1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

Reportaje

Misterios, IP y conexiones del informático de la Púnica

Alejandro de Pedro gestionaba desde 2011 dominios de políticos del PP madrileño, entre ellos Esperanza Aguirre y tres diputados de la actual Asamblea. El juez investiga también su relación con Florentino Pérez

Álex Moreno 2/07/2015

<p>Francisco Granados, con Florentino Pérez.</p>

Francisco Granados, con Florentino Pérez.

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

Desde la relativa comodidad de la trinchera en la que aguardaba la batalla por la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre los vio caer a todos. Uno por uno. Primero a Francisco Granados, el consejero de Presidencia, Justicia e Interior, otrora hombre fuerte del partido en Madrid, ascendido por La Jefa, como llamaban todos en la Comunidad a la presidenta del PP madrileño. Granados fue sostenido por Aguirre aun cuando las sospechas contra él se acumulaban, relegado de forma paulatina al destierro político, y finalmente internado, en octubre de 2014, en la cárcel de Estremera, inaugurada por él mismo seis años antes. 

La lideresa del PP madrileño también vio caer a Salvador Victoria, el abogado del partido que denunció por fraude fiscal a la Marea Verde acusando al movimiento por la Educación pública de vender camisetas ilegalmente. Aguirre lo había fichado para su Gobierno y, tras su espantada en septiembre de 2012, Victoria ascendió a número dos del heredero presidencial, Ignacio González.

Junto a Victoria cayó también, justo después de las elecciones, Lucía Figar, la delfina que lloró cuando Aguirre anunció su retirada, la mujer a la que encargó la política educativa y a la que muchos pensaron que encomendaría también su legado, señalándola sucesora natural. Figar parecía la persona ideal para encarnar una imagen de renovación que permitiera al PP perpetuarse en la Comunidad. Pero ese puesto lo ocupa hoy Cristina Cifuentes.

Y, por último, Aguirre vio caer a la que posiblemente fuera su colaboradora más cercana, Isabel Gallego, la mano derecha que mecía el aparato de comunicación y promoción de la lideresa, con sede en la Real Casa de Correos de la Puerta del Sol.

Todos ellos fueron imputados, como lo fueron también un puñado de alcaldes elegidos por su propio dedo y arrestados tras estallar la Operación Púnica, fruto de la investigación dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco.

Desde Suiza llegaba a finales de 2013 una alerta por sospecha de blanqueo de capitales por parte de Granados y su amigo y vecino de Valdemoro, el constructor David Marjaliza. Las escuchas a Granados y a su entorno destaparon una red que arrancaba mordidas a empresarios y malversaba dinero público por medio país. Y arrojaron otro nombre supuestamente clave en el supuesto entramado delictivo, el emprendedor vasco instalado en Valencia Alejandro de Pedro Llorca. 

[El 12 de febrero, más de seis meses tras la publicación de este reportaje, Podemos haría público el informe pericial que demuestra la relación entre De Pedro y el tendido de al menos 433 portales web que comparten populares madrileños y valencianos, y cuyo coste, incalculable, se investiga.] 

De Pedro, nacido en Basauri (Vizcaya) y catalogado por los medios como uno de los cabecillas de la trama --aunque el juez lo ha dejado en libertad tras pagar una fianza de solo 50.000 euros, que según él le ha sido devuelta--, cuidaba de la reputación on line de personas jurídicas y físicas. Muy bien relacionado con el PP levantino, y especialmente con Juan Cotino, exconseller de la Generalitat y expresidente de las Cortes, De Pedro aparece en el sumario, cubierto hasta ahora por el secreto judicial, como el artífice de una red de medios y cuentas de redes sociales con la que inundaba Internet de informaciones favorables a los intereses de sus clientes.

Esta labor, que le permitía vender sus logros en posicionamiento y mejora de la imagen en las redes y los buscadores, se llevaba a cabo a través de la empresa EICO (Estrategia de Identidad y Comunicación Online) y de su hermana, Madiva Editorial y Publicidad SL.

Velasco sospecha que los políticos populares que contrataban a De Pedro lo hacían utilizando fondos públicos. El informático, que en sus perfiles públicos se declara ingeniero, emprendedor, consultor y profesor en la Universidad de Murcia, trabajó para numerosos políticos y alcaldes de la región levantina, e incluso viajó con alguno de ellos al palco del Bernabéu.

Pronto, entre finales de 2010 y principios de 2011, Alejandro de Pedro empieza a cuidar, supuestamente, la imagen de políticos del PP en la Comunidad de Madrid, aunque en los registros de la Guardia Civil solo han aflorado facturas a EICO por servicios de seguimiento y recopilación de noticias (una tarea para la cual el juez cree que los periodistas contratados por el Gobierno autonómico están sobradamente capacitados sin tener que recurrir a externos) a partir de abril de 2012.

Esperanza Aguirre enfilaba en ese momento sus últimos meses como presidenta. Todas las informaciones que se han publicado hasta ahora señalan que EICO se encargó de mejorar la imagen de Lucía Figar e Ignacio González, llegando a gestionar el blog personal de ambos. Lo que sorprendentemente no había trascendido, una vez que se destapó el caso y el nombre de De Pedro adquirió relevancia de primer orden, es que De Pedro y sus empresas también se encargaban de asear la imagen de Esperanza Aguirre en la web.

'Madiva' y los dominios de Aguirre

Tres dominios relacionados con la baronesa del PP de Madrid estaban alojados en una dirección IP controlada por EICO y su personal: noticiasesperanzaaguirre.es, hablaconesperanzaaguirre.com y una falsa página de Wikipedia, wikipediaesperanzaaguirre.es. CTXT ha rastreado esa dirección IP y el historial de registro de la mayoría de los dominios aparece capado en las páginas de búsqueda. Pero aún quedan huellas de algunas de las webs abiertas, como la falsa Wikipedia de Aguirre cuyo dominio acaba en .com (en lugar de .es) o la registrada como hablaconesperanzaaguirre.com. [Este último, al menos, figura entre los portales mencionados posteriormente en el informe de Podemos.]

 

Registro del historial de IP de la página Hablaconesperanzaaguirre.com, gestionada por EICO.  

Registro del historial de IP de la página Hablaconesperanzaaguirre.com, gestionada por EICO.  

María Díaz Valero, responsable de clientes de la empresa de EICO y esposa de De Pedro, registró estas dos últimas direcciones en octubre de 2010 y enero de 2011 (ver imágenes) desde un e-mail con el nick ‘madiva’, el acrónimo de su nombre, que De Pedro utilizaría después para bautizar a la empresa editora de medios digitales Madiva Editorial y Publicidad, usada por el dueño de EICO para publicar noticias positivas sobre sus clientes y mejorar así su imagen y su posicionamiento en los buscadores.

Aguirre afrontaba en aquel momento las elecciones autonómicas que le garantizarían en mayo su reelección. Las páginas creadas por EICO no funcionaron como página oficial de su campaña. En ésta, genteconesperanzaaguirre.com, no hay rastro de EICO, aunque el dominio sufrió sucesivos cambios de IP tras las elecciones, pasando por direcciones ubicadas en Japón o Rusia. Curiosamente, el último cambio de IP de la página oficial de Aguirre tuvo lugar el 27 de octubre de 2014, exactamente el día en que se destapó la Púnica.

Historial de registro del dominio Wikpediaesperanzaaguirre.com, gestionado por EICO. 

Historial de registro del dominio Wikpediaesperanzaaguirre.com, gestionado por EICO. 

Wikipedias falsas y borrados

Antes de que el origen de las páginas gestionadas por EICO desapareciera, uno de los colaboradores del blog valenciano La Paella Rusa, Guillermo López García, capturó en su pantalla todas esas páginas que se alojaban en la misma dirección. Indagando en Internet por los cambios en la página de Wikipedia de la entonces alcaldesa de Denia, Ana Kringe, López descubrió que se había creado una página de Wikipedia falsa sobre Kringe, y que bajo la misma dirección de IP se alojaban otras falsas wikipedias, como la del consejero de Camps en la Generalitat valenciana, Juan Cotino, la de la propia Aguirre o la de Francisco Granados. Todas ellas levaban el sello de De Pedro y EICO. López García se acababa de topar, en marzo de 2011, con una de las ramas de lo que luego se bautizaría como trama Púnica.

Granados fue uno de los pocos dirigentes populares que no tuvo suerte con el borrado de los registros de las páginas dedicadas a su figura. Todavía hoy, en el registro de su falsa Wikipedia (wikipediafranciscogranados.com) y de la web videosfranciscogranados.com pueden verse los nombres de EICO y Alejandro De Pedro Llorca, así como la dirección de IP que descubrió el blog La Paella Rusa (91.121.149.66).

Diputados de Cifuentes, uno de ellos consejero

Esta misma dirección era compartida por otras páginas dedicadas a políticos valencianos y madrileños, como Figar y Cotino, así como por alcaldes de localidades valencianas y madrileñas. Entre ellas, figuran también dos diputados electos en la Asamblea de Madrid por el PP de Cristina Cifuentes: Ignacio García de Vinuesa y Bartolomé González. El primero es también alcalde de Alcobendas y el segundo lo fue de Alcalá de Henares. Ambas localidades tuvieron portales web en la órbita de EICO y De Pedro, compartiendo el de Alcalá (alcaladehenaresactualidad.com) la famosa IP colectiva. La página de Alcobendas, sin relación aparente en los registros con EICO, sigue abierta y funcionando. 

Lista de páginas gestionadas por De Pedro en 2011. 

Lista de páginas gestionadas por De Pedro en 2011. 

Otro diputado cuya web personal compartía IP con el entramado de De Pedro y EICO es el recién elegido alcalde de Torrejón de Ardoz, Pedro Rollán, que renunció al puesto al ser elegido después por la propia Cifuentes para formar parte de su Gobierno en calidad de consejero de Transportes, Vivienda e Infraestructuras. Su página (pedrorollan.es) estaba alojada junto a varios diarios digitales de la trama y la página Amigosparaganar.com, una web registrada por EICO por encargo del exconseller valenciano Juan Cotino de cara a las elecciones municipales y autonómicas de 2011. Cotino aparece (junto a EICO y María Díaz Valero) como administrador de esta última página.

Además de las webs de políticos populares, las dos direcciones IP de EICO alojaban en su mayoría lo que constituiría la gran arma de De Pedro para mejorar la reputación de sus clientes: la red de diarios digitales que, presentados como independientes a los ojos del internauta, se encargaban de producir informaciones favorables y de contrarrestar y desplazar en los buscadores de noticias a aquellas que no lo fueran. 

En las direcciones digitales de De Pedro se alojaban diarios de Majadahonda, Alcalá de Henares, Algete, Móstoles, Coslada, Arganda, Pozuelo, Collado Villalba, Valdemoro, Castellón o Xirivella. También hay registrados con el nombre de EICO diarios en Boadilla y Leganés, así como un digital en Alcorcón (Ensanchesurconfidencial.com). En esta página se atacaba la política de vivienda pública del alcalde socialista de entonces, Enrique Cascallana, por los famosos terrenos conocidos como Venta La Rubia, 12 millones de metros cuadrados en los que poco después, con el PP ya en el poder, Aguirre proyectó la instalación de Eurovegas para el magnate tejano Sheldon Adelson.

Según las informaciones publicadas, Francisco Granados presentó en Génova a De Pedro cuando este era ya un asiduo colaborador del PP valenciano en labores relacionadas con redes sociales y nuevas tecnologías. Era habitual que De Pedro difundiera en su blog y en sus perfiles de Facebook y Linkedin (en Twitter ha borrado todos los mensajes) sus contactos. Como anécdota, en una de sus entradas en 2012, el informático elogió la aparición de nuevas herramientas para rastrear tuits antiguos, un asunto que adquirió especial relevancia en Madrid tras las elecciones municipales del pasado mes de mayo, con el caso del concejal Guillermo Zapata.

Una cartera muy selecta

La investigación de la Púnica ha revelado que la cartera de clientes de EICO creció considerablemente después de las elecciones locales de 2011 en las que el PP obtuvo la mayor cuota de poder municipal y autonómico de su historia. A sus diarios digitales, De Pedro sumó otros temáticos de carácter generalista para satisfacer los intereses de unos clientes muy selectos: su empresa, según ha trascendido, fue contratada por empresas como Telefónica, Bankia, IDC Salud (heredera de Capio, la principal adjudicataria de contratos sanitarios del PP en Madrid y Valencia), además de Mediaset, Sacyr y el Real Madrid.

En la última publicación de su blog personal, escrita el 11 de junio de 2015, después de su salida de la cárcel, Alejandro de Pedro afirmaba también haber trabajado para las “más altas instancias del Estado”, y se declaraba dispuesto a contar al juez "toda la verdad" cuando se recupere del "cuadro de ansiedad" que asegura sufrir.

Pérez, Granados, Donato y la Société General

¿Es De Pedro, como se dice, un cabecilla de la trama? ¿Un informático avispado, un testaferro de alguien más importante, un mero comisionista digital? Según se desprende del interrogatorio del juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco a Florentino Pérez, realizado el 2 de marzo pasado pero filtrado a la prensa el 29 de abril, el magistrado parece pensar que EICO es algo más que una empresa de reputación on line.

Velasco se pregunta cómo dos compañías que apenas sumaban una veintena de empleados pudieran prestar servicios a todas las empresas cuyos nombres han ido apareciendo en la trama, y traslada a Florentino Pérez, que declaraba en calidad de testigo, esas dudas.

Después de preguntarle al presidente de ACS si en algún momento De Pedro le pidió dinero para el Partido Popular, Velasco le llega a deslizar que, más que una compra de servicios (por los que el club invirtió 300.000 euros), el contrato aparenta “una cobertura” de “otra cosa”. A los seis meses de trabajar con EICO, el Real Madrid decidió contratar servicios con la multinacional Microsoft.

Durante el interrogatorio al que le sometieron Velasco y la fiscal anticorrupción, Florentino Pérez niega lo declarado por De Pedro, que había afirmado que conoció al presidente del Madrid en presencia de Francisco Granados. Pérez llega a negar hasta en cinco ocasiones haber conocido a Granados. "Sé quién es porque fue consejero, pero en mi vida he tenido relación con él", dice Pérez.

El empresario afirma que fue Donato González-Sánchez, gran amigo de Granados, quien le recomendó contratar al informático. Donato González-Sánchez, máximo ejecutivo del banco francés Société General para España y Portugal, y habitual del palco del Bernabéu, fue clave en el proceso de refinanciación de la deuda de la constructora ACS. Según informaciones publicadas por Voz Populi el 2 de mayo pasado, en 2012, unos meses antes de que De Pedro contactara con el Real Madrid, Société General (SG) fue el único banco que se atrevió a auxiliar a ACS y rescató al constructor con 1.600 millones de euros.

Se da la circunstancia de que Granados, que trabajó como broker en Société General antes de entrar en política, es un gran amigo del director general de SG. En 2014, tras conocerse que Granados ocultaba 1,5 millones de euros en Suiza, Donato González-Sánchez readmitió al ex consejero de Aguirre en la plantilla de SG, en calidad de asesor.

El interrogatorio de Pérez

A pesar de que parece improbable que, dada la estrecha relación entre los tres, Pérez no conociera a Granados, el presidente del Real Madrid lo negó media docena de veces a preguntas del juez y la fiscal, como se ve en este extracto de su declaración:

FISCAL: Usted ha dicho que se lo presenta [a Alejandro De Pedro] Donato González de la Sociedad General (sic), ¿no es más cierto que es Francisco Granados quien le presenta a Alejandro?

FLORENTINO PÉREZ: Señorita yo lo que le he dicho es la verdad, yo Granados sé que ha sido consejero pero yo no he coincidido nunca en ningún lado.

FISCAL: Es que creo recordar, me puedo equivocar y como tal lo digo, que aquí nos dijo [Granados] que por el agradecimiento que le tenía a Alejandro, le estaba poniendo en contacto con el presidente del Real Madrid. Yo creo que nos hizo un comentario de ese tipo…

FLORENTINO PÉREZ: Yo al señor Granados sé que ha sido consejero pero no he coincidido nunca en mi vida con él.

FISCAL: ¿Y la relación de Francisco Granados con Donato González la conoce usted?

FLORENTINO PÉREZ: Ni idea.

FISCAL: ¿Le dijo Donato de qué conocía a Alejandro de Pedro?

FLORENTINO PÉREZ: No, ni idea.

FISCAL: ¿Y usted no le preguntó de qué le conocía y cómo tenía conocimiento de esta persona y que podía realizar los trabajos que usted estaba interesado en contratar?

FLORENTINO PÉREZ: Ni conozco al señor Granados, ni al otro. No conozco a nadie, ni a las empresas ni a nadie. El señor Granados sé quién es porque fue consejero de la Comunidad pero no he tenido en mi vida relación con él.

FISCAL: ¿No ha coincidido nunca con el señor Granados ni con Alejandro?

FLORENTINO PÉREZ: Nunca en mi vida.

La foto que encabeza este artículo, publicada en el diario As en febrero pasado, muestra que Pérez ha coincidido al menos una vez con Granados. En la imagen, los dos aparecen juntos en un acto oficial celebrado hace unos años en la sede de la Comunidad de Madrid. 

Autor >

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Deja un comentario


Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí