1. Número 1 · Enero 2015

  2. Número 2 · Enero 2015

  3. Número 3 · Enero 2015

  4. Número 4 · Febrero 2015

  5. Número 5 · Febrero 2015

  6. Número 6 · Febrero 2015

  7. Número 7 · Febrero 2015

  8. Número 8 · Marzo 2015

  9. Número 9 · Marzo 2015

  10. Número 10 · Marzo 2015

  11. Número 11 · Marzo 2015

  12. Número 12 · Abril 2015

  13. Número 13 · Abril 2015

  14. Número 14 · Abril 2015

  15. Número 15 · Abril 2015

  16. Número 16 · Mayo 2015

  17. Número 17 · Mayo 2015

  18. Número 18 · Mayo 2015

  19. Número 19 · Mayo 2015

  20. Número 20 · Junio 2015

  21. Número 21 · Junio 2015

  22. Número 22 · Junio 2015

  23. Número 23 · Junio 2015

  24. Número 24 · Julio 2015

  25. Número 25 · Julio 2015

  26. Número 26 · Julio 2015

  27. Número 27 · Julio 2015

  28. Número 28 · Septiembre 2015

  29. Número 29 · Septiembre 2015

  30. Número 30 · Septiembre 2015

  31. Número 31 · Septiembre 2015

  32. Número 32 · Septiembre 2015

  33. Número 33 · Octubre 2015

  34. Número 34 · Octubre 2015

  35. Número 35 · Octubre 2015

  36. Número 36 · Octubre 2015

  37. Número 37 · Noviembre 2015

  38. Número 38 · Noviembre 2015

  39. Número 39 · Noviembre 2015

  40. Número 40 · Noviembre 2015

  41. Número 41 · Diciembre 2015

  42. Número 42 · Diciembre 2015

  43. Número 43 · Diciembre 2015

  44. Número 44 · Diciembre 2015

  45. Número 45 · Diciembre 2015

  46. Número 46 · Enero 2016

  47. Número 47 · Enero 2016

  48. Número 48 · Enero 2016

  49. Número 49 · Enero 2016

  50. Número 50 · Febrero 2016

  51. Número 51 · Febrero 2016

  52. Número 52 · Febrero 2016

  53. Número 53 · Febrero 2016

  54. Número 54 · Marzo 2016

  55. Número 55 · Marzo 2016

  56. Número 56 · Marzo 2016

  57. Número 57 · Marzo 2016

  58. Número 58 · Marzo 2016

  59. Número 59 · Abril 2016

  60. Número 60 · Abril 2016

  61. Número 61 · Abril 2016

  62. Número 62 · Abril 2016

  63. Número 63 · Mayo 2016

  64. Número 64 · Mayo 2016

  65. Número 65 · Mayo 2016

  66. Número 66 · Mayo 2016

  67. Número 67 · Junio 2016

  68. Número 68 · Junio 2016

  69. Número 69 · Junio 2016

  70. Número 70 · Junio 2016

  71. Número 71 · Junio 2016

  72. Número 72 · Julio 2016

  73. Número 73 · Julio 2016

  74. Número 74 · Julio 2016

  75. Número 75 · Julio 2016

  76. Número 76 · Agosto 2016

  77. Número 77 · Agosto 2016

  78. Número 78 · Agosto 2016

  79. Número 79 · Agosto 2016

  80. Número 80 · Agosto 2016

  81. Número 81 · Septiembre 2016

  82. Número 82 · Septiembre 2016

  83. Número 83 · Septiembre 2016

  84. Número 84 · Septiembre 2016

  85. Número 85 · Octubre 2016

  86. Número 86 · Octubre 2016

  87. Número 87 · Octubre 2016

  88. Número 88 · Octubre 2016

  89. Número 89 · Noviembre 2016

  90. Número 90 · Noviembre 2016

  91. Número 91 · Noviembre 2016

  92. Número 92 · Noviembre 2016

  93. Número 93 · Noviembre 2016

  94. Número 94 · Diciembre 2016

  95. Número 95 · Diciembre 2016

  96. Número 96 · Diciembre 2016

  97. Número 97 · Diciembre 2016

  98. Número 98 · Enero 2017

  99. Número 99 · Enero 2017

  100. Número 100 · Enero 2017

  101. Número 101 · Enero 2017

  102. Número 102 · Febrero 2017

  103. Número 103 · Febrero 2017

  104. Número 104 · Febrero 2017

  105. Número 105 · Febrero 2017

  106. Número 106 · Marzo 2017

  107. Número 107 · Marzo 2017

  108. Número 108 · Marzo 2017

  109. Número 109 · Marzo 2017

  110. Número 110 · Marzo 2017

  111. Número 111 · Abril 2017

  112. Número 112 · Abril 2017

  113. Número 113 · Abril 2017

  114. Número 114 · Abril 2017

  115. Número 115 · Mayo 2017

  116. Número 116 · Mayo 2017

  117. Número 117 · Mayo 2017

  118. Número 118 · Mayo 2017

  119. Número 119 · Mayo 2017

  120. Número 120 · Junio 2017

  121. Número 121 · Junio 2017

  122. Número 122 · Junio 2017

  123. Número 123 · Junio 2017

  124. Número 124 · Julio 2017

  125. Número 125 · Julio 2017

  126. Número 126 · Julio 2017

  127. Número 127 · Julio 2017

  128. Número 128 · Agosto 2017

  129. Número 129 · Agosto 2017

  130. Número 130 · Agosto 2017

  131. Número 131 · Agosto 2017

  132. Número 132 · Agosto 2017

  133. Número 133 · Septiembre 2017

  134. Número 134 · Septiembre 2017

  135. Número 135 · Septiembre 2017

  136. Número 136 · Septiembre 2017

  137. Número 137 · Octubre 2017

  138. Número 138 · Octubre 2017

  139. Número 139 · Octubre 2017

  140. Número 140 · Octubre 2017

  141. Número 141 · Noviembre 2017

  142. Número 142 · Noviembre 2017

  143. Número 143 · Noviembre 2017

  144. Número 144 · Noviembre 2017

  145. Número 145 · Noviembre 2017

  146. Número 146 · Diciembre 2017

  147. Número 147 · Diciembre 2017

  148. Número 148 · Diciembre 2017

  149. Número 149 · Diciembre 2017

  150. Número 150 · Enero 2018

  151. Número 151 · Enero 2018

  152. Número 152 · Enero 2018

  153. Número 153 · Enero 2018

  154. Número 154 · Enero 2018

  155. Número 155 · Febrero 2018

  156. Número 156 · Febrero 2018

  157. Número 157 · Febrero 2018

  158. Número 158 · Febrero 2018

  159. Número 159 · Marzo 2018

  160. Número 160 · Marzo 2018

  161. Número 161 · Marzo 2018

  162. Número 162 · Marzo 2018

  163. Número 163 · Abril 2018

  164. Número 164 · Abril 2018

  165. Número 165 · Abril 2018

  166. Número 166 · Abril 2018

  167. Número 167 · Mayo 2018

  168. Número 168 · Mayo 2018

  169. Número 169 · Mayo 2018

  170. Número 170 · Mayo 2018

  171. Número 171 · Mayo 2018

  172. Número 172 · Junio 2018

  173. Número 173 · Junio 2018

  174. Número 174 · Junio 2018

  175. Número 175 · Junio 2018

  176. Número 176 · Julio 2018

  177. Número 177 · Julio 2018

  178. Número 178 · Julio 2018

  179. Número 179 · Julio 2018

  180. Número 180 · Agosto 2018

  181. Número 181 · Agosto 2018

  182. Número 182 · Agosto 2018

  183. Número 183 · Agosto 2018

  184. Número 184 · Agosto 2018

  185. Número 185 · Septiembre 2018

  186. Número 186 · Septiembre 2018

  187. Número 187 · Septiembre 2018

  188. Número 188 · Septiembre 2018

  189. Número 189 · Octubre 2018

  190. Número 190 · Octubre 2018

  191. Número 191 · Octubre 2018

  192. Número 192 · Octubre 2018

  193. Número 193 · Octubre 2018

  194. Número 194 · Noviembre 2018

  195. Número 195 · Noviembre 2018

  196. Número 196 · Noviembre 2018

  197. Número 197 · Noviembre 2018

  198. Número 198 · Diciembre 2018

  199. Número 199 · Diciembre 2018

  200. Número 200 · Diciembre 2018

  201. Número 201 · Diciembre 2018

  202. Número 202 · Enero 2019

  203. Número 203 · Enero 2019

  204. Número 204 · Enero 2019

  205. Número 205 · Enero 2019

  206. Número 206 · Enero 2019

  207. Número 207 · Febrero 2019

  208. Número 208 · Febrero 2019

  209. Número 209 · Febrero 2019

  210. Número 210 · Febrero 2019

  211. Número 211 · Marzo 2019

  212. Número 212 · Marzo 2019

  213. Número 213 · Marzo 2019

  214. Número 214 · Marzo 2019

  215. Número 215 · Abril 2019

  216. Número 216 · Abril 2019

  217. Número 217 · Abril 2019

  218. Número 218 · Abril 2019

  219. Número 219 · Mayo 2019

  220. Número 220 · Mayo 2019

  221. Número 221 · Mayo 2019

  222. Número 222 · Mayo 2019

  223. Número 223 · Mayo 2019

  224. Número 224 · Junio 2019

  225. Número 225 · Junio 2019

  226. Número 226 · Junio 2019

  227. Número 227 · Junio 2019

  228. Número 228 · Julio 2019

  229. Número 229 · Julio 2019

  230. Número 230 · Julio 2019

  231. Número 231 · Julio 2019

  232. Número 232 · Julio 2019

  233. Número 233 · Agosto 2019

  234. Número 234 · Agosto 2019

  235. Número 235 · Agosto 2019

  236. Número 236 · Agosto 2019

  237. Número 237 · Septiembre 2019

  238. Número 238 · Septiembre 2019

  239. Número 239 · Septiembre 2019

  240. Número 240 · Septiembre 2019

  241. Número 241 · Octubre 2019

  242. Número 242 · Octubre 2019

  243. Número 243 · Octubre 2019

  244. Número 244 · Octubre 2019

  245. Número 245 · Octubre 2019

  246. Número 246 · Noviembre 2019

  247. Número 247 · Noviembre 2019

  248. Número 248 · Noviembre 2019

  249. Número 249 · Noviembre 2019

  250. Número 250 · Diciembre 2019

  251. Número 251 · Diciembre 2019

  252. Número 252 · Diciembre 2019

  253. Número 253 · Diciembre 2019

  254. Número 254 · Enero 2020

  255. Número 255 · Enero 2020

  256. Número 256 · Enero 2020

  257. Número 257 · Febrero 2020

  258. Número 258 · Marzo 2020

  259. Número 259 · Abril 2020

  260. Número 260 · Mayo 2020

  261. Número 261 · Junio 2020

  262. Número 262 · Julio 2020

  263. Número 263 · Agosto 2020

  264. Número 264 · Septiembre 2020

  265. Número 265 · Octubre 2020

  266. Número 266 · Noviembre 2020

  267. Número 267 · Diciembre 2020

  268. Número 268 · Enero 2021

  269. Número 269 · Febrero 2021

  270. Número 270 · Marzo 2021

  271. Número 271 · Abril 2021

  272. Número 272 · Mayo 2021

  273. Número 273 · Junio 2021

  274. Número 274 · Julio 2021

  275. Número 275 · Agosto 2021

  276. Número 276 · Septiembre 2021

  277. Número 277 · Octubre 2021

CTXT necesita 15.000 socias/os para seguir creciendo. Suscríbete a CTXT

¡Despertad, jóvenes de la nueva era!

Jaume Sisa, Nazario, Félix de Azúa, Montesol, Javier Valenzuela y Pepe Ribas, entre otros, trazan la historia de la revista ‘Ajoblanco’ y de la Transición en el documental ‘Crónica en rojo y negro’, de David Fernández de Castro

Jordi Barrachina 30/04/2015

A diferencia de otros medios, en CTXT mantenemos todos nuestros artículos en abierto. Nuestra apuesta es recuperar el espíritu de la prensa independiente: ser un servicio público. Si puedes permitirte pagar 4 euros al mes, apoya a CTXT. ¡Suscríbete!

¡Despertad, jóvenes de la nueva era! Con esta llamada a la acción desplegaba sus alas blancas la revista Ajoblanco en la Barcelona de 1974. Su manifiesto fundacional hacía una llamada a los jóvenes para “desplegar su inteligencia contra los mercenarios ignorantes” y “combatir la cultura de imbecilistas. Porque todavía somos utopistas”. 

Era octubre del 74. Siete meses después del asesinato de Puig Antich en la cárcel Modelo de Barcelona. Faltaba un año para la muerte del dictador. El régimen franquista daba sus últimos golpes de crueldad  y la juventud española empezaba a luchar para perder el miedo y proponer nuevas formas de vida parecidas a las que podía intuir en países de su entorno.

Un documental de David Fernández de Castro, Ajoblanco, crónica en rojo y negro, ha puesto sobre la mesa una nueva mirada sobre aquellos años trepidantes que van del fin de la dictadura franquista hasta la transición hacia un régimen democrático en España. Y lo hace a través de la vida, de las vidas, de la revista Ajoblanco. Una publicación que trataba temas impensables hasta entonces: ecología, sexo, las comunas hippies, el feminismo…; que se declaraba a favor de la cultura como motor de la sociedad y que quería tender un puente con la II República y con el espíritu libertario de esos años. Era un exponente del llamado nuevo periodismo: oler el aire, retratar lo nuevo, mostrar el mundo y sus conflictos, criticar, denunciar... 

La España de los años setenta fue un espacio entre dos aguas, donde lo viejo no quería morir y lo nuevo quería vivir en un espacio de libertad, inédito desde la Guerra Civil. Fueron años, sin duda, en los que ese vacío de poder generado por una dictadura ya en ruinas y un poder democrático aún por construir dio alas a un volcán de nuevas expresiones y desafíos hasta entonces desconocidos. 

Una revista que trataba temas impensables hasta entonces: ecología, sexo, las comunas hippies, el feminismo

Ajoblanco nació en la cabeza de uno de sus fundadores, el entonces estudiante de Derecho Pepe Ribas, en un viaje a París –siempre París-. Y tomó su nombre en un restaurante de Barcelona donde intentaba convencer a sus amigos para que se sumaran a la aventura de crear una revista nueva, a imagen y semejanza de las revistas contraculturales y underground europeas y norteamericanas. Su nombre, es fácil de deducir, es el plato que les sirvió la dueña del local: una sopa fría andaluza llamada ajoblanco. Su primera portada, sobre un fondo blanco, era una boca de mujer con los labios pintados mordiendo un diente de ajo. Toda una declaración de principios.

Pepe Ribas, Fernando Mir, Sisa, Luis Racionero, Nazario, Félix de Azúa, Montesol, Javier Valenzuela y Toni Puig son algunas de las voces que se unen para contar la historia de Ajoblanco en este documental y, con ella, algunos de los episodios más desconocidos de nuestra Transición que, como todo periodo histórico, tiene muchos claroscuros. Y es un mérito de este documental hablar de la historia de una revista y abrir, al mismo tiempo, la caja de Pandora.

¿Cuál es esa caja de Pandora que despierta Ajoblanco, crónica en rojo y negro? Lo que descubre es, ni más ni menos, cuáles eran las ilusiones de una generación de jóvenes que creía poder crear o vivir en un mundo diferente al cuartel militar creado por Franco, los militares, los falangistas, la Iglesia y todos sus aliados. Pero también las traiciones que sufrieron esos jóvenes. Y como muestra, tres fotografías, tres momentos en los que se detiene el documental: la celebración de las Jornadas Libertarias Internacionales en 1977, el oscuro atentado contra la sala de fiestas Scala de Barcelona, y los movimientos actuales contra los desahucios, la corrupción y el sistema. Ahí está el interés de este documental: explica la historia de una revista en un momento en que un sistema está muriendo y lo enlaza con el momento actual, donde lo nuevo quiere abrirse paso.

Es un mérito de este documental hablar de la historia de una revista y abrir, al mismo tiempo, la caja de Pandora

La Barcelona de esos años era una ciudad en ebullición. “La capital de la nueva España”, dice Ribas. Quizás por su alejamiento del poder central de la dictadura; quizás por su proximidad a la frontera francesa y por sus experiencias con el turismo de masas de los años 60 –aquellos jóvenes ricos y libres, esas chicas con biquini deambulando todos por las playas catalanas vigilados por curas y guardias civiles salidos del siglo XIX; o quizás por la temprana politización de muchas de sus élites y de sus jóvenes. La Barcelona de los años setenta era la ciudad en la que más eco y repercusión tuvieron los movimientos estudiantiles franceses, la chanson, la lucha por los derechos civiles, el pop, la contracultura y, en definitiva, las expresiones culturales y políticas de la juventud occidental. No está de más recordar que los Rolling Stones actuaron por primera vez en España en la plaza de toros Monumental de Barcelona en junio de 1976. Jóvenes cantando su “Simpatía por el Diablo” frente a Jagger y Richards, mientras la policía lanzaba botes de humo al interior de la plaza. Era el éxtasis de los presos.

Esa Barcelona encerrada en sí misma, como el resto de España, atemorizada y abandonada, explotó, a pesar de noches oscuras como la de la ejecución del joven militante del MIL Salvador Puig Antich. Y revistas como Ajoblanco, Star, El Víbora, El Papus, Sal Común o El Viejo Topo fueron expresiones de esa explosión, de ese volcán que quería que lo nuevo se abriera paso entre tanta miseria económica y cultural.

La primera de las fotografías, el primer momento histórico que muestra el documental de David Fernández de Castro es la de las  Jornadas Libertarias Internacionales que se celebraron durante tres días en el Parque Güell, el salón Diana y diversos ateneos populares de Barcelona. Tres dias “Pel retrovament de la vella acràcia” (tres días de reencuentro con la vieja acracia), rezaba el cartel. Tres días en los que, como recuerda el cantautor Jaume Sisa, los asistentes andaban desnudos por el parque, hacían el amor entre los árboles como “si fuera el paraíso de Adán y Eva. Entre nubes de marihuana que hacían que todos nos quisiéramos”. También discutían en asamblea los males del marxismo y la necesidad de reorganizar el movimiento anarquista para crear un  mundo mejor, mientras por el escenario pasaban gentes como José Zeca Afonso y su Grândola, Vila Morena, Luis Pastor, Sisa, Pau Riba, Chomsky, Ionesco, Berlanga y tantos otros. Ajoblanco, logicamente, estaba allí. Esa era su gente y ese era su espíritu. La revolución cultural.

Por el escenario pasaban gentes como José Zeca Afonso y su Grândola, Vila Morena, Luis Pastor, Sisa, Pau Riba, Chomsky, Ionesco, Berlanga y tantos otros

La segunda fotografía que describe el documental se detiene en un momento determinado y reflexiona: ¿Cómo acabó ese movimiento de jóvenes que reivindicaban el anarquismo, quizás de una forma un tanto ingenua, un tanto festiva, pero que asustó a muchos estamentos del poder? Ese momento fue el atentado que sufrió la sala de fiestas de Barcelona Scala en 1978 –en el que murieron cuatro trabajadores-  después de una manifestación de la CNT. Ese día se terminó la fiesta, recuerda Pepe Ribas en el documental. “Seguramente se trató de terrorismo de Estado, de unos infiltrados de la policía con los chicos que tiraron los cócteles molotov al interior de la sala. Un episodio oscuro que nunca llegó a esclarecerse y que supuso el fin de la recomposición del mundo libertario que proponían muchos jóvenes y revistas como Ajoblanco. El miedo del poder".

Con el atentado de la sala de fiestas Scala se descabezó ese puente que los jóvenes ácratas querían tender hacia la tradición anarquista anterior a la dictadura. “Se acabó la fiesta”, recuerda Jaume Sisa en el documental, “los comunistas y los cristianos nos dieron por culo”. Pero hubo otros aspectos que truncaron ese movimiento libertario nacido en la calle: la desconexión entre los exiliados anarquistas, los viejos militantes de la CNT en el interior y los jóvenes libertarios: “Los viejos anarquistas que había en Barcelona eran muy conservadores. No aceptaban la vida en pareja sin matrimonio. Y lo de la marihuana, ni hablar… ”, recuerda en el documental el periodista Javier Valenzuela. Y la droga. También la droga. La entrada de la heroína y la cocaína hicieron su trabajo con esa generación.

El documental es el puente entre esos años en los que Ajoblanco vendía más de cien mil de ejemplares y los actuales, los años de la corrupción

Los famosos seny y rauxa (el sentido común y el impulso irreflexivo, más o menos) de los que tanto hablaba Josep Pla se manifestaron de forma clara en Catalunya en esos finales de los setenta: el seny lo representaba la Nova cançó o el mítico PSUC (el partido comunista catalán, más italiano que español) con su lucha por las libertades, la amnistia, el Estatut y la democracia. A su lado, la rauxa de esos jóvenes que andaban desnudos por el parc Güell, las letras galácticas de Sisa, la provocación de Pau Riba,  los alaridos de la Banda Trapera del Río y de Oriol Tramvia, los paseos rambleros de Ocaña y Nazario, o las portadas y los contenidos de una revista como Ajoblanco.

La tercera fotografía que plantea el documental es el puente entre esos años -en los que Ajoblanco vendía más de cien mil ejemplares- y la actualidad, los años de la corrupción, de fin de ciclo, los años de los indignados y del 15-M. Por esa razón al final del documental aparece un cartel claro y conciso: “Je suis Charlie”. 

Ajoblanco. Una sopa fría andaluza hecha con pan blanco, aceite de oliva, ajo, vinagre y una picada de almendras. 

Ajoblanco. Una revista caliente con dos vidas: De 1974 a 1980, con mucho aceite y almendra. Y de 1987 a 1999, con mucho vinagre y ajo, luchando contra los vientos de los nuevos tiempos de Reagan, Thatcher y Gorbachov.  

Dos vidas en una. La vida y las experiencias de una generación que gritaba y sigue gritando “Despertad, jóvenes de la nueva era”. Porque, al fin y al cabo, la lucha, la ilusión, la ingenua ilusión de las gentes de Ajoblanco sigue siendo la misma: no tener miedo. Luchar contra el miedo. 

Ajoblanco, crónica en rojo y negro, de David Fernández de Castro, se proyecta en el festival DocumentaMadrid el sábado 2 y el lunes 4 de mayo. Y en el Centro de Cultura Contemporània de Barcelona (CCCB) el 29 de mayo.

¡Despertad, jóvenes de la nueva era! Con esta llamada a la acción desplegaba sus alas blancas la revista Ajoblanco en la Barcelona de 1974. Su manifiesto fundacional hacía una llamada a los jóvenes para “desplegar su inteligencia contra los mercenarios ignorantes” y “combatir la cultura de...

El artículo solo se encuentra publicado para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí

Autor >

Jordi Barrachina

Es periodista y director de la serie documental de TVE Ochéntame, premio Ondas Internacional 2014

Suscríbete a CTXT

Orgullosas
de llegar tarde
a las últimas noticias

Gracias a tu suscripción podemos ejercer un periodismo público y en libertad.
¿Quieres suscribirte a CTXT por solo 6 euros al mes? Pulsa aquí

Artículos relacionados >

Los comentarios solo están habilitados para las personas suscritas a CTXT. Puedes suscribirte aquí