1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

  278. Número 278 · Noviembre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

La Europa del siglo XXI reinstaura las fronteras

Los 28 no son capaces de llegar a acuerdos sobre la acogida de demandantes de asilo. Algunos de sus Estados miembros ponen incluso en riesgo uno de los pilares de la UE, la libre circulación de personas, al suspender de forma temporal el Espacio Schengen

Ekaitz Cancela Bruselas , 19/09/2015

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

La imagen que define Europa días después de la cumbre de refugiados del 14 de septiembre es desoladora. En lo que va de año, 464.876 inmigrantes y refugiados han cruzado el Mar Mediterráneo, según los datos que maneja la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). No obstante, los ministros de la Unión Europea no fueron capaces de ponerse de acuerdo en una cuota de reubicación de 160.000 personas, tal y como se expresa en la jerga comunitaria el reparto de los refugiados, que ya han llegado a la UE, entre sus diferentes países. “Estamos muy decepcionados con las decisiones. Nos enfrentamos a una situación de emergencia”, diría el día después en el debate de la Eurocámara Antonio Guterres, Alto Comisionado de la ONU.

Incluso antes de que la resolución de la cumbre del lunes fuera pública, los ministros de Interior de Francia y Alemania, Bernard Cazeneuve y Thomas De Maiziere, dieron una rueda de prensa conjunta dando por hecho el acuerdo político. El acto de liderazgo, que contrasta con su incapacidad de convencer a los países del Este, no sentó bien a la sala y ayudó a que el acuerdo no se produjera, según fuentes diplomáticas.

Según fuentes comunitarias, a España le aterra la idea de que los refugiados, al haber cerrado Hungría la entrada a Europa, busquen la alternativa por tierra y traten de acceder a Ceuta y Melilla por Marruecos

Otro de los motivos por el que el texto final no fuera consensuado --todo quedó en una declaración genérica de la Presidencia del Consejo-- fue el encontronazo entre Francia y Eslovenia. La recurrente discordancia en la Unión separa a República Checa, Eslovaquia, Polonia, Rumanía, Letonia, e incluso Hungría, de Francia, Alemania y Suecia. Países como España, en un principio asociada con el eje del este, invocan ahora la solidaridad como “ADN europeo”. Pero el discurso que mantuvo Jorge Fernández Díaz ante los medios choca con la realidad. España está permitiendo a día de hoy que Marruecos bloquee a decenas de familias sirias en la frontera. Según afirman fuentes comunitarias, le aterra la idea de que los refugiados --al cerrar Hungría la entrada a Europa-- busquen la alternativa por tierra y traten de acceder a Ceuta y Melilla por Marruecos.

Así que por mucho que Fernández Díaz afirme que España “promueve una política comunitaria común”, la pelea es una constante lucha de intereses entre los Estados europeos. Lo evidencia que el mayor éxito de Europa desde julio haya sido lograr que los 28 Estados aceptasen finalmente la propuesta inicial de la Comisión Europea de acoger a 40.000 sirios y eritreos llegados a Italia y Grecia. En un principio, solo habían admitido 32.256. De todos modos, aún no se ha especificado qué países asumirán, y cómo, esta cifra, ya que es voluntario hacerlo. Se sabe que Reino Unido, Dinamarca y Austria no participarán. Tampoco Hungría, pues fue eximida debido a las llegadas de refugiados que vive.

La UE aspira a poner en marcha nuevos centros de refugiados en los países de tránsito, por ejemplo, en África, para evitar que estas personas viajen a Europa

La pugna aparentemente se centra en la cuota de refugiados que unos y otros Estados han de acoger; en realidad es tan superficial que las discusiones giran en torno a quién se queda a los refugiados encerrados en un campo de registro (hotspots). La cumbre del 14 de septiembre dejó la orden inmediata a Italia y Grecia de montar en sus territorios centros de registro de inmigrantes que identificarán, registrarán y tomarán las huellas dactilares de las personas que llegan a sus fronteras. El fin es distinguir entre los solicitantes de protección internacional y los que denominan “inmigrantes económicos” para proceder, si fuera necesario, con “medidas de detención” a aquellos que escapan del hambre.

Los ministros aspiran a poner en marcha nuevos centros de refugiados en los países de tránsito, por ejemplo, en África, para evitar que estas personas viajen a Europa. “Se debe empezar a aplicar una estrategia a medio plazo, con el objetivo de desarrollar capacidades de recepción seguras y sostenibles para los refugiados y sus familias hasta que sea posible el retorno a su país de origen”, señalan las voces europeas. Como citaba The Guardian, “miles de personas pueden perder su derecho de asilo por culpa de los planes de la UE”, ya que las solicitudes de asilo de muchos serán inadmisibles en Europa.

El siguiente capítulo será el 22 de septiembre en Luxemburgo, cuando tendrá lugar una reunión de urgencia de ministros del Interior. El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha convocado una cumbre extraordinaria de líderes europeos sobre refugiados para el día siguiente. Alemania y Austria ya la han pedido ante el fracaso del 14 de septiembre. La agenda aún no ha sido decidida, pero se sabe que Tusk quiere centrarse en otros asuntos que necesitan afrontarse de forma urgente. La conflictiva y tensa situación en la frontera entre Turquía y Siria y cómo enfrentar la raíz del enfrentamiento político entre los distintos Estados miembros de la UE por las cuotas de demandantes de asilo estarán en el centro de lo que será una reunión "extraordinaria e informal".

Como citaba ‘The Guardian’, “miles de personas pueden perder su derecho de asilo por culpa de los planes de la UE”, ya que las solicitudes de asilo de muchos serán inadmisibles en Europa

La crisis de los refugiados también es uno de los mayores desafíos internos al que se ha enfrentado Angel Merkel. La decisión de la canciller alemana de garantizar el paso seguro a los refugiados sirios alivió a Hungría. La sociedad civil germana se había movilizado para ello. Los estadios de fútbol se habían llenado de mensajes de apoyo y los ciudadanos se habían organizado para ofrecer sus casas. Alemania se ganó el respeto del mundo. Pero el 13 de septiembre, el cuento de hadas terminó y el Ejecutivo de Merkel volvió a introducir controles en su frontera con Austria con el fin de calmar a la desesperada una situación que está poniendo a prueba los límites de la solidaridad europea.

El país liderado por Merkel lleva el timón en Europa y ha decidido dar un volantazo. El problema, como avisó el ministro de Asilo e Inmigración belga, Theo Francken, es que “esto supone un efecto dominó”. La propia Austria y otros países como República Checa, Eslovaquia y Holanda ya han avisado de que reforzarán los controles. Hungría ha ido incluso más lejos, el mismo día en el que se celebró la cumbre europea, el ejército húngaro levantó el último tramo de valla en su frontera con los Balcanes. Y no solo, al día siguiente entró en vigor en el país una nueva ley migratoria que impone penas de cárcel a quien cruce la frontera ilegalmente.

La imagen que se ha proyectado en las últimas semanas sobre el Gobierno de Angela Merkel contrasta con las nuevas y duras acusaciones contra los socios europeos y la propuesta de recortar fondos a la “minoría insolidaria”. “Tenemos que empezar a hablar de medidas de presión para los países que se niegan a aceptar las cuotas”, dijo el ministro del Interior, Thomas de Maizière, en una entrevista en el canal ZDF. La postura dominante de Alemania no ha sentado nada bien en Europa. De hecho, el portavoz de la Comisión, Margaritis Schinas, se apresuró el lunes a decir que la UE “no dará base jurídica para cortar fondos estructurales a los países que se nieguen a participar en mecanismos de reubicación”.

La suspensión de la libre circulación está justificada “como último recurso”, en “circunstancias verdaderamente críticas en que un Estado no sea capaz de cumplir sus obligaciones”, y para “un ámbito y un periodo de tiempo estrictamente limitados”, según acordó el Consejo Europeo el 24 de junio de 2011

 

Schenge, qué Schengen

Esta es la primera vez que se cierran fronteras en la Unión Europea por motivos migratorios desde la puesta en marcha del Espacio Schengen en 1995, un acuerdo por el que los países europeos suprimen los controles en las fronteras interiores y los trasladan a las fronteras exteriores (con países terceros). La suspensión de la libre circulación está justificada “como último recurso”, en “circunstancias verdaderamente críticas en que un Estado no sea capaz de cumplir sus obligaciones”, y para “un ámbito y un periodo de tiempo estrictamente limitados”, según acordó el Consejo Europeo el 24 de junio de 2011. Entre esas excepcionalidades, se incluyen los flujos masivos de "inmigrantes irregulares".

Schengen es la palabra que está en boca de todos, la fórmula mágica que resolvería la crisis migratoria en Europa. Pero los expertos han resaltado que este acuerdo ya no existe en la práctica, y más tras la emergencia de refugiados. La Unión Europea se enfrenta a las ruinas de un conjunto de políticas exteriores en donde el “todos caminamos juntos” debería ser una lección para el futuro. Las última imágenes de migrantes atrapados en Hungría, en la Unión, retratan las políticas actuales. También los números. Las  626.065 peticiones de asilo recibidas en Europa en 2014 equivalen al 0,12% de su población, 504 millones de habitantes. Y las 162.770 peticiones aceptadas, al 0,03%.

Las 626.065 peticiones de asilo recibidas en Europa en 2014 equivalen al 0,12% de su población, 504 millones de habitantes. Y las 162.770 peticiones aceptadas, al 0,03%.

No obstante, la UE aún se niega a asumir la evidencia. “El sistema Schengen y sus correspondientes beneficios solo serán preservados si los miembros de la UE trabajan juntos para gestionar la crisis migratoria”, rezaba el comunicado que cerró la cumbre del lunes.

En el aspecto político, la Comisión Europea ha quedado nuevamente humillada. Su presidente, Jean-Claude Juncker, hizo de la propuesta de cuota de refugiados una pieza central de su discurso del Estado de la Nación. “Europa necesita medidas inmediatas para hacer frente a la crisis”, dijo; salvo sorpresa, estas tardarán varias semanas en llegar. “Nuestra respuesta a la crisis de refugiados definirá nuestra historia”, añadió también. Más allá de los discursos oficiales, la realidad es que uno de los órganos más importantes de la Unión ha quedado en evidencia ante la opinión pública mundial.

El gran problema, por supuesto, no es la reputación de Juncker, sino el fracaso de Europa a la hora de repartirse a 160.000 refugiados. El exceso de ruido y la incesante actualidad ha hecho perder la noción del problema. En los seis primeros meses de 2015, 1.850 personas perdieron la vida en el mar. Desde que comenzó 2015, el número de muertes de personas migrantes y refugiadas se ha multiplicado por más de 50. En junio llegaron a las islas griegas 4.270 niños, y 86 de ellos lo hicieron solos, según Save The Children.

También pasan desapercibidas las posibles consecuencias para el clima. En septiembre de 2010 una sequía en el noroeste de Siria dejó a millones de personas en la extrema pobreza. En marzo de 2011 empezaron las revueltas, las primeras de las cuales se produjeron en los lugares más secos del país. Frank Biermann, profesor de la Universidad de Amsterdam, advirtió hace cinco años de que en 2050 puede haber hasta 200 millones de refugiados climáticos.

La Unión Europea debe recuperar el control de sus fronteras exteriores como requisito previo para reformar la política de asilo y migración. Además, mantener su logro más importante: la libre circulación. El protocolo de Dublín --suspendido hace unas semanas unilateralmente por Alemania--, por el que los refugiados deben permanecer en el país en el que primero entraron en la Unión Europea, cuestiona ahora la unidad de Europa. Y lo que es aún más importante, refleja el problema sin solución que sufren las personas que buscan protección.

La crisis de los refugiados es el retrato perfecto de la ideología liberal. La Europa del siglo XXI no es capaz de garantizar la libre circulación de personas ni de cumplir las leyes internacionales en materia de derechos humanos, pero mientras tanto negocia, en el marco del TTIP, favorecer aun más la circulación de capitales.

La imagen que define Europa días después de la cumbre de refugiados del 14 de septiembre es desoladora. En lo que va de año, 464.876 inmigrantes y refugiados han cruzado el Mar Mediterráneo, según los datos que maneja la Organización Internacional para las Migraciones (OIM). 

Este artículo es exclusivo para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Ekaitz Cancela

Escribo sobre política europea desde Bruselas. Especial interés en la influencia de los 'lobbies' corporativos en la toma de decisiones, los Derechos Humanos, la desigualdad y el TTIP.

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí