entre un país africano y uno occidental es ése, tener claro cuánto cuestan las políticas. Si no se sabe, todos nos volveremos migrantes.

    Hace 6 años 2 meses

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí