1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¿De qué no se habla en Cataluña?

Actuaciones de grandes empresas en el exterior, partidas de gasto público controvertidas, amistades peligrosas con consecuencias poco elegantes…, según el ‘Anuari Mèdia.cat de los Silencios Mediáticos’

Elisenda Rovira Barcelona , 15/09/2015

<p>Barriendo para casa.</p>

Barriendo para casa.

Pedripol

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Por desgracia, una campaña electoral siempre es el peor momento para tener un debate público sereno y provechoso sobre el futuro de la comunidad, para poner sobre la mesa temas de fondo más allá de las disputas dialécticas entre unos partidos y otros. Y más en estas elecciones anómalas que vive Cataluña, en las que para algunos sólo hay una pregunta binaria a contestar, mientras que otros tratan una reivindicación popular de millones de personas como si fuera un encuentro sardanista en una fiesta de pueblo.

Pero aunque no estemos en campaña --incluso antes del inicio del llamado "proceso"– hay temas que esquivan la agenda mediática. Cuestiones relevantes que no ocupan ninguna portada ni abren ningún informativo. Actuaciones polémicas de grandes empresas en el exterior, partidas de gasto público controvertidas, amistades peligrosas con consecuencias poco elegantes ... Temas de los que los medios catalanes no suelen hablar --y, dicho sea de paso, tampoco los españoles--. Hace cinco años que el Anuari Mèdia.cat de los Silencios Mediáticos trabaja para detectarlos y sacarlos a la luz. Estos son siete de los principales temas que han pasado desapercibidos en los últimos años.

 

La investigación de las conexiones de Gas Natural con la Mafia siciliana

La justicia italiana ha investigado durante el último año la relación de cuatro filiales de Gas Natural con la Cosa Nostra. En mayo de 2014 las intervino cautelarmente y seis meses después la medida se prorrogó un año. Todo ello arranca en 2004, cuando Gas Natural compra una empresa siciliana, Gas Spa, propiedad de dos grupos empresariales relacionados con la Cosa Nostra. Desde que la justicia intervino las filiales el año pasado, Gas Natural se mostró dispuesta a colaborar con la justicia y explicó la investigación como una operación para "evitar" que la Mafia se infiltrara en las empresas. Algunos medios se hicieron eco de la investigación de manera tangencial, pero siempre "comprando" este relato según el cual era una manera de evitar la posible infiltración de la Mafia. Según la Fiscalía de Palermo, sin embargo, la compañía catalana mantuvo durante dos años en el consejo de administración a la hija de un testaferro de un jefe mafioso, relacionada sentimentalmente con un abogado que había trabajado para Gas Natural. En mayo de este año, la compañía de Salvador Gabarró recuperó el control de las sociedades, según dio a conocer la misma Gas Natural en julio al presentar los resultados semestrales. 


La financiación de Sociedad Civil Catalana

Hay cosas que no cuadran en las cuentas de la entidad que quiere aglutinar el españolismo civil en Cataluña. Presentada en sociedad en abril de 2014, en julio de ese año tenía unos ingresos modestos y sufría tensiones de tesorería, según documentos internos de la entidad a los que tuvo acceso el Anuario Mèdia.cat. Pocas semanas más tarde, la asociación organizaba dos actos a favor de la unidad de España, los del 11 de septiembre y el 12 de octubre, valorados en más de 500.000 euros. Según la memoria de la entidad, el presupuesto de SCC se eleva a casi un millón de euros, de los que las aportaciones de sus 72 socios corresponden a 15.250 euros. La mayor parte de los ingresos, 963.000 euros, son aportaciones privadas de origen incierto. Paralelamente, el verano del año pasado se constituyó la enigmática Fundación Joan Boscà, una entidad sin objetivos definidos, el patronato de la cual lo ocupan mayoritariamente miembros de la dirección de SCC.


Las subvenciones de la Generalitat a las escuelas del Opus

Mientras la educación pública sufre severos recortes, el Gobierno catalán da cada año 25 millones de euros a centros educativos que segregan a los alumnos por sexo. Se trata de 16 escuelas e institutos vinculados al Opus Dei que mantienen conciertos con la Generalitat. Estos convenios los renovó el Gobierno tripartito del PSC, ERC e ICV; y CiU los mantiene. En cuatro años, a través de este convenio, el Gobierno les otorgó unos 100 millones de euros de subvención, mientras que el presupuesto general del Departamento de Enseñanza disminuyó en 1.000 millones de euros en este tiempo.


Las inversiones de Catar en Cataluña

Que el logotipo de Qatar Foundation --y poco después, el de Qatar Airways-- sustituyera al de Unicef ​​en la camiseta del Barça levantó suspicacias. Pero el resto de operaciones de los fondos de inversión cataríes en Cataluña ha pasado mucho más desapercibido. Por ejemplo, la que los convirtió en propietarios de un icono de la ciudad de Barcelona como el controvertido Hotel Vela; o del Renaissance, otro hotel barcelonés. Los cataríes también han invertido en el puerto Marina Tarraco y el complejo hotelero de la urbanización Park Hyatt, en Canyamel, en Mallorca. Su presencia no se limita al sector del turismo: fondos de inversión cataríes son accionistas mayoritarios de Iberdrola y, por tanto, propietarios de centrales nucleares y térmicas en Tarragona y Castellón.

En total, estos fondos, controlados directamente por la familia del emir, invirtieron 428 millones de euros en Cataluña en sólo tres años. Se prevé que en 2016 esta cifra se incremente hasta 600 millones de euros; superando, por ejemplo, el presupuesto del Departamento de Empresa y Empleo. Los fondos de inversión cataríes dependen directamente de la familia del emir. Este régimen dictatorial ha sido denunciado por Amnistía Internacional por graves violaciones de los derechos fundamentales.


Los negocios catalanes en las dictaduras árabes

Las amistades peligrosas entre Cataluña y el mundo árabe no se acaban en Catar. Grandes corporaciones catalanas como Repsol, Gas Natural, Roca o Borges se lucran en países árabes gobernados por regímenes corruptos y poco o nada democráticos. En la internacionalización de la empresa catalana de las últimas décadas, países como Marruecos, Argelia, Jordania o Arabia Saudí han sido un objetivo estratégico. También fueron una buena fuente de ingresos para Repsol o Gas Natural la Libia de Gadafi y el Egipto de Mubarak, donde las compañías catalanas operaron a partir de acuerdos con las empresas energéticas que dependían de los regímenes dictatoriales. Mientras el Observatorio de la Deuda denuncia que con estos negocios se legitiman "regímenes dictatoriales y corruptos", los Gobiernos catalán y español fomentan estas operaciones con el argumento de dinamizar la empresa local y contribuir a crear riqueza.


El romance entre las grandes consultorías y el gobierno de CiU

Las cuatro grandes empresas auditoras del mundo, las llamadas Big Four --Deloitte, PricewaterhouseCoopers (PwC), KPMG y Ernst & Young--, se han visto beneficiadas por cuantiosas adjudicaciones por parte del Gobierno de la Generalitat en los últimos años. Deloitte logró contratos por valor de 41 millones de euros entre 2011 y 2012, después de contratar como directivo, a finales de 2010, a David Madí, uno de los hombres de confianza de Artur Mas. Esto supone que Deloitte ingresó el triple de dinero público que en los últimos tres años del Gobierno tripartito en la Generalitat. Por su parte, PwC fichó Joaquim Triadú, otro ex alto cargo de CiU. El Departamento de Economía afirma que las auditorías externas son necesarias para conocer el estado real de las finanzas con credibilidad.

 
El fraude fiscal de las grandes fortunas y corporaciones empresariales

La economía sumergida en Cataluña se eleva a 16.000 millones de euros anuales, según cálculos del Sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (GESTHA). Contradiciendo el mito, se calcula que el 71% de la evasión se produce entre grandes fortunas y grandes empresas, que capean la ley y evitan declarar todos sus beneficios.
Estos ingresos que las arcas públicas dejan de obtener suponen que cada ciudadano pague más en cuotas sociales de lo que le correspondería si no hubiera fraude. En concreto, se calcula que en los Países Catalanes cada ciudadano paga una media de 876 euros cada año de más.

En algunos de los casos en los que se han abierto diligencias destacan nombres muy conocidos en el mundo empresarial y social catalán. Más allá de los que han tenido más repercusión como Félix Millet, han pasado más desapercibidos en los medios los nombres del abogado Emilio Cuatrecasas, los hermanos Carulla, propietarios de Agrolimen, y Ricardo Rodrigo, editor de RBA, entre otros.

 



Versión catalana: De què no es parla a Catalunya?

Per desgràcia, una campanya electoral sempre és el pitjor moment per tenir un debat públic serè i profitós sobre el futur de la comunitat, per posar sobre la taula temes de fons més enllà de les picabaralles dialèctiques entre uns partits i altres. I més en aquestes eleccions anòmales que viu Catalunya, en què per alguns només hi ha una pregunta binària a contestar i en què altres tracten una reivindicació popular de milions de persones com si fos un aplec sardanista de festa major.

Però encara que no estiguem en campanya –i fins i tot abans que comencés això que s’ha anomenat “procés”- hi ha temes que esquiven l’agenda mediàtica. Qüestions rellevants que no ocupen cap portada ni obren cap informatiu. Actuacions polèmiques de grans empreses a l’exterior, partides de despesa pública controvertides, amistats perilloses amb conseqüències poc elegants... Temes de què els mitjans catalans no acostumen a parlar –i, tot sigui dit de passada, tampoc els espanyols-. Fa cinc anys que l’Anuari Mèdia.cat dels Silencis Mediàtics malda per detectar-los i treure’ls a la llum. Aquests són alguns dels principals temes que han passat desapercebuts en els últims anys.

 

La investigació de les connexions de Gas Natural amb la màfia siciliana

La justícia italiana ha investigat durant l’últim any la relació de quatre filials de Gas Natural amb la Cosa Nostra. El maig de 2014 les va intervenir cautelarment i sis mesos després la mesura es va prorrogar un any. Tot plegat arrenca el 2004, quan Gas Natural compra una empresa siciliana, Gas Spa, propietat de dos grups empresarials relacionats amb la Cosa Nostra. Des que la justícia va intervenir les filials l’any passat, Gas Natural va mostrar-se disposada a col·laborar amb la justícia i va explicar la investigació com una operació per “evitar” que la màfia s’infiltrés en les empreses. Alguns mitjans es van fer ressò de la investigació de manera tangencial, però sempre “comprant” aquest relat segons el qual era una manera d’evitar la possible infiltració de la màfia. Segons la Fiscalia de Palerm, però, la companyia catalana va mantenir durant dos anys al consell d’administració la filla d’un testaferro d’un cap mafiós, relacionada sentimentalment amb un advocat que havia treballat per Gas Natural. Al maig d’aquest any, la companyia de Salvador Gabarró va recuperar el control de les societats, segons va donar a conèixer la mateixa Gas Natural al juliol en presentar els resultats semestrals. La justícia va resoldre la investigació, però el tema va passar encara més desapercebut.


El finançament de Societat Civil Catalana

Hi ha coses que no quadren en els comptes de l’entitat que vol aglutinar l’espanyolisme civil a Catalunya. Presentada en societat l’abril de 2014, al juliol d’aquell any tenia uns ingressos modestos i patia tensions de tresoreria, segons documents interns de l’entitat a què va tenir accés l’Anuari Mèdia.cat. Poques setmanes més tard, l’associació organitzava dos actes a favor de la unitat d’Espanya, els de l’11 de setembre i el 12 d’octubre, valorats en més de 500.000 euros. Segons la memòria de l’entitat, el pressupost d’SCC s’eleva a gairebé un milió d’euros, dels quals les aportacions dels seus 72 socis corresponen a  15.250 euros. La major part dels ingressos, 963.000 euros, són aportacions privades d’origen incert. Paral·lelament, l’estiu de l’any passat es va constituir l’enigmàtica Fundació Joan Boscà, una entitat sense objectius definits, el patronat de la qual l’ocupen majoritàriament membres de la direcció d’SCC.


Les subvencions de la Generalitat a les escoles de l’Opus

Mentre l’educació pública pateix severes retallades, el govern català dóna cada any 25 milions d’euros a centres educatius que segreguen els alumnes per sexes. Es tracta de 16 escoles i instituts vinculats a l’Opus Dei que mantenen concerts amb la Generalitat. Aquests convenis els va renovar per últim cop el govern tripartit del PSC, ERC i ICV; i CiU els manté. En quatre anys, a través d’aquest conveni el govern va atorgar-los uns 100 milions d’euros de subvenció, mentre que el pressupost general del Departament d’Ensenyament va disminuir en 1000 milions d’euros en aquest temps.


Les inversions de Qatar a Catalunya

 Que el logotip de Qatar Foundation –i poc després, el de Qatar Airways- substituís el d’Unicef a la samarreta del Barça va aixecar suspicàcies. Però la resta d’operacions dels fons d’inversió qatarians a Catalunya ha passat molt més desapercebuda. Per exemple, la que els va convertir en propietaris d’una icona de la ciutat de Barcelona com el controvertit Hotel Vela; o del Renaissance, un altre hotel barceloní. Els qatarians també han invertit en el port Marina Tarraco i el complex hoteler de la urbanització Park Hyatt, a Canyamel, a Mallorca. La seva presència no es limita al sector del turisme: fons d’inversió qatarians són accionistes majoritaris d’Iberdrola i, per tant, propietaris de centrals nuclears i tèrmiques a Tarragona i a Castelló.

En total, aquests fons, controlats directament per la família de l’emir, van invertir 428 milions d’euros a Catalunya en només tres anys. Es preveu que el 2016 aquesta xifra s’incrementi fins a 600 milions d’euros; superant, per exemple, el pressupost del Departament d’Empresa i Ocupació. Els fons d’inversió qatarians depenen directament de la família de l’emir. Aquest règim dictatorial ha estat denunciat per Amnistia Internacional per greus violacions dels drets fonamentals.


Els negocis catalans a les dictadures àrabs

Les amistats perilloses entre Catalunya i el món àrab no s’acaben a Qatar. Grans corporacions catalanes com Repsol, Gas Natural Fenosa, Roca o Borges es lucren a països àrabs governats per règims corruptes i poc o gens democràtics. En la internacionalització de l’empresa catalana de les últimes dècades, països com el Marroc, Algèria, Jordània o Aràbia Saudita han estat un objectiu estratègic. També van ser una bona font d’ingressos per Repsol o Gas Natural la Líbia de Gadafi i l’Egipte de Mubarak, on les companyies catalanes hi van operar a partir d’acords amb les empreses energètiques que depenien dels règims dictatorials. Mentre l’Observatori del Deute denuncia que amb aquests negocis es legitimen “règims dictatorials i corruptes”, els governs català i espanyol fomenten aquestes operacions amb l’argument de dinamitzar l’empresa local i contribuir a crear riquesa.

 

 

L’idil·li entre les grans consultories i el govern de CiU

Les quatre grans empreses auditores del món, les anomenades Big Four -Deloitte, Pricewaterhouse Coopers (PwC), KPMG i Ernst & Young-, s’han vist beneficiades per quantioses adjudicacions per part del govern de la Generalitat en els últims anys.  Deloitte va aconseguir contractes per valor de 41 milions d’euros entre 2011 i 2012, després de contractar com a directiu, a finals de 2010, David Madí, un dels homes de confiança d’Artur Mas. Això suposa que Deloitte va ingressar el triple de diners públics que en els últims tres anys del govern tripartit a la Generalitat. Per la seva banda, PwC va fitxar Joaquim Triadú, un altre exalt càrrec de CiU. El Departament d’Economia afirma que les auditories externes són necessàries per conèixer l’estat real de les finances amb credibilitat.

 

 

El frau fiscal de les grans fortunes i corporacions empresarials

L’economia submergida a Catalunya s’eleva a 16.000 milions d’euros anuals, segons càlculs del Sindicat de Tècnics del Ministeri d’Hisenda (GESTHA). Contradint el mite, es calcula que el 71% de l’evasió es produeix entre grans fortunes i grans empreses, que trampegen la llei i eviten declarar tots els seus beneficis.

 

Aquests ingressos que les arques públiques deixen d’obtenir suposen que cada ciutadà pagui més en quotes socials del que correspondria si no hi hagués frau. En concret, es calcula que als Països Catalans cada ciutadà paga una mitjana de 876 euros cada any de més.

En alguns dels casos en què s’han obert diligències destaquen noms molt coneguts en el món empresarial i social català. Més enllà dels que han tingut més repercussió, com Fèlix Millet, han passat més desapercebuts als mitjans els noms de l’advocat Emili Cuatrecases, els germans Carulla, propietaris d’Agrolimen i Ricardo Rodrigo, editor d’RBA, entre d’altres.

Autor >

Elisenda Rovira

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí